Productos tóxicos

Los productos tóxicos son todos aquellos que producen efectos nocivos en tu organismo al entrar en contacto con ellos y, aunque no lo creas, seguramente en tu hogar cuentas con varios que pueden ocasionar desde lesiones leves hasta consecuencias graves, pues al intoxicarte podrías morir. Tómate unos instantes para conocer sobre ellos.

Los productos tóxicos en la vida cotidiana

Existen diferentes productos peligrosos que nos rodean, muchos de ellos los empleamos para realizar la limpieza de nuestro hogar, otros son utilizados como materiales de construcción de nuestra vivienda, pero en general representan agentes con poder para dañar la salud de todos aquellos que estén expuestos a su acción.

Es posible que emplees alguno de los productos tóxicos disponibles a nivel comercial sin percatarte de su toxicidad ni de las consecuencias que pueden tener sobre tu cuerpo, cuando no los manipulas con precaución; siendo ejemplo de ello algunos de los que señalamos a continuación:

  • Asbesto, utilizado en algunas construcciones por su resistencia al calor y a la corrosión; fortalecido a su vez con otros materiales pero cuyo uso ha sido reducido por tratarse de un producto tóxico que emana componentes que se almacenan en el cuerpo, ocasionando enfermedades respiratorias, cáncer, inflamación y más.
  • Benzoato de bencilo, empleado como insecticida común para erradicar piojos y sarna o aditivo incluido en la preparación de algunos alimentos de cuya acción se sospecha que se genera una neurotoxina.
  • Bisfenol A y S, material empleado para la fabricación de plásticos duros y transparente, usualmente conocido como policarbonato, usado para crear biberones y revestimientos para latas de metal pero según estudios se ha comprobado que ocasiona alteraciones endocrinas.
  • DEHP, un plastificante líquido empleado en fluidos hidráulicos y plásticos PVC que se filtra hasta los alimentos cuando entra en contacto con el agua que corre a través de ellos, ocasionando en este caso problemas a nivel de riñones, pulmones, órganos reproductores, hígado y hasta en la formación de los fetos.
  • Formaldehído, identificado también como metanol o compuestos orgánicos volátiles, un gas sumamente inflamable de mal olor e incoloro empleado en pesticidas, textiles, cosméticos, materiales de construcción y fabricación de productos para el hogar. Es considerado un producto tóxico que puede generar cáncer, problemas gastrointestinales, respiratorios, nerviosos, reproductivos, inmunológicos y cutáneos.
  • Plomo, producto tóxico que puede estar presente en tu hogar como parte de la pintura vieja de juguetes, en las tuberías, paredes o maquillajes; es un elemento que se acumula en el cuerpo y tras cierto tiempo ocasiona daño cerebral, alteraciones de comportamiento y más, especialmente sobre los niños.
  • Éteres de difenilo polibromados, un retardante de fuego utilizado en la fabricación de muebles de espuma, alfombras, plásticos, textiles, materiales de construcción y aparatos electrónicos. Este producto tóxico se acumula con el paso del tiempo en el cuerpo de las personas y ha sido asociado con la presencia de tumores, problemas de tiroides y retraso en el desarrollo de su cerebro.
  • Parabenos, utilizados como conservantes en la fabricación de productos cosméticos y algunas medicinas; son considerados disruptores endocrinos que se absorben a través de la piel con consecuencias drásticas sobre ella como la aparición de cáncer. Los encontrarás en productos como pasta de dientes, humectantes, geles, champús y algunos otros.
  • Ftalatos, empleado como componente suavizante en la fabricación de productos de belleza y plásticos pero es considerado un producto tóxico que puede ocasionar lesiones renales, hepáticas, promover asma, alergias y hasta cáncer.

La lista de productos tóxicos con los cuales convives durante tu rutina diaria es infinita, si bien esto no quiere decir que por haber estado en contacto alguna vez con ellos puedas padecer las enfermedades antes mencionadas, es preciso que tengas conocimiento de su existencia y evites en la medida de lo posible el contacto frecuente con este tipo de materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *