Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Veneno de coral con cocaína en la frontera de Brasil con Uruguay, ¿raro no?

26 noviembre, 2014
Cocaína con veneno de coral, la nueva droga en Brasil y Uruguay. elmundo.es, 26/11/14. El potente cóctel ya se ha cobrado la vida de una persona. Mezclar cocaína con veneno para ratas no es un fenómeno nuevo en Ecuador. Crear un combo de marihuana y cocaína es algo normal en algunas zonas de Argentina. Y añadir veneno de coral a la cocaína es la más reciente tendencia en la frontera de Brasil con Uruguay, de acuerdo a las denuncias que han llegado a la Junta Nacional de Drogas de este último país.
Veneno de coral con cocaína  en la frontera de Brasil con Uruguay, ¿raro no?
Faro en Barra de Chuy
(SerTox)
Así, las regiones de América del Sur buscan -a partir de ese gran negocio que es el narcotráfico- crear mayores adicciones y por ende se utilizan nuevos productos. El informativo ‘Subrayado’ de Canal 10 de Montevideo presentó la novedad surgida en la frontera seca entre Uruguay y Brasil, concretamente en los departamentos fronterizos de Artigas y Rivera.
En zonas de contexto socio económico crítico se ha llegado a constatar el consumo de cocaína mezclada con veneno de coral, adquirida en ciudades como Uruguayana (Brasil). La nueva droga que se consume en la región causa estragos, a tal punto que ya ha causado una muerte. La cocaína se altera con veneno de coral producido sintéticamente, de forma que el efecto producido en el consumidor sea aún mayor.
Cóctel mortal
En la ciudad de Bella Unión (Uruguay), limítrofe con Brasil, las autoridades sanitarias recibieron la noticia de que un joven había muerto por efecto del consumo de este cóctel. Un paro cardio-respiratorio produjo su muerte, y el suceso se repitió días después en otro joven de 25 años, a diferencia de que este último sobrevivió para contarlo. Tras la reanimación, el joven consumidor (adicto desde los nueve años de edad) contó que en la ciudad de Uruguayana le vendieron cocaína con veneno de coral, con el fin de tener "un pegue mayor".
La nueva droga es tan incipiente en la zona que no se tenían registros de la misma, según confirmaron las autoridades sanitarias de la región.