Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Un artículo sobre estramonio desde Salamanca

20 octubre, 2014
Plantas flipantes (II). Por Javier González Alonso. salamancartvaldia.es. 20/10/14. Esta semana vamos a acercarnos a una planta muy común en nuestra geografía, estando presente en cualquier zona templada del planeta, habitualmente en terrenos baldíos, escombreras, estercoleros o establos, junto a construcciones rurales y, muy frecuentemente, como contaminante de cultivos. Es, a día de hoy, visible en casi todos nuestros campos que han sido arados tras la recogida estival. Pertenece al género de las Solanáceas, como las patatas, los pimientos o los tomates, y ha sido utilizada por los seres humanos desde la antigüedad por sus propiedades alucinógenas y medicinales. Los nombres que recibe, dependiendo de la zona en la que nos encontremos, son muy numerosos: hediondo, hierba hedionda, higuera del infierno, higuera loca, mata del infierno, perines, manzana espinosa, berenjena del diablo, matatopos, flor de trompeta, trompetilla… Leer relacionado:  Informan sobre el chamico en España
Un artículo sobre estramonio desde Salamanca
Frutos, hojas y semillas de chamico
(Sertox)
Pertenece al género de las Solanáceas, como las patatas, los pimientos o los tomates, y ha sido utilizada por los seres humanos desde la antigüedad por sus propiedades alucinógenas y medicinales. Los nombres que recibe, dependiendo de la zona en la que nos encontremos, son muy numerosos: hediondo, hierba hedionda, higuera del infierno, higuera loca, mata del infierno, perines, manzana espinosa, berenjena del diablo, matatopos, flor de trompeta, trompetilla… 
Pero su nombre más conocido es el de Estramonio, Datura stramonium. Quedan claras, por esas denominaciones recibidas, varias cosas: su olor no es nada agradable (hedionda); se la asocia al submundo, al mundo oscuro (infierno o diablo); su fruto es bastante llamativa, asociándose a otros frutos comestibles (higuera, manzana o berenjena), y; que sus flores, blancas, tienen forma de trompeta o trompetilla. 
Siendo toda la planta altamente tóxica, pudiendo causar la muerte tanto de hombres como de animales, las principales fuentes de intoxicación son las hojas y las semillas. Si bien los animales suelen rechazarla directamente, debido a su olor y sabor desagradable, no son raros los casos de envenenamiento cuando las plantas son recolectadas junto a otros cultivos, o las semillas contaminan a los cereales o los alimentos procesados. Una toxicidad que, por la falta de pericia en su manejo, hace que el estramonio ostente el récord mundial de intoxicaciones por plantas venenosas, pues hasta la miel fabricada con su polen puede resultar tóxica. Los culpables hay que buscarlos en sus alcaloides: la hiosciamina, la hioscina, la escopolamina y la atropina, presentes en toda la planta pero con mayor concentración en hojas y semillas. Dichos alcaloides producen un efecto estimulante de la corteza cerebral, sedando el sistema nervioso central, y es utilizado medicinalmente en múltiples situaciones: contra la tos convulsiva, para anestesia local externa, contra el enfisema pulmonar, el reumatismo articular, el asma y es una de las fuentes de la industria farmacéutica más utilizada para la extracción de hiosciamina, un alcaloide para el tratamiento del dolor. Obligatorio era su consumo para los devotos del dios romano Baco, que se extasiaban utilizando la planta, siempre ha estado asociada a la brujería por las alucinaciones que produce.
 Los ungüentos que utilizaban las brujas para volar eran realizados con grasas animales y el estramonio, entre otras plantas alucinógenas, inyectados directamente en la vagina con palos de escoba huecos. Los inquisidores condenaban a la hoguera a quienes confesaban haber realizado vuelos, bailado con el diablo o participado en rituales u orgías. No sería de extrañar que fueran experiencias alucinatorias propiciadas por la planta, ya que no son escasas las referencias sobre sus propiedades afrodisiacas, enmascaradas bajo la romántica denominación de “filtros de amor”.