Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Un artículo sobre el incendio en el sitio de la planta Lubrizol, en Rouen, Francia

1 octubre, 2019
Fuego de Lubrizol en Rouen: por qué los primeros análisis de hollín son criticados y no son concluyentes. Por Fabien Leboucq. liberation.fr. 01/10/19. Los primeros análisis de hollín realizados por Ineris, que son muy difíciles de interpretar, no permitieron detectar con certeza las consecuencias del incendio en los estudios de hidrocarburos y metales. Se necesita más análisis.
Un artículo sobre el incendio en el sitio de la planta Lubrizol, en Rouen, Francia
Logo de Lubrizol

L'usine Lubrizol à Rouen, jeudi.

L’usine Lubrizol à Rouen, jeudi. Photo Philippe Lopez. AFP

En la noche del miércoles al jueves, se produjo un incendio en el sitio de la planta Lubrizol, en Rouen (Sena Marítimo). El humo que escapa del sitio de producción de aditivos petroleros ha ahogado, durante horas, la ciudad y sus alrededores: lluvias que provocan la caída de hollín negro , olor desagradable, malestar, náuseas …

Muy temprano, las autoridades querían tranquilizar a los habitantes de la región sobre el contenido de humo causado por el fuego. " Los primeros análisis no mostraron toxicidad aguda en las principales moléculas que seguimos, lo cual es bastante tranquilizador", anunció el prefecto Pierre-André Durand AFP el día después del incendio. Declaraciones apoyadas por el Ministro del Interior,  Christophe Castaner, sobre RTL  : "No tengo evidencia que sugiera que los humos en particular sean peligrosos, pero eso no significa que este no sea el caso". "

El viernes por la mañana, el prefecto repitió en una conferencia de prensa, diciendo que el hollín que se analizó "no presenta una preocupación general" . Promete una publicación detallada de los resultados en el día, pero será necesario esperar al día siguiente para acceder a estos documentos. Al final del día sábado, el discurso del nuevo funcionario frente a los periodistas (publicado en  Facebook por 76 Actu ). Esta vez, la prefectura comunica los resultados de los análisis del Instituto Nacional de Medio Ambiente y Riesgos Industriales (Ineris) a partir de mediciones de aire realizadas por Atmo Normandía, y hollín recogido por los bomberos (Sdis) y El Bureau Veritas.

Si no sale nada alarmante, estos análisis no son concluyentes y son criticados por varios científicos contactados por CheckNews.

Benceno en el aire de Lubrizol

El aire analizado fue tomado por seis botes cerca de la planta de Lubrizol o ubicados al noreste de la misma, dirección en la que los vientos empujaron el humo durante el incendio. Las muestras tuvieron lugar la mañana después del incendio (cuando todavía estaba funcionando), el jueves.

Los resultados  indican que la mayoría de las moléculas deseadas están por debajo del umbral de cuantificación para todos los botes, excepto el que se encuentra en el sitio de la planta de Lubrizol. Especialmente en relación con el benceno y el tolueno, que los científicos entrevistados por CheckNews consideran lógico, dado el incendio.

 

"Estos primeros resultados se relacionan con solo 6 muestras que fueron recibidas y analizadas en Ineris el 27 de septiembre. Tendrán que ponerse en perspectiva con las observaciones de campo y todos los resultados adquiridos y adquiridos en el área por los actores involucrados en el plan de monitoreo en curso ", atempera el Ineris en sus primeros elementos. la interpretación.  Entre estos actores: Atmo Normandía , que desde entonces ha instalado "medios de medición complementarios posicionándolos bajo el curso de los vientos. Paralelamente, se colocaron 6 colectores de lluvia atmosférica en municipios bajo el penacho " , según la prefectura.

"Aquí, nos enfrentamos a un tipo particular de viento que transporta las moléculas, sin diluirlas", explicó LCI Stéphane Duplantier, jefe del poste de Phenomenon Hazard en Ineris el sábado 28 de septiembre. Y para anunciar: "Cualquier forma de gas será diluida por la atmósfera y la columna de humo que haya pasado, ahora es para evaluar las consecuencias del hollín".

En resumen: se deben tomar medidas adicionales para monitorear la calidad del aire, pero las llevadas a cabo hasta ahora no parecen dar lugar a ninguna preocupación particular relacionada con el incendio, excepto en el sitio de la planta misma. .

Superficie de metal

Los análisis de  hollín, también publicados el sábado por la noche, están sujetos a más críticas. Fueron tomadas el jueves por la tarde, pocas horas después del comienzo del incendio, por un lado por los bomberos (Sdis) y por otro lado por Bureau Veritas, con toallitas, frotadas en superficies de 100 cm².

La Dirección Regional de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda (Dreal) le pidió a Ineris que busque tres familias principales de elementos, dice el instituto de CheckNews: HAP (hidrocarburo aromático policíclico), metales y dioxinas. Los primeros resultados publicados en el sitio de la prefectura se refieren solo a los HAP y los metales (los correspondientes a la dioxina aún no están disponibles en el momento de la redacción). Se expresan en microgramos por metro cuadrado (μg / m²) en las siguientes tablas.

Aquí es donde comienzan los problemas. Primero, Ineris reconoce que una cantidad de toallitas se han frotado (por Sdis y Bureau Veritas) sobre superficies metálicas. Problemática, cuando son precisamente los rastros de ciertos metales los que se buscan en el hollín.

El testigo estaba demasiado cerca.

En tales análisis, es habitual tomar lo que se llama un "blanco" , llamado un poco incorrecto en las siguientes tablas de análisis de hollín "control wipe (no expuesto)" .

Un poco mal porque normalmente, se llama muestra de "control" para designar una muestra que está bien tomada, pero en un entorno no expuesto. En el caso que nos concierne, debe ser una toallita frotada sobre una superficie en un lugar donde el hollín de los humos de Lubrizol no cayó. Estas muestras de control no se mencionan claramente en las tablas, pero son LB7 (para Bureau Veritas) y LS5 (para Sdis).

Sorprendentemente, y como muestra el mapa al final del documento de Ineris, Bureau Veritas decidió tomar su muestra (LB7 a continuación) en el ayuntamiento de Petit-Quevilly. A solo un kilómetro del fuego. Argumentando que este es un punto al suroeste de la planta y, por lo tanto, "lo opuesto a la dirección del viento" . " Hubiéramos preferido que el testigo se críe más", criticamos a Ineris.

Bombero lateral, el testigo tampoco está libre de reproches. Aunque se recolectó lejos del área afectada, en la escuela Paul-Langevin en Saint-Etenne-du-Rouvray (LS5 arriba), muestra niveles tan altos de plomo y zinc (más de 100 veces el nivel tomado del blanco), lo que Ineris simplemente estima es la necesidad de rehacer el análisis: "Muestreo para verificar", escriben los científicos.

Hidrocarburos en el Palais des Sports

Veamos ahora los resultados en sí mismos del análisis de estos hollín. Que dicen ? "No mucho", responde al unísono a tres científicos con los que contactamos. Uno de ellos se queja, en particular, de la ausencia, a fin de estimar concretamente el efecto del fuego, de las muestras previas al fuego. "Siempre es un problema en este tipo de situación, no hay muestras anteriores, por lo que no podemos hacer un estudio antes y después" , admite Ineris.

Todavía hay algunos aspectos destacados. Aunque es difícil imputarlos con certeza al fuego. Por ejemplo, los análisis de hidrocarburos en las toallitas Veritas indican una mayor presencia en todo el territorio que en las muestras blancas de tres HAP: fenantreno, pireno y fluoranteno. Esto puede estar relacionado con el fuego, pero también con las emisiones de combustible, según nuestros diversos interlocutores científicos.

Por otro lado, una muestra tomada en el Palais des Sports en Rouen (LB9 en la tabla a continuación), ubicada al noreste de la planta (más cerca de la dirección en la que el fuego transportaba el humo), contiene niveles aproximadamente el doble de alto, en comparación con la muestra de control de estos tres hidrocarburos 

(LB7).

¿Qué es alarmante? No realmente, para Ineris, que estima que un resultado es significativo cuando el valor en una muestra es 10 veces mayor que el encontrado en las muestras blancas (en el caso del Palais des Sports para estos 3 HAP, estamos en un índice que varía de dos a cuatro con respecto al blanco).

Cuidado con el plomo

Además, Ineris tiene dificultades para imputar con certeza estos resultados de HAP elevados en LB9 al fuego. Dado que al mismo tiempo, en el mismo lugar, en esta misma muestra LB9, las cantidades de metales son más bajas que en la muestra de control. El razonamiento es el siguiente: si fue el humo del incendio el que trajo tantos hidrocarburos en LB9, también debería haber arrastrado algunos metales (que no están allí, según el análisis) .

Especialmente porque todas las otras muestras ubicadas más cerca de la fábrica y en la dirección del viento (LB8, LB10 y LB11) alrededor del Palais des Sports (LB9) indican por su parte … una alta presencia de un número metales, incluido el plomo (así como cromo, cobre, manganeso, níquel y fósforo). Si bien es precisamente en el Palais des Sports donde menos nos encontramos.

De estos resultados, que son difíciles de interpretar, hay una certeza: en el gran puerto de Rouen (LB8), Ineris observa la presencia de 2000 μg / m² de plomo. Y en LB10 y LB11, los preescolares Albert-Camus y Louis-Pasteur, la cifra sigue siendo extremadamente alta: más de 1000 μg / m². Este es, por ejemplo, el umbral desde el cual un cliente puede rechazar la recepción de una obra de construcción y pedir a los intervinientes que "realicen una limpieza exhaustiva", según un decreto de 2008 cuyo Ineris recuerda la existencia en su conclusiones. Más allá de 70 μg / m² de plomo en una vivienda, el Consejo Superior de Salud Pública recomienda por su parte un examen de detección de envenenamiento por plomo en los niños.

Esto llevó al prefecto a declarar en una conferencia de prensa: "Estamos volviendo a las calificaciones habituales por un hollín. Con un tema particular en ciertos lugares que es el del plomo. Al especificarse que esta puede ser una fuente histórica, es decir que no está relacionada con el incendio, ya que la empresa no utiliza y no tenía dispositivos de plomo. mientras que en las zonas urbanas, sabemos que puede haber rastros de plomo ". Y Pierre-André Durand para deslizar un poco más rápido esta explicación: estos puntos donde el plomo está muy presente están " ubicados en ejes o cerca de carreteras transitadas ». Pero muchos científicos dicen al unísono CheckNews que el transporte actual no emite tanto plomo como antes. En otras palabras, la presencia de metal se debe al tráfico por carretera muy antiguo u otras fuentes.

En resumen:  el resultado del análisis de hollín en sí mismo, ya que no deja nada visible debajo de la nube, incluso más cerca de la planta, en comparación con las muestras de control, no permite Sea concluyente sobre el contenido exacto de hollín del incendio de la fábrica de Lubrizol. Es por eso que los análisis aún están en progreso. El martes por la mañana, el prefecto anunció que los nuevos resultados del análisis de hollín se publicarían "mañana o después de mañana".

Con respecto a la tercera área de preocupación, el asbesto (presente en el techo de la planta), aún no se ha publicado ningún análisis. Durante su conferencia de prensa, el prefecto dijo: "Se confirma la presencia de asbesto en el techo del edificio. Es un tema identificado y seguido, tanto para la protección de los bomberos como para los residentes inmediatos. Se inició un programa para medir las fibras en el aire en un radio que queríamos muy ancho, casi 300 metros alrededor del sitio ".


Traducción: Ana Digón

______________________________________________________________________________________________________________________________

Leer también: El incendio de una fábrica de productos químicos genera pánico en la población de Rouen. Por Carlos Schmerkin. eldestapeweb.com. 01/10/19. El gobierno de Macron se encuentra entrampado por sus contradicciones en la gestión del siniestro.


La noticia fue ninguneada por los medios al coincidir con la muerte del expresidente Jacques Chirac el jueves 26 de septiembre. A medida que los homenajes fueron menguando en los canales, la catástrofe ambiental fue cobrando amplitud gracias a la intervención de diputados de la oposición que exigen una comisión de investigación parlamentaria.


El incendio estalló el jueves 26 alrededor de las 2:40. Los habitantes escucharon varias explosiones durante la madrugada mientras más de 200 bomberos intervenían para extinguir el incendio en las instalaciones de Lubrizol que fabrica aditivos para lubricantes, aceites, carburantes y pinturas. La fábrica instalada en la ciudad de Rouen (400 000 habitantes), que funciona desde el año 1954, cuenta con 400 empleados. La empresa pertenece a un holding llamado Berkshire Hathaway, dirigido por el magnate americano Warren Buffett (tercer hombre más rico del planeta según la revista Forbes, con una fortuna estimada a 82 000 millones de dólares).  Además, está clasificada Séveso "umbral alto"y se encuentra localizada en el interior de la ciudad, rodeada de viviendas, a 3 km del centro y de la catedral del pueblo.


El ministro del Interior, Christophe Castaner acudió inmediatamente después de declararse el incendio y aseguró que "tomará varios días extinguirlo completamente". Sus declaraciones contradictorias inquietaron aun más a la población : "Como en cualquier fuego que se precie, el humo contiene un determinado número de sustancias peligrosas pero según los análisis realizados esta mañana, no presentan peligrosidad manifiesta aunque se inhale". Y los medios de comunicación ahondan todavía más: "No hay que dejarse llevar por el pánico", "el incendio está controlado", "los resultados de los análisis del humo son tranquilizadores" pero, a continuación, recomiendan a la población usar mascarillas y guantes de protección.


En enero de 2013, esta misma fábrica había sido la fuente de una fuga de gas maloliente que había causado una nube nauseabunda que se había extendido a Ile-de-France e Inglaterra, molestando a millones de personas. En 2014, Lubrizol Francia fue multada con 4.000 euros. En 2017, fue objeto de un aviso formal debido a "17 fallas". Luego se realizó una "actualización", según el prefecto de Normandía, Pierre-André Durand. Hay en Francia, según el censo de 2015, 1.171 sitios industriales de riesgo. Se llaman "Seveso", y llevan el nombre de una directiva europea basada en la dispersión de una nube de dioxinas en 1976 en este municipio italiano. Objetivo: proporcionar a los países europeos una política común para la prevención de los principales riesgos industriales.


Después del incendio se formó una gran columna de humo negro de 22 kilómetros de largo y 6 kilómetros de ancho, vinculada a la presencia de "hidrocarburos". El olor a contaminación se  observó en las regiones del Norte y Picardía, según confirmaron las prefecturas de la Somme y del Aisne en un comunicado. Placas de petróleo hicieron su aparición el viernes 27 en el Sena en la misma Rouen. Por su parte, la ministra de Salud, Agnès Buzyn, en Rouen dijo: "La ciudad está claramente contaminada" por el hollín. "Si vemos placas de alquitrán en las playas, les pediremos a los niños que no las toquen (…) Bueno, es lo mismo que les pedimos a los residentes hoy, es decir para limpiar este hollín, visualmente muy identificable, hay que tomar la precaución de utilizar guantes", agregó la ministra que habló junto a la ministra de la Transición Ambiental, Élisabeth Borne.


Por el momento, la prefectura no ha proporcionado ninguna información concreta sobre el riesgo para la salud y, en espera de los análisis, se limita a las medidas de precaución. El lunes 30 el Primer Ministro, Edouard Philippe quien se desplazó a Rouen, prometió total transparencia en la información sobre el resultado de los análisis en curso. Pero la preocupación se siente entre la población. Muchas personas se han quejado por el olor persistente, que a veces provoca vómitos. Algunos se quejaron de irritación en la garganta. "Te producen mareos y te dan ganas de vomitar. Pude ver a varias personas con máscaras en la calle", dijo el fotógrafo Lou Benoist. El edificio de France 3 en Rouen fue evacuado el viernes por la mañana porque los empleados fueron "víctimas de náuseas y vómitos", dijo el periodista Laurent Marvyle en la antena de France 3 Caen.


Según una declaración del sindicato de la Policía Alternativa CFDT, "varios oficiales de policía asignados a la brigada nocturna y a la compañía de intervención departamental de Rouen, los primeros en responder en el incendio, están actualmente de baja por enfermedad debido a náuseas, vómitos y vértigo". Incluso, "dos de ellos están actualmente en tratamiento hasta el 8 de octubre", dijo el sindicato en este comunicado publicado el lunes. 


Frente a la creciente inquietud sobre las consecuencias de este incendio, el Ministerio de la Agricultura prohibió la comercialización de la leche y varios productos agrícolas. Cinco departamentos y cerca de 2.000 granjas se ven afectados por restricciones en la venta de productos alimenticios (cereales, frutas y verduras como producciones animales como huevos, leche, miel, pescado de cultivo, etc.). Hay "al menos 1.800 agricultores", según el ministro Didier Guillaume, cuya producción no se puede vender si se cosechó después del 26 de septiembre, el día del incendio, porque es probable que haya estado expuesto a la contaminación. . El ministro anunció que serán indemnizados por la perdida de explotación.


Denuncias

El diputado de la Francia Insumisa, Eric Coquerel dejó en evidencia las declaraciones contradictorias del gobierno y la disminución de los controles de los sitios como Lubrizol que en 15 años se redujeron a la mitad. Olivier Faure, secretario general del Partido Socialista expresó en un tuit: "Se debe publicar rápidamente un decreto que declare el estado del desastre industrial para que las víctimas puedan hacer valer sus derechos con el seguro". Y agregó: "Lubrizol es el mayor accidente industrial en Francia desde AZF" (en el 2001 en Toulouse).


La gestión del drama que vive nuestra metrópoli de Rouen es escandalosa y humillante", tuiteó David Cormand, secretario nacional de EELV(partido ecologista). "¿Cuál es la lista de productos que se quemaron?", preguntó Delphine Batho, presidenta de Génération Ecologie y ex ministra de la Ecología, refiriéndose a "una falta grave del estado".


El Partido Comunista y la CGT también se expresaron de manera muy critica sobre la gestión del siniestro por parte del gobierno. Todos estos partidos reclaman una Comisión de Investigación Parlamentaria y llamaron a una manifestación este martes 1° de octubre frente al tribunal de Rouen a las 18 hs.


Según Thomas Le Roux, historiador e investigador del CNRS, “la regulación de los riesgos y la contaminación no protege lo suficiente a las personas, ya que protege a la industria y sus productos, cuya utilidad social e influencia en la salud no se cuestionan suficientemente. Las salvaguardas actuales (dispositivos técnicos, supervisión administrativa, reparación y deslocalización) tienen por objeto hacer que la contaminación y los riesgos sean aceptables; confirman una dinámica histórica y trágica de la cual el accidente de la empresa Lubrizol es solo el árbol que esconde el denso bosque de contaminaciones cada vez más crónicas, masivas e insidiosas.”


Ultimo momento:

Este martes a la mañana, la planta Borealis, que produce fertilizantes, tuvo que cerrar debido a una pérdida de energía. Según Christine Poupin, representante de la CGT en la empresa, hubo un incendio. "El transformador T1, el de la fuente de alimentación general del sitio, sufrió un corte de electricidad franco. Hubo un incendio y el departamento de bomberos intervino necesariamente ", explicó. "Las instalaciones son vetustas”. Ya ha habido varias alertas. Actualmente, nada funciona en la planta ", agregó. La fabrica se encuentra a escasos 4 km de Lubrizol, en las afueras de Rouen.