Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

UE: Para prevenir juguetes tóxicos y con otros peligros

30 enero, 2008
Bruselas propone normas de seguridad más estrictas para reducir accidentes de menores con juguetes en la UE. Periodistadigital.25/01/08.La Comisión Europea propuso hoy normas más estrictas destinadas a mejorar el diseño y la producción de juguetes seguros comercializados en la Unión Europea, entre ellas, la prohibición de fabricar juguetes que contengan sustancias químicas cancerígenas y la limitación de los niveles permitidos de plomo o mercurio en los juguetes. Asimismo, se exigirá a fabricantes y distribuidores una mayor responsabilidad en los controles de calidad y que los Estados miembros refuercen los controles en su territorio y en las fronteras externas de la UE. Sigue…
UE: Para prevenir juguetes tóxicos y con otros peligros
El vicepresidente de la Comisión y comisario de Industria, Gunter Verheugen, aseguró hoy que a pesar de que los juguetes que representan un peligro para la seguridad de los menores y la salud "ya están prohibidos en la UE" por la actual directiva comunitaria que data de 1988, hay que reforzar las normas porque, a su juicio, las actuales "no se corresponden con las pruebas científicas actuales ni con la evolución del mercado de juguetes". "En los últimos 20 años, una multiplicidad de nuevos tipos de juguetes con innovaciones técnicas han aparecido en el mercado que no están cubiertas por la actual directiva", recordó.

Asimismo, defendió reforzar los controles aduaneros en los Estados miembros y en las fronteras exteriores de la Unión Europea tras recordar que fueron los "propios fabricantes" los que pidieron retirar del mercado "juguetes peligrosos" fabricados en China por la firma estadounidense Mattel el pasado verano, y "no fueron identificados por las autoridades supervisoras de los Estados miembros".

Ello demuestra que los actuales "estándares de los controles no son suficientes", si bien subrayó que la nuevas medidas propuestas no constituyen "una respuesta directa" a la retirada masiva de juguetes del mercado que, sin embargo, "puso de relieve la necesidad de revisar la actual normativa" porque los europeos "empezaron a preguntarse si los juguetes en Europa son los suficientemente seguros", reconoció.
Por ello, explicó, la nueva propuesta de directiva "no sólo aborda nuevos requisitos para la seguridad de los juguetes, sino que también implica controles de mercado en los Estados miembros y en las fronteras" de la UE. También, añadió, las nuevas normas aumentarán la responsabilidad de los fabricantes e importadores de comercializar productos seguros.

SUSTANCIAS QUIMICAS Y COMPONENTES DE JUGUETES La nueva normativa prohibirá el uso de sustancias químicas susceptibles de provocar cáncer y enfermedades relacionadas en el diseño o fabricación del juguete, las denominadas sustancias CMR (cancerígenas, genéticamente mutantes o sustancias tóxicas para la reproducción). "Estas sustancias no se podrán utilizar a menos que se pueda comprobar su inocuidad científicamente sin ninguna duda", explicó el comisario.

Asimismo, exige reducir los niveles permitidos para el resto de sustancias químicas, tales como el mercurio o plomo. "El valor límite es tan reducido que no pueden plantear ningún tipo de duda respeto a la seguridad del juguete", aseguró, al tiempo que precisó que la nueva directiva Reach –que regula las sustancias químicas permitidas en la UE– se aplicará a los juguetes. También se prohíbe el uso de fragancias en juguetes que puedan producir alergias, añadió.

Reconoció que para la industria "será difícil en algunos casos adaptar sus procesos de producción para eliminar determinadas sustancias que han estado utilizando hasta el momento, pero van a contar con suficiente tiempo para adaptarse", aseguró.

JUGUETES Y ALIMENTOS Bruselas propone prohibir también aquellos juguetes adheridos a un producto alimentario en el momento en que es consumido o que requieran consumirlo previamente antes de poder acceder al juguete. "Cualquier juguete vinculado a un dulce u otro producto alimentario será prohibido por el riesgo de que los menores se lo traguen", subrayó el comisario de Industria.

La norma "sólo prohíbe los juguetes cuando el niño tenga que consumir el chocolate o dulce para acceder al juguete". En el caso de los huevos sorpresa, como los Kinder, "no es lo que sucede porque uno puede abrir el juguete sin tener que comerse el chocolate. Por eso en ese caso no se aplicará la prohibición", precisó.

"Cualquier juguete dentro de un producto alimentario debe estar embalado de tal manera que no pueda ser tragado. La industria deberá etiquetar el producto de forma muy clara para que sea visible para los consumidores", agregó.
Por su parte, "aquellos juguetes no sujetos a una norma vinculante en la actualidad en la UE, por ejemplo, los juguetes que contienen imanes, deberán presentar una instancia de certificación independiente antes de que puedan comercializarse". Dado que es imposible "pedir una certificación por parte de una entidad independiente para los miles y miles de juguetes que se comercializan, esa certificación se exige sólo en el caso de los juguetes complejos o cuando se trate de juguetes para los que no exista normativa de seguridad europea", matizó. Asimismo, la nueva directiva deja "muy claro" que "las piezas pequeñas de los juguetes no se podrán separar del juguete", mientras que los juguetes pequeños "deben ser lo suficientemente grandes para que un niño no se los pueda tragar".

FABRICANTES E INFORMACION La nueva legislación obligará a los fabricantes a incorporar en todos los juguetes comercializados en la UE informaciones técnicas completas para que las autoridades competentes de los Estados miembros, encargadas de controlar la seguridad de los juguetes, puedan comprobar la seguridad del diseño y fabricación. "Los fabricantes son los responsables de que en toda la cadena de producción y distribución se respeten las normas de seguridad". Por su parte, los importadores "deberán examinar por su propia cuenta y bajo su propia responsabilidad que los fabricantes de estos juguetes han cumplido con todos los protocolos de seguridad", aseguró el comisario. "Los datos del importador deben ir indicados en el embalaje para que así los consumidores puedan ponerse directamente en contacto con el importador", agregó.

CONTROLES Y MARCA CE Las nuevas normas detallan a los Estados miembros "cómo hay que realizar la supervisión del mercado" y "en qué casos deberán proceder a un intercambio de información inmediata con los resultados de exámenes y una descripción técnica del producto" entre ellos, además de "cómo se llevan a cabo las inspecciones". En definitiva, "qué tienen que hacer los Estados miembros para aplicar controles de juguete en las fronteras más severos y frecuentes", explicó. En el caso en que fabricantes e importadores no ofrezcan productos seguros, la Comisión exigirá a los Estados miembros aplicarles multas y sanciones, "incluidas penales en caso de infracciones graves" e invitó a los Estados miembros a ser "muy estrictos" en este ámbito.

Verheugen adelantó además que en el primer semestre de 2008 presentará una nueva propuesta para "reorganizar el sistema del etiquetado de productos" por el "incremento exponencial de las falsificaciones de juguetes y, en muchos casos también de productos que se están comercializando con la marca CE de forma abusiva". "El fabricante da a entender así que cumple con los requisitos", explicó.

El comisario de Industria instó a los Veintisiete y al Parlamento Europeo a abordar "lo antes posible" las nuevas normas que propone, de manera que entren en vigor en la Unión Europea a principios de 2009 una vez que den su visto bueno a las mismas.