Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Solución al Sindrome de Lyell

1 marzo, 2005

A los autores:
Piola JC , Prada DB, Evangelista M, Carignani M.
Servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños (Sertox), Rosario , Argentina
Les quiero agradecer la extensa información acerca del Síndrome de Lyell asociándolo al Ácido Valproico. Antes que nada déjenme presentarme mi nombre es Yadira Alejandra Ramírez Álvarez QFB de profesión. Tuve la inquietud de buscar artículos como este porque tengo a mi prima de 6 años intoxicada con el Ácido Valproico y presentó hace poco escarlatina, fiebres de 38-39.5°C, anormalidades en los valores normales de la sangre como alta en linfocitos (exageradamente), baja en neutrofilos, alta en eosinofilos, alta en bilirrubinas por lo que han pensado que pudiese ser una hepatitis, hepatomegalia, esplenomegalia, también presenta crecimiento de ganglios, se encuentra internada, hoy cumple 4 días y ha estado muy hinchada por lo que tuvieron que ponerle una sonda para poder desechar líquidos ya que orina muy poco, tiene dolor de articulaciones, su frecuencia cardiaca se mantiene en 118-128, creen que no hay problemas con su corazón, lo cierto es que ya le afecto al bazo, el hígado y riñones. Sinceramente deseo saber como o cuales son las alternativas para que la niña salga adelante, solo tiene 6 años y aquí en México esperan a que los resultados de cultivos microbiológicos y demás estén listos, los departamentos de neurología, gastroenterología, cancerología e insectología tienen que dar resultados a cerca de lo que tiene, solo puedo decir que hoy dicen. Por otro lado, quisiera que me dieran una respuesta para tener mas armas para mi prima que no merece seguir sufriendo.

Comprendemos su angustia y ansiedad porque los cuadros como el que describe para su prima son dramáticos. La mayoría de las veces no pueden ser explicados fisiopatogénicamente por eso se llaman idiosincráticos, aunque se pueda suponer que el ácido valproico lo haya desencadenado. Por este mismo motivo no hay tratamientos efectivos excepto todo el tratamiento de apoyo que requieren estos pacientes. Por la complejidad y gravedad del cuadro sería poco serio de nuestra parte opinar a la distancia. La única consideración que le podemos hacer es que estas reacciones son como un incendio y que hay que evitar tratar de apagarlos con nafta. Esto quiere decir, que ante la gravedad del cuadro muchas veces se incorporan medicamentos como corticoides, antihistáminicos, antitérmicos, etc. cuya eficacia es dudosa y que en algunos casos agravan visiblemente el cuadro clínico. Nuestro motivo al publicar el trabajo a que Ud. hace referencia era una especie de reconocimiento a la vida absurdamente perdida de una joven de 19 años y alertar a otras personas sobre esta grave patología. Esperamos que su primita supere esta situación y le agradeceríamos que nos tuviese al tanto de su evolución. Quedamos a vuestras gratas órdenes.