Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Sobre el desastre sanitario provocado por el uso de clordecona en las Antillas

27 noviembre, 2019
El estado, «primer responsable» del escándalo del clordecone en las Antillas, según la comisión de investigación parlamentaria. Por Stéphane Mandard. lemonde.fr. 25/11/19.  « Le Monde » Revela las conclusiones de la comisión de encuesta parlamentaria sobre el desastre sanitario » provocado por el uso de este pesticida ultratóxico.Leer también la pregunta 659: contaminación ambiental extensa con organoclorado en las Antillas
Sobre el desastre sanitario provocado por el uso de clordecona en las Antillas
Bananas verdes … y amargas para muchos centroamericanos
(Sertox)
Une plantation de bananes en Guadeloupe.

Una plantación de plátanos en Guadalupe. HELENE VALENZUELA / AFP

«El estado es el premier responsable» del escándalo del chlordécone en las Antillas. Tal es la conclusión de la comisión de encuesta parlamentaria puesta en marcha para poner luz sobre este «desastre sanitario y ambiental» que golpea Guadalupe y Martinica. Después de seis mes de auditorías y más de 150 personalidades interrogadas, el informe, al cual Le Monde ha tenido acceso, debe ser aceptado el martes 26 de noviembre en la Asamblea Nacional, antes de ser hecho público el 2 de diciembre.
Pesticida ultratóxico y ultrapersistente, el chlordécone ha sido utilizado masivamente durante más de veinte años en las plantaciones de plátanos con el fin de luchar contra el charançon. Prohibido en Estados Unidos desde 1975, clasificado cancerígeno posible por la Organización Mundial de la Salud en 1979, Francia ha esperado hasta 1990 para decidir de su prohibición y hasta 1993 para hacerlo en las Antillas después de tres años de derogaciones. Y  no es que sino hasta 2008 que el primer «plan chlordécone » ha sido activado para intentar reducir la exposición de la población al insecticida.
Una década más tarde, los suelos, los ríos y toda la cadena alimentaria están contaminados. De manera que la casi-totalidad de los Antillanos (95 % de los pobladores de Guadalupe  y 92 % de los pobladores de la Martinica, según Salud Pública Francia) están contaminados. La exposición al chlordécone, igualmente reconocido como un perturbador endócrino, aumenta los riesgos de prematurez, de disturbios del desarrollo cognitivo y motor o aún de cánceres de la próstata:con 227 nuevos casos para 100 000 hombres cada año, Martinica es la región del mundo más afectada.
«El estado ha hecho padecer riesgos desconsiderados visto los conocimientos científicos de la época, a las poblaciones y a los territorios de Guadalupe y de Martinica», puntea el informe, que subraya que «el mantenimiento de la producción bananera  a menudo ha primado sobre la salvaguarda de la salud pública y del medio ambiente». Según los elementos reunidos por la comisión investigadora, el Estado conocía la peligrosidad de la molécula y su índole de persistente en el medio ambiente… desde 1969.