Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

Siguen vendiendo calzado con dimetilfumarato en España, como dijimos hace un año…

17 marzo, 2011
El calzado tóxico sigue en el mercado. abc.es. 16/03/11.  Más de dos años después de la primera alerta sobre la presencia en el mercado de calzado contaminado con dimetilfumarato, las autoridades de Consumo siguen constatando la venta de productos impregnados de esta sustancia tóxica en España, según informa Facua en un comunicado. La red de alerta de productos no alimentarios inseguros, que coordina el Instituto Nacional del Consumo (INC), cuenta ya con 312 notificaciones de calzado tóxico para bebés, niños y adultos de 121 marcas. Sigue…
Ver artículo relacionado de abril/2010: Siguen vendiendo calzado con dimetilfumarato en España y de diciembre/2008: Dimetilfumarato, recién llegado a la cumbre de químicos problemas
Siguen vendiendo calzado con dimetilfumarato en España, como dijimos hace un año...
Bolsita con DMF
La primera se produjo a finales de diciembre de 2008. La más reciente está fechada el pasado 18 de febrero y la Junta de Andalucía anunció este martes 15 de marzo que ha solicitado la inclusión de otro modelo.

La asociación recuerda a los consumidores que el dimetilfumarato es una sustancia que puede causar irritaciones graves en la piel (picor, enrojecimiento, erupciones, quemaduras y eczema) además de lesiones oculares y, en algunos casos, articulares. Asimismo, combinada con determinadas patologías, es susceptible de provocar trastornos respiratorios agudos o crónicos.

Facua considera «escasas» las acciones informativas para alertar a los consumidores sobre esta sustancia tóxica desarrolladas por el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social y las autoridades de Consumo de las comunidades autónomas.
Devolución e indemnización

Los consumidores que hayan adquirido alguno de los modelos contaminados tienen derecho a devolverlo en el establecimiento donde lo adquirieron. Además, según la asociación, los compradores que hayan sufrido daños por el uso de este calzado tóxico pueden reclamar indemnizaciones a las marcas.

Facua pide a los usuarios que localicen uno de estos artículos que lo pongan en conocimiento de la asociación, indicando el nombre y dirección del establecimiento, a través de la página web tudenuncia.facua.org.

De momento, las marcas que tienen o han tenido modelos incluidos en la red de alerta por la presencia de dimetilfumarato se elevan a 121:

Aiwa, Amelia Zaragoza, Angal, Angli, Aqa Due, Arian, Aurea Alves, Bache, Berry, Balleri, Bellucci, Benavente, Benini Shoes, Best Shoes, Bi 4, Bosky, Bubble Bobble, Calzados Dossan, Camelia, Carolina Boix, Centro Gradi, CGCG, Chica 10, Clara García, Clowse, Coolway, Cristina, Dabao, Dix Fashion, Domenico Pedone, Drastik, DRM Shoes, Dulce Café, Dulce Rubio, Elin Baby, Enzo Tesoti, ESS, Everyday, Farasion, Festa, Flamenca, Garlen, Gioseppo, Golden Mouse, H. Valentina, Hoyvoy, Jack and Lilly, Jed Shoes, Jiaozu, Jierda, Jimei, Joyca, Just Woman (JW), Kaxilu, Kiargo, Kid Club, Lalikaer, Latinas, Laura Mannini, Leao, Leire, Leirong, Leox, Liao, Liberitae, Loiss, Lola Rico, Love Red, Luciano Barachini, Lucky, Lunedi, Mango, Mararia, Marco Giovanni, Maria Mare, Marypaz, Memolas, Metaline, Mimao, Moda Light, Moda, Mustang, Nijo Footwear, Nio Nio, Ole con Ole, Orilla Footwear, Pasite, Paula Ibáñez, Payma, Pilar Monet, Poloni, Roberto Botella, Rosa Cano, Rossa Bianca, Rossa, Sasami, Señorita, Silk Woman, Sol Reciente, Some Time, Sprandl, SPWSH, Tanis Herrero, Tatto, TCK, Tina, Tino González, Tintori, To be, Tokitos, Too Much, Vandale, Vanelli, Virage, WSK, XTI Microgarde, Ying Long, Amelia Zaragoza, Z.R.C., 1TO 3, 2Prett y 22 Hrs.

Las empresas responsables de las marcas Amelia Zaragoza, Benavente, Coolway, Drastik, Dulce Rubio, Gioseppo, Latinas, Liberitae, Maria Mare, Moda Light, Poloni, Tokitos y WSK se dirigieron a Facua para informarle de que ya retiraron sus artículos sospechosos de contaminación.

Por su parte, la marca ToBe ha asegurado a Facua que los productos de los que el Instituto Nacional del Consumo ordenó prohibir la importación nunca entraron en el mercado.