Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Santa Fé: intoxicación ocupacional letal con fosfina en un trabajador de María Juana

9 octubre, 2015
Insólita muerte de un operario en la localidad de María Juana. diariolaopinion.com.ar. 09/10/15. Un trabajador fumigó una celda de almacenaje de granos con pastillas de fosfuro de aluminio, para evitar la proliferación de gorgojos y roedores, pero el gas le alcanzó el rostro y tras 23 días de agonía, falleció.Esta extraña historia ocurrió el sábado 5 de septiembre cuando Roberto Poli y un compañero de trabajo fumigaban una celda de almacenaje de granos con pastillas de fosfuro de aluminio, para evitar la proliferación de gorgojos y roedores. Leer también; CISA busca combatir la práctica ilegal del uso de fosfina en el transporte terrestre en Santa Fe
Santa Fé: intoxicación ocupacional letal con fosfina en un trabajador de María Juana
Fosfina
(Sertox)
ROBERTO POLILa apertura de uno de los envases produjo una intensa emanación de gases y el flujo fue directo a su rostro y contaminó sus ojos y sus vías respiratorias. Esto le trajo síntomas de ahogo, por lo que se retiró a su domicilio, donde se mantuvo en reposo. Roberto sólo tenía como protección una mascarilla desechable tipo barbijo. 
Al lunes siguiente, fue a trabajar pero comenzó a sentir los primeros mareos que se fueron intensificando con el correr de los días. Dos días después ya no pudo concurrir y permaneció en su casa, según consta en la denuncia “avisó a la patronal pero esta le restó trascendencia al suceso y atribuyó su estado de salud a circunstancias ajenas a la prestación laboral”. Al día siguiente ya no pudo caminar y comenzó a experimentar disminución en la capacidad auditiva. Ese síntoma se fue agravando hasta convertirse en sordera al tiempo que comenzaron las dificultades para hablar y comunicarse.
Se lo derivó a la clínica Cruz Azul de San Francisco, Córdoba, donde permaneció dos días en terapia intensiva y, ante una lenta remisión de los síntomas pasó a terapia intermedia. Luego de numerosos estudios los médicos aseguraron que no había evidencia de que hubiera sufrido un accidente cerebrovascular ni otra patología y a través de una interconsulta con los especialistas del Centro Nacional de Intoxicaciones del Hospital Posadas de Buenos Aires, indicaron un tratamiento con vitaminas. Según explicaron desde allí, no existen antídotos ni otro tratamiento eficaz para contrarrestar la intoxicación con fosfina.
El 24 de septiembre, luego de dos semanas de internación, le dieron el alta provisoria y volvió a su domicilio. “Seguía con mareos, pero él quería volver a su casa”, aseguraron sus familiares y detallaron que le prescribieron sesiones de fisioterapia para recuperar las funciones motoras y sensoriales afectadas, destaca el Diario La Capital de Rosario.
El lunes siguiente, mientras una profesional lo asistía en ejercicios de recuperación, sufrió un paro cardiorrespiratorio que truncó de golpe sus ilusiones. 
"VAMOS A INVESTIGAR"El titular de la Fiscalía de Distrito 11 de San Jorge, Carlos Zoppegni, dialogó ayer por la tarde con LA OPINION y relató la historia que involucró este fallecimiento del operario, que sólo le restaban algunos meses para poder jubilarse. Zoppegni, dijo que recibió la denuncia el 30 de septiembre, y que tiene un contacto permanente con uno de los primos de Poli. "Vamos a investigar todo, los pasos que se dieron en la clínica como así también lo que sucedió después. Sabemos que el líquido que utilizó no se puede almacenar y tampoco transportar en camiones, está prohibido", dijo el Fiscal. 
En tanto, también se refirió a la persona que estaba junto a Poli: "queremos saber bien como fueron las cosas, y trataremos de hablar con la persona que estaba con él en ese momento. Poli no era un novato, era una persona que dedicó su vida a estas cosas. Todo irá de a poco, tomando el curso de la investigación", destacó.