Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Quequén: intoxicación masiva con fosfina liberada de un depósito de plaguicidas siniestrado

16 abril, 2015
Fumigantes con fosfuro: Lo que intoxicó a los vecinos de Quequén. diario4v.com. 15/04/15.  Este lunes 10 vecinos de Quequén se intoxicaron al aspirar gas tóxico fosfina (PH3) emanado luego de que un incendio pusiera en contacto fumigantes de fosfuro con agua. La fosfina reacciona dentro de los pulmones formando ácido fosfórico, con efectos graves o mortales. Los fumigantes de fosfuro desprenden el gas tóxico fosfina (PH3) cuando entran en contacto con la humedad en el aire. Cuando es inhalada la fosfina, puede reaccionar con la humedad en los pulmones para formar ácido fosfórico, que puede causar ampollas y edema. Estos efectos pueden ser graves o mortales. La exposición a fosfina también ha sido relacionada con otros efectos como tensión del pecho, dolor de cabeza, mareo, y náusea. Además, el manejo inapropiado de aluminio y fosfuro de magnesio ha causado lesiones por incendios originados por chispas y explosiones.
Quequén: intoxicación masiva con fosfina liberada de un depósito de plaguicidas siniestrado
Fosfina
(Sertox)
Fumigantes con fosfuro: Lo que intoxicó a los vecinos de QuequénEn 1998, los resultados de un estudio de NIOSH mostraron que la exposición de trabajadores a fosfina muchas veces excedió considerablemente el límite permisible de exposición (PEL) de la estadounidense Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA). Los casos descritos en esta Alerta ilustran claramente los peligros para trabajadores que manejan o trabajan cerca de fumigantes de fosfuro.

Los envases de aluminio y fosfuro de magnesio pueden sacar chispas al ser abiertos

Fumigantes usados comúnmente

Los fumigantes usados comúnmente incluyen los siguientes:

Fosfuro de aluminio (AlP). Los fumigantes de fosfuro de aluminio incluyen Phostoxin® y Fumitoxin®. Se usan para la fumigación de productos y de vez en cuando para el control de roedores. Algunas formulaciones de fosfuro de aluminio también contienen carbanato amónico (aproximadamente 40%), que desprende el gas amonio y dióxido de carbono [Hayes y Laws 1990]. El dióxido de carbono reduce la tendencia de fosfina de oxidar espontáneamente y por lo tanto impide los incendios y explosiones.

Fosfuro de magnesio (Mg3P2). Los fumigantes de fosfuro de magnesio incluyen Magnaphos® y Magtoxin®. Se usan para la fumigación de productos y de vez en cuando para el control de roedores.

Fosfuro de cinc (Zn3P2). Los fumigantes de fosfuro de cinc incluyen ZP Rodent Bait® y Dexol Gopher Killer®. El fosfuro de cinc es más estable químicamente que el fosfuro de aluminio; forman el gas fosfina sólo cuando es ingerido. Por eso el fosfuro de cinc no se usa para las fumigaciones de productos sino para el control de roedores.

El olor

Se ha reportado que en concentraciones debajo del PEL de OSHA de 0.3 partes por millón (ppm), la fosfina tiene el olor de un pez que se pudre. Sin embargo, en algunas ocasiones se ha reportado que los trabajadores no notaron ningún olor mientras trabajaban por varios minutos sin protección respiratoria en ambientes con concentraciones de fosfina de 50 ppm. Esta falta de olor evidente podría ser atribuida a la fatiga olfativa (la incapacidad de percibir un olor después de la exposición).

Otros han reportado que la fosfina tiene un olor de ajo, pero podría ser por el uso de fumigantes de fosfina de una calidad técnica que contiene impurezas. Estas impurezas pueden producir fosfinas sustituidas, difosfinas, metano, y lo más importante, arsina (AsH3). La arsina es un gas muy tóxico con un olor de ajo. En 1979, NIOSH publicó Boletín 32 de Información Actual (Current Intelligence Bulletin 32), que describe completamente los peligros de arsina. Por ello los trabajadores no deben contar con el olor como aviso de la presencia de fosfina.

Reacciones químicas significativas

Cuando entra en contacto con el oxígeno, la fosfina tiende a descomponerse y convertirse en formas más estables de fósforo, y al final, en ácido fosfórico. Este proceso puede ocurrir explosivamente con concentraciones de más de 1.8%, especialmente cuando están presentes cantidades pizcas de difosfina. El gas fosfina también reacciona violentamente con los compuestos que contienen flúor, cloro, bromo, e yodo (haluros). Además, el gas fosfina puede reaccionar con una variedad de metales, como cobre, latón, oro, y plata.

Síntomas de exposición

El gas fosfina irrita las membranas mucosas, especialmente en los pulmones profundos y las vías respiratorias superiores. Como el gas fosfina desprende formas muy ácidas de fósforo cuando entra en contacto con los tejidos de los pulmones profundos, tiende a causar edema pulmonar (líquido en los pulmones) [Parkes 1982]. Una vez que el cuerpo la absorbe, la fosfina puede dañar las membranas celulares y las enzimas que son importantes para la respiración y el metabolismo.

Las concentraciones bajas e intermitentes de gas fosfina (probablemente 0.08 a 0.3 ppm) se han asociado con dolores de cabeza leves. Las concentraciones intermitentes más altas (0.4 a 35 ppm) se han relacionado con los siguientes síntomas:

  • Diarrea, náusea, dolor abdominal, y vómito
  • Tensión del pecho, dificultad al respirar, dolor en el pecho, y palpitaciones
  • Dolor de cabeza, mareo, y el tambaleo
  • Irritación de la piel o quemaduras
____________________________________________________________________________________________________
Leer relacionado: El derrame de un agroquímico provocó la muerte de una joven y nueve intoxicados. lavoz901.com.ar.15/04/15. – La explosión que llegó desde las cañerías cloacales domiciliarias fue trágica; Una joven de 19 años murió y otros nueve vecinos terminaron internados, entre ellos tres menores.En todos los casos se repitió un cuadro con síntomas de intoxicación que resultó irreversible para Melisa Ortiz, a quien su esposo encontró descompuesta en el interior de su casa de calle 507 y 534 de la localidad bonaerense de Quequén. La llevó pronto al hospital, donde ella falleció dos horas después. La hipótesis de un derrame tóxico en este sector del barrio Puerto se afirmó cuando al mismo establecimiento sanitario llegaban otros vecinos con idéntico malestar, con prevalencia de vómitos y mareos. "Estamos a la espera de los peritajes pero ya hay indicios fuertes como para relacionar este fallecimiento con una suerte de derrame tóxico", contó a La Nación la fiscal Silvia Gabriele, a cargo de la investigación que, por un lado inicia como averiguación de causal de muerte para el caso de la víctima fatal, y se enfoca hacia un estrago -doloso o culposo- por la contaminación. La hipótesis de un derrame tóxico en este sector del barrio Puerto se afirmó cuando al mismo establecimiento sanitario llegaban otros vecinos con idéntico malestar, con prevalencia de vómitos y mareos. El origen del problema lo encontraron en un comercio cercano a los domicilios de las víctimas. Según fuentes policiales, allí había acopio de fosfuro de aluminio (Phostoxin), un agroquímico con efecto funguicida. Trascendió que en ese local lavaron algunas bolsas con restos de ese producto, lo que primero provocó un foco íngneo en el lugar y reacciones químicas -también explosiones- en el recorrido por la red de desagües más próxima. Así se entiende que en algunas casas hayan saltado tapas de las cañerías, con la inmediata emanación de gases tóxicos que provocaron descomposturas generales con algunos cuadros más graves entre aquellos que no estaban en ambientes bien ventilados. El caso extremo es el de Ortiz. En el Hospital Municipal Emilio Ferreyra confirman que además tuvieron que atender a otra decena de intoxicados. Cuatro de ellos permanecían anoche internados y en observación. El resto recibió el alta, entre los que aparecían cuatro menores. En el Hospital Municipal Emilio Ferreyra confirman que además tuvieron que atender a otra decena de intoxicados. Cuatro de ellos permanecían anoche internados y en observación. El resto recibió el alta, entre los que aparecían cuatro menores de edad. Peritos de la Policía Ecológica de la provincia trabajaban ayer en Quequén en procura de elementos que serán de interés para la causa, esclarecimiento de lo sucedido y determinación de responsabilidades. Desde el municipio aclararon que el comercio en el que se habría originado el derrame estaba habilitado y ahora se intenta confirmar si estaban atendidas todas las medidas de seguridad para el manejo de estos productos. 

Ver videos relacionados


_______________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________________
Leer también: Marcha a la Muni por el derrame tóxico en Quequén.diario4v.com. 16/04/15. Vecinos de Quequén convocan para este jueves 16 una marcha a la Municipalidad para reclamar por la muerte de Melisa Ortiz por el derrame de agrotóxicos el lunes pasado.
Marcha a la Muni por el derrame tóxico en QuequénVecinos afectados por el derrame de agroquímicos en Quequén el lunes convocaron para este jueves a una marcha hacia el Palacio Municipal para reclamar por la muerte de la joven Melisa Ortiz, de 19 años, que falleció el lunes por la noche luego de intoxicarse con gas fosfina producido luego del vertido.
 
La convocatoria está pautada para las 18 horas de este jueves 16-04 y ya circula en las redes sociales. El reclamo no sólo es por Ortiz, sino por el resto de los vecinos que tuvieron que ser hospitalizados por aspirar el gas mortal luego de un incendio en un depósito de la empresa de fumigaciones Shipingsuarence S.A. en el barrio aledaño al puerto, en Quequén.
Los vecinos reclaman que ninguna autoridad les informó acerca del peligro latente en el que vivían y cuestionan los mecanismos de acción llevados adelante por la Municipalidad tras el siniestro.
"¿Quién habilitó un depósito de agroquímicos entre las casas de los vecinos? ¿Cómo actuaron los responsables ante el hecho de activación de los mismos con el agua? ¿Alguien alertó a los vecinos sobre esta sustancia altamente peligrosa entre sus casas? ¿Alguien ayudó a los vecinos e informaron sobre métodos de prevención ante semejante suceso? ¿Se pudo haber salvado la vida de Melisa si alguien hubiese evacuado la zona el día de la explosión?", son las preguntas que elevaron los vecinos en su convocatoria.
Además, preguntán por qué no han recibido ayudas de la municipalidad luego del episodio. "Vos también podés tener el veneno cerca sin saberlo", cierra la convocatoria.
Algunas de las preguntas de los vecinos ya han sido formuladas por referentes políticos como Marcela Fernández Palma (PRO) o el concejal Facundo López (FR). La Municipalidad admitió en un comunicado que el depósito estaba habilitado desde 2007 y el propio responsable de la empresa Shipingsuarence S.A., Fernando Cañada, contó que contaba con todas las habilitaciones necesarias para operar.
Así las cosas, la preocupación de los vecinos quedó plasmada en un texto que el activista político y vecino de Quequén, Iván Sureda, dejó en su muro de Facebook:
Que es real: es real lo que paso en quequen, es real que el día lunes hubo derrame de productos tóxicos en las cloacas de 507 y 534, es real que fue un incendió y se apagó con agua cuando no se puede, es real que estuvo defensa civil, bomberos, policía y no se hiso nada, es real que los médicos que atendieron a la mujer (de 19 años con toda una vida por delante) en el hospital pidieron la autopsia por lo sucedido y los directivos la negaron, es real que el empresario es afín al sindicalista más importante de Necochea, todo esto paso el día lunes. Es real que hay muchos depósitos de este tipo en nuestra ciudad, es real que no se está capacitado para este tipo de accidentes, es real el pedido de evacuación en un radio importante, es real que afecta a las napas de agua, es real que hay un poso de extracción de agua a poca distancia que nutre de agua a gran parte de quequen, es real que los medios hicieron caso omiso al problema, es real que el lugar está habilitado, es real el trabajo a inconciencia de los distintos organismos encargados de velar por la seguridad de los vecinos.