Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Prueba con abejas, preferible libar flores con nicotina o cafeina

9 marzo, 2010
Las abejas prefieren el café y el tabaco. Sólo si es en pequeñas dosis. elmundo.es. 09/03/10. Algunas flores podrían haber evolucionado para ‘enganchar’ a los insectos. Su concentración de nicotina favorita es 1 miligramo por litro de néctar.Las abejas prefieren los néctares que contienen pequeñas dosis de cafeína o nicotina, según revela un estudio de la Universidad de Haifa, en Israel. "Podría tratarse incluso de una forma de evolución de las flores, que buscan la adicción de los insectos a su jugo", ha sugerido el biólogo director de la investigación, Ido Izhaki. El néctar floral está compuesto por azúcares, que suministran energía a los polinizadores. En algunas especies se encuentran también sustancias tóxicas, como la cafeína o la nicotina. Sin embargo, los científicos israelís han llegado a la conclusión de que el objetivo de las flores no es otro que ‘enganchar’ a los insectos, sin pretensión de envenenarlos. Sigue….
Prueba con abejas,  preferible libar flores con nicotina o cafeina
¿Que tendrá esa magnolia?
(Sertox)
En la naturaleza la nicotina se encuentra en la planta del tabaco y la cafeína en las flores de cítricos, especialmente pomelo y la parra.
Los investigadores ofrecieron a las abejas distintos tipos de néctar, algunos enriquecidos artificialmente con altas dosis de esas sustancias nocivas. El resultado fue claro: en todos los casos las abejas prefirieron este néctar modificado.
Sin embargo todavía no está claro que las abejas puedan volverse adictas a estas sustancias estimulantes. La prueba es que cuando se les ofreció una dosis que superaba el miligramo de nicotina por litro, los insectos se inclinaron por el néctar limpio.
El equipo de la Universidad de Haifa ha señalado que es difícil determinar con seguridad si la presencia de estimulantes en el néctar responde a un cambio evolutivo para hacer la polinización más eficiente. Sí afirma con seguridad que las especies que sobrevivieron a la selección natural fueron aquellas que desarrollaron niveles "correctos" de estas sustancias adictivas, que les daban ventaja al atraer a más abejas.
Los investigadores han insistido en que su estudio no demuestra el desarrollo de ningún tipo de adicción, sino de preferencia, pero ha sentado precedentes para continuar las pesquisas en ese sentido.