Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Prometedor estudio israelí en fase experimental para tratar la adicción a la cocaína

10 junio, 2015
¿Pueden los científicos israelíes ayudar a curar la adicción a la cocaína? aurora-israel.co.il. 03/05/15. Durante la abstinencia de la cocaína el cerebro se confunde, se estropea y es aquí donde el Prof. Gal Yadid de la Universidad de Bar Ilán tuvo una idea. “¿Y si te dijera que tengo una sustancia que puede borrar de la adicción a la cocaína cerebral – una sustancia que hace un reinicio del cerebro, y la persona adicta ya no sufre de los síntomas de abstinencia”?
Prometedor estudio israelí en fase experimental para tratar la adicción a la cocaína
Polvo blanco…
(SerTox)
Yadid, un neuropsicofarmacólogo, ha estado investigando estas cosas durante años. Pero sus esfuerzos más recientes auguran un posible avance contra la adicción a las drogas, uno de los mayores retos de la investigación sobre el cerebro.
“El cuarenta por ciento de las personas que consumen cocaína nunca se vuelven adictos”, dice Yadid, cuya investigación se ha publicado en la revista Journal of Neuroscience y Biología de la Adicción. “El problema está con los que se vuelven adictos y con su proceso de desintoxicación, que hoy en día es muy ineficaz.” La tasa de recaída es enorme, especialmente en lo que pasa el tiempo – del 90 al 95 por ciento.
Richard Pryor dijo una vez: “Yo no soy adicto a la cocaína, me gusta la forma en que huele.” Hay mucha verdad en la broma de Pryor. La cocaína influye en el sistema nervioso central; una acumulación de la dopamina aumenta la actividad neural, causando euforia. Luego viene el deseo de recrear el sentimiento. Uno experimenta creciente insaciabilidad que requiere cantidades cada vez mayores de la droga, por lo tanto la adicción.
“Es un amor que puede ser descrito como muy erótico”, dice Yadid. “Una aspiración de la cocaína provoca la secreción de dopamina que es 10 veces más que en el sexo.”
La incapacidad para borrar la memoria de la droga pone a la ciencia y a la medicina en una situación extrema, dice Yadid. Los médicos no tienen ningún tratamiento que sostenga a la persona durante más de un año. Los adictos que dessean rehabilitarse de la drogadicción tienen drogas de reemplazo y soporte emocional, pero la inmensa mayoría sufren recaídas.
“Básicamente, ¿por qué se vuelve a las drogas después de la rehabilitación? Piense en una persona, se la trata, se limpia de drogas y se la coloca en un buen ambiente con apoyo médico apropiado, apoyo social psicológico y emocional. Se entiende que el cerebro se olvida de esto a través del tiempo y de la rehabilitación, pero lo que realmente ocurre es una incubación del deseo”, dice Yadid. Pasa el tiempo y el recuerdo de la droga sigue apabullando al cerebro. Y en el primer momento que el adicto se encuentra con algo que lo asocie a la droga, como ser el medio ambiente, un olor, la parafernalia, un amigo que se droga, vuelve irremediablemente y cada vez eleva las dosis.
A medida que los estudios avanzaron descubrieron que los cambios epigenéticos más significativos no sucedieron durante el período de exposición, sino durante el término de abstención.
En otro experimento, los investigadores encontraron que inyectando un fármaco que inhiba la metilación detuvo el comportamiento adictivo. En contraste, la inyección de una sustancia que aumenta la metilación hizo recrudecer el comportamiento adictivo.
Estos resultados son sólo el comienzo para Yadid y que plantea que la investigación epigenética que tiene un enorme potencial para cambiar los métodos de tratamiento.