Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Prevalencia y características clínicas de la sensibilidad química múltiple en pacientes de APS*

18 julio, 2012
La "intolerancia química" es una queja común: estudio EEUU. Por Amy Norton.nlm.nih.gov. Un porcentaje considerable de pacientes de bajos ingresos en atención primaria sería especialmente sensible a las sustancias químicas de los productos de limpieza hogareños, los perfumes y otros elementos de uso cotidiano. En un nuevo estudio, realizado en dos centros de medicina familiar de Texas, en Estados Unidos, los autores evaluaron a los pacientes para detectar síntomas de "intolerancia química" o sensibilidad química múltiple, cuyo diagnóstico es controvertido y no existe un consenso sobre cuál sería la causa o hasta si habría que considerarlo un trastorno.*APS: atención primaria de salud
Prevalencia y características clínicas de la sensibilidad química múltiple en pacientes de APS*
Preparativos para desastres químicos masivos. Las personas afectadas por SQM se preparan para sobrevivir en un mundo de químicos
(Sertox)
Pero existe un cuestionario estandarizado utilizado en algunos estudios y consultorios. Indaga si la persona se siente mal ante distintos olores y sustancias, como la nafta, la pintura, los perfumes, productos de limpieza o insecticidas, y cuán graves son los síntomas.
Al aplicar ese cuestionario, el equipo halló que el 20 por ciento de los 400 pacientes evaluados reunían los criterios clínicos que definen la intolerancia química.
A diferencia de la mayoría de los estudios previos, esta pesquisa se concentró en la población pobre e hispana.
De modo que los resultados dan una idea de la prevalencia de esos síntomas en un grupo subestudiado, según opinó el autor principal, doctor David A. Katerndahl, del Centro de Ciencias de la Salud de la University of Texas, en San Antonio.
Katerndahl explicó que, en teoría, los estadounidenses pobres serían más propensos a desarrollar esta intolerancia porque a menudo trabajan expuestos a sustancias químicas.
El experto admitió que la intolerancia química como diagnóstico es controvertida. "Algunos médicos nunca creerán que existe", dijo.
Pero señaló que está aumentando su aceptación entre los médicos de atención primaria y que estos resultados confirman lo que muchos sospechaban: que la intolerancia química a menudo acompaña los trastornos mentales.
El 85 por ciento de los 81 pacientes con intolerancia química había tenido síntomas de depresión grave el mes anterior y un 78 por ciento había presentado síntomas del trastorno de ansiedad, comparado, respectivamente, con el 33 y el 21 por ciento del grupo sin la intolerancia.
"Desconocemos la causa de esa relación", dijo el autor, que consideró posible que algunas personas sean naturalmente vulnerables a los trastornos mentales y a la intolerancia química.
O que algunos desarrollen depresión o ansiedad debido a los síntomas de la intolerancia (dolor de cabeza, mareo, malestar estomacal o problemas para respirar).
Sólo a un cuarto de los 81 participantes con intolerancia química positiva se le había realizado el diagnóstico previamente, lo que sugiere que el trastorno "suele pasar desapercibido", escribe el equipo en Annals of Family Medicine.
FUENTE: Annals of Family Medicine, julio/agosto del 2012. Ver original en inglés
Reuters Health