Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

¡ Pobres abejas !

27 septiembre, 2008
Insólito: en Francia las abejas se mudan a las ciudades porque el campo se volvió tóxico para ellas. infocampo. 26/09/08. Como en Estados Unidos y el Reino Unido, donde las colonias de abejas están muriéndose, unas 300.000 a 400.000 colmenas francesas desaparecieron cada año entre 1995 y 2007, víctimas de los pesticidas, la contaminación y las enfermedades. Sigue…. Ver relacionado: Clotianidina, muy tóxico para abejas y También necesitamos abejas.
¡ Pobres abejas !
Abeja sobre rojo
(Sertox)

Corinne Moncelli ofrece a los huéspedes de su hotel Eiffel Park más que una vista del monumento parisino; sirve miel producida por abejas que tiene en la terraza.

Hay más de 300 colonias conocidas en la capital de Francia, en comparación con unas 250 hace cinco años, según la asociación nacional de apicultores. Hay colmenas en el techo de la Opera Garnier, así como en balcones y parques.

Las abejas están floreciendo en las ciudades porque “las flores y las plantas se cambian constantemente y no hay pesticidas’, dijo Moncelli, de 47 años, copropietaria del hotel junto con su marido Pascal.

El programa francés fue establecido hace tres años y es el mayor proyecto de esta naturaleza en el mundo. La agricultura mundial, valuada en 153.000 millones de euros (226.000 millones de dólares) depende de la polinización de las abejas, dice el Instituto Nacional de Investigación Agrícola de Francia (INIA).

Como en Estados Unidos y el Reino Unido, donde las colonias de abejas están muriéndose, unas 300.000 a 400.000 colmenas francesas desaparecieron cada año entre 1995 y 2007, víctimas de los pesticidas, la contaminación y las enfermedades.

"Necesitamos abejas en el campo’, dijo Henri Clement, presidente de la Asociación Nacional de Apicultura con sede en París, a cargo del proyecto. "El potencial de las ciudades es limitado. Nuestra operación en la ciudad es de concienciación’, añadió.

El hotel Eiffel Park empezó a criar abejas hace tres años, convirtiendo sus terrazas en hogar de dos a tres colmenas, que producen 150 kilos de miel al año. El hotel regala miel a sus huéspedes y la sirve en el desayuno.

"Les decimos cierren los tarros cuando terminen y eviten ponerse mucho perfume, de lo contrario las abejas pensarán que son una flor grande’, dijo Moncelli.

La asociación de apicultura inició el programa urbano francés en 2005 y presentará sus resultados el año entrante en Montpellier, Francia, en una conferencia organizada por Apimondia, el grupo mundial de asociaciones de apicultores con sede en Roma.

Estados Unidos y el Reino Unido también han utilizado las ciudades como criaderos de abejas, aunque el "programa francés está muy bien desarrollado y es muy grande en comparación con otros’, dijo Asier Sogaard Jorgensen, presidente de Apimondia. "En muchos países, el campo se ha convertido en un desierto para las abejas’, agregó.

Estados Unidos perdió muchas colmenas en 2006, el 90% o más en algunos casos. El Trastorno del Colapso de Colmenas, la desaparición generalizada de abejas, se ha encontrado en 35 estados y ha perjudicado colmenas en Asia, Europa y Sudamérica, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Los pesticidas, los ácaros y los virus son algunas de las principales causas.

En Europa, cerca del 84 por ciento de las especies de cosechas dependen directamente de la polinización por insectos, especialmente por las abejas, según un informe de junio de Bernard Vaissiere, director de investigación del INIA. Francia es el mayor productor agrícola de Europa.

Jean Paucton, de 75 años, que tiene abejas sobre el techo de la ópera de París desde hace unos 25 años, dice que sus colmenas en el centro de París están más sanas que las del campo. Las colmenas de Paucton producen 450 kilos de miel al año. Vende pequeños tarros de miel a la tienda de regalos de la ópera por unos 4 euros, que se revenden por 14,50 euros.