Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Para fabricar suero antilonómico misionero

27 mayo, 2009
Buscan 600 Taturanas en Oberá. primeredicionweb. 26/05/09. Es para elaborar antídoto contra el mortal efecto del gusano. El trabajo lo realizan agentes de Salud Pública de Misiones. Personal del Programa Provincial de Estudios de Animales Venenosos, dependiente del Ministerio de Salud Pública de Misiones, buscan Taturanas en la localidad de Oberá.La medida se lleva a cabo luego de la firma de un convenio entre el Instituto Malbrán de Buenos Aires y el Ministerio de Salud de la Provincia para la elaboración de antítodotos contra la picadura del peligroso gusano.La Jefa de Epidemiología de la Zona Centro Uruguay de Salud, Elena Acosta de  Schwemberg comentó que “la idea es que dentro de un año y a partir de esto se elabore el suero, el antídoto para tratar los efectos del gusano.
Para fabricar suero antilonómico misionero
El gusano mide 5 cm y sus filamentos tienen la sustancia tóxica
Por el momento existe un convenio firmado  entre "el Ministerio de Salud de la Nación y el de Brasil para que nos provean del suero”, comentó la Doctora quien destacó la importancia de saber que tipo de taturanas hay para saber que terapias ocupar en cada caso. 
El coordinador del programa, Lic. Roberto Stetson, explicó que “actualmente los antídotos para taturana son obtenidos por la valiosa colaboración de las autoridades del Ministerio de Salud Publica de Brasil, pero que no permiten contar con los antídotos anticipadamente”. Este es producido por el Instituto Butantan de San Pablo y no cuentan con stock suficiente para la venta.      En ese marco, agregó, que “desde la Provincia se enviarán ejemplares de la taturana al prestigioso Instituto. Allí se realizará la investigación necesaria para producir en un tiempo prudencial el antídoto que nos permitirá tener un stock de reserva anticipada y poder actuar en forma más efectiva”, afirmó el Coordinador

Este trabajo es articulado entre Epidemiología de Zona Centro y el Programa de Animales Venenosos de la Provincia
CASOS. Desde el año pasado hasta la fecha se han registrado tres casos de accidentes venenosos con taturana en la Provincia. Los pacientes son de edad pediátrica, entre 9 y 10 años, y son oriundos de San Vicente y El Soberbio.
COMO ES EL GUSANO. “El gusano mide 5 centímetros, tiene unos filamento gruesos de los que parten otros filamentos más finos de color verde brillante, que son los que tienen la sustancia tóxica. Hay que juntar unos 600 ejemplares, deben estar vivos, muertos no sirven”, remarcó. 
DÓNDE LLAMAR. Quienes encuentren ejemplares de taturanas deben colocarlas en el frasco con mucho cuidado, sin tocarlas y entregarlas en el Hospital Samic o comunicarse a los teléfonos 03755- 453207 o 428448. 
CÓMO ATRAPARLOS. Deben ser colocados en un frasco de vidrio, hacerle agujeros en la tapa para que entre oxígeno,  rotularlo con el nombre de la persona que lo encontró y una hoja del árbol donde estaba el gusano.
Esto debe ser hecho por una persona mayor, ya que el roce con sus filamentos que producen una sustancia muy tóxica lo que puede provocar la muerte.
LOS SÍNTOMAS. Entre los síntomas del accidente se puede destacar un ardor inicial al contacto con la oruga, luego una sensación de descompostura general, a veces acompañados por un fuerte dolor en la parte posterior de la cabeza. Seguidamente y hasta un período de 72 horas pueden aparecer moretones en distintas partes del cuerpo, hemorragias de nariz, encías, hemorroidales, vaginales, heridas recién cicatrizadas que pueden provocar la muerte. La consulta al médico debe ser inmediata para hacer un buen diagnóstico y conseguir el suero.      Es importante que ante el contacto con este tipo de oruga se realice la consulta inmediata en los Centros de Salud y Hospitales de la Provincia. De ser posible hay que capturar el ejemplar del mismo con una pinza o instrumento, de por lo menos de 20 centímetros (evitar tomar contacto con las manos). Introducirlo en un recipiente, con tapa a rosca con pequeños orificios acompañando al gusano con hojas frescas de la planta donde se encontraba. Rotular el recipiente con los datos del colector, fecha de colección y lugar.