Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Paloma triste, no come alpiste…anticonceptivo

24 febrero, 2011
Alpiste anticonceptivo para frenar las palomas. bbcmundo. 24/02/11. Las autoridades de la ciudad de Mendoza, en el oeste de Argentina, han anunciado un plan para controlar la proliferación de palomas y reducir los focos infecciosos que las mismas producen. Para ello, planean utilizar un curioso método: alpiste anticonceptivo, que será entregado a los vecinos para que, entre todos, ayuden a controlar lo que las autoridades han definido como "una plaga". El intendente de Mendoza, Víctor Fayad, explicó a BBC Mundo que el producto, llamado Ovo Control P, consiste en semillas que han sido tratadas con drogas que interfieren con la eclosión de los huevos. Sigue…
Fue Pirulo de tapa de pagina 12 del 18/02/11: Alpiste
Paloma triste, no come alpiste...anticonceptivo
Paloma triste, en lacuerda floja como las de Mendoza
(Sertox)
El funcionario señaló que optaron por este método porque no daña a las aves, ni tiene efectos secundarios, y dijo que se inspiraron en programas que aplican varias ciudades europeas, en particular en Italia.

Según Fayad, las palomas se han convertido en un problema porque son propagadoras de enfermedades.

Además, ensucian los monumentos públicos y los edificios de la ciudad.

"Nos preocupa particularmente que aniden en los sistemas de aireación de los hospitales y sanatorios, ya que luego el aire transmite enfermedades", afirmó.

Además, los nidos de palomas atraen a las vinchucas, insectos que son portadores del mal de Chagas.
Riesgo a la salud
Enrique Bucher, experto en vida silvestre del Centro de Zoología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba señaló que las palomas son una fuente de enfermedades porque sus excrementos, al secarse, forman una especie de aerosol que contiene hongos.

Si bien es infrecuente que estos hongos infecten a los humanos, el daño que pueden causar es grave, ya que pueden generar problemas serios en los pulmones.

Por eso, Bucher está de acuerdo con la necesidad de controlar la proliferación de las palomas urbanas.

No obstante, el especialista descartó que la política que quiere adoptar Mendoza tenga éxito.

"Para que el alpiste tratado funcione como anticonceptivo se debe dar una dosis suficientemente grande y suficientemente prolongada como para que pueda actuar", dijo, poniendo en duda la efectividad que pueda tener el plan de Mendoza, que dependerá de la tarea de los vecinos.

Sin embargo, el intendente Fayad se mostró confiado en la capacidad de sus ciudadanos.

"Los mendocinos son muy colaboradores. Ya hemos implementado otras iniciativas que requerían del apoyo de los vecinos y fueron exitosas", confió.
Escepticismo
Pero a pesar de la buena voluntad de los mendocinos, Bucher asegura que la propuesta no logrará reducir el número de palomas, ya que rebajar la tasa de natalidad no solucionará el problema.

"Las palomas tienen en promedio unos 20 a 30 pichones. En general, la mayoría muere por falta de alimentos. Si se logra reducir los nacimientos, de todos modos los pichones que sí nazcan tendrán más posibilidades de sobrevivir, porque tendrán más alimento a su disposición, por lo que la población se mantendrá igual", explicó.

Otro factor que podría mermar cualquier reducción en la tasa de natalidad es la aparición de palomas de regiones vecinas, que pueden llegar desde 150 kilómetros a la redonda.

"La única solución para controlar la población de palomas es reducir la disponibilidad del alimento, ya sea prohibiendo que se las alimente en las plazas o limitando su acceso a desperdicios", afirmó a BBC Mundo.

Para Bucher, medidas como las anunciadas en Mendoza son un intento de los políticos de "calmar la presión pública" por las recurrentes quejas que atraen estos bichos. Sin embargo, aseguró que "es gastar dinero en algo que no tiene chances".

El intendente Fayad admitió que la idea de combatir a las palomas surgió como parte de los planes de la ciudad para prepararse para la Copa América de fútbol, ya que Mendoza será una de las sedes del evento, que se realizará en julio.

Sin embargo, Fayad se mostró confiado en el éxito del método, que promete reducir en hasta un 70% la proliferación de las aves.