Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Otra vez: peor el remedio …

31 mayo, 2008
Alerta por el mal uso de fármacos contra la tos y el resfrío en chicos. Clarin.31/05/08.Una investigación de una universidad advierte que 700 chicos son internados anualmente en Capital y el Gran Buenos Aires como consecuencia de este tipo de prácticas. Los más afectados, el 77 por ciento, tienen entre 2 y 5 años. 
El consumo inadecuado y sin supervisión de los medicamentos para la tos y el resfrío provoca 700 ingresos anuales de niños menores 12 años en salas de emergencias médicas y en hospitales de Capital Federal y el Conurbano.

El dato surge a partir de un trabajo hecho por especialistas de la Escuela de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Maimónides, con apoyo y divulgación del Colegio de Farmacéuticos de Capital.

La investigación fue desarrollada en 18 centros de salud de Capital Federal y Gran Buenos Aires, entre enero y marzo de 2008. Determinó que las visitas de menores de 12 años por problemas relacionados con medicamentos para la tos y el resfrío representaban el 66% de los casos atendidos por ingesta de medicamentos en general. Con este porcentaje, los ingresos por los efectos adversos de los remedios para tos y resfríos ocupan el primer lugar entre esas emergencias.

El 77 por ciento de las visitas hospitalarias fueron de niños que tiene entre 2 y 5 años. Sólo el 7% quedó internado, ya que la mayoría de los casos se resolvieron en la sala de emergencia.

Los medicamentos considerados en la investigación incluyeron descongestivos, expectorantes, antihistamínicos y antitusivos, solos o combinados.

Entre los efectos adversos que produjeron, se detectaron reacciones alérgicas dermatológicas en el 19% de los casos (enrojecimiento o picazón de la piel) o respiratorias (falta de aire o agitación). El 15% fueron un aumento de la presión arterial, mientras que el 13% fueron síntomas neurológicos como sueño, balbuceo o convulsiones. 

Tres de cada cuatro de los chicos que ingresaron a centros de emergencias por problemas relacionados con los medicamentos para la tos y el resfrío se debieron a errores por factores como la automedicación (sin consultar a un profesional) o por la prescripción incorrecta, la dispensación equivocada, o la sobredosificación. 

Dentro del grupo de los que terminaron internados, sólo el 23% de los niños intoxicados con los remedios en general fueron sometidos a un lavaje gástrico. Entre los 31 casos que necesitaron internación u observación más detallada, veinticinco padres reconocieron que los niños tomaban los medicamentos (no sólo los que se usan para tos y resfrío) sin supervisión.

Consultado por Clarín, Leopoldo Cordero, consultor en hipoacusia en el servicio de otorrinolaringología del Hospital Garrahan y Presidente de la Sociedad de Otorrinolaringología, afirmó: "Hay chicos sobredosificados porque los padres no consultan a un profesional médico. Está resfriado, dale esto’. En líneas generales, los antigripales, antitusivos y antihistamínicos deben ser prescriptos por el pediatra o un especialista en otorrinolaringología porque tienen efectos tóxicos colaterales. Las dosis tienen que ser exactas al peso corporal. Los excesos redundan a problemas que pueden llegar a la internación".

En tanto, Enrique Silinger, que forma parte del comité nacional de pediatría ambulatoria de la Sociedad Argentina de Pediatría, advirtió que "no se deberían usar remedios cuando no se los necesita. Para tratar los cuadros virales, ni los niños ni los adultos deberían tomar medicación. Se curan solos sin recibir medicación". También agregó que "la velocidad con que se vive hace que los padres necesiten que los chicos se repongan rápido para poder cumplir con su trabajo. Entonces, los padres recurren a esos medicamentos para acelerar el aspecto general del chico, y no la curación". 

Marcelo Peretta, a cargo del trabajo, opinó que se debería prohibir el consumo de los jarabes para la tos y el resfrío en los menores de 6 años. "Son más riesgosos que beneficiosos", sostuvo. "En ciertos casos, habría que recategorizar los medicamentos como de venta bajo receta si fueran de venta libre. O también habría darle la facultad de prescripción sólo a los pediatras". 

En EE.UU., la autoridad sanitaria recomienda no usar jarabes para la tos y el resfrío en menores de 2 años, por los numerosos casos de intoxicación y muerte.