Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Niños expuestos al mercurio en lavaderos de oro en la Amazonia peruana

26 abril, 2010
Los niños que lavan oro. Dora Fernandez. elnuevoherald.com, 26/04/10. Hace tiempo crucé el río Tambopata en la ciudad de Puerto Maldonado, en Madre de Dios, ubicado en la selva peruana. Allí recorrí Iberia, La Novia, Inambari e Iñapari, entre otros pueblos fronterizos con el estado de Acre en Brasil, y comprobé la pobreza de esta región. Ya en esa época era vox populi la existencia de los niños explotados en los lavaderos de oro, así como la prostitución infantil. Este comentario viene a colación de los enfrentamientos producidos entre las fuerzas del orden y los mineros informales que tomaron la carretera Panamericana Sur donde murieron 6 obreros que laboran en minas que no poseen estudios de impacto ambiental. Esa noticia fue el detonante que permitió conocer las compañías que ilegalmente producen 16 toneladas de oro al año, valorizadas en 1,200 millones de dólares, quienes evaden impuestos y emplean a 100 mil personas, entre ellos alrededor de 2,000 niños. Sigue…
Niños expuestos al mercurio en lavaderos de oro en la Amazonia peruana
El brillo del oro esconde miserias humanas…
(Sertox)
Lo que ocurre es que el Perú es eminentemente minero. Es el único país andino que desde 1991 permite exportación de oro bajo la modalidad de comercio no registrado que se denomina como “explotación oro lavadero”, lo que ha contribuido a la erosión de los suelos, y la deforestación sin que exista una reglamentación que regule este negocio.

Para corroborar esta grave denuncia hay que trasladarse al lecho de los ríos, dentro de la espesura de la Amazonia, y ver las dragas que remueven el fondo del río, donde mezclan la arena con el mercurio para separar el oro y esta actividad altamente tóxica también es ejecutada por niños. Quienes usan cargadores frontales, antes deben talar y quemar el área donde extraen oro, mientras la pequeña minería usa explosivos.

Inversionistas inescrupulosos usan menores de edad para desarrollar esta inhumana tarea. Resulta mucho mas fácil seducir a niños a cambio de dinero, más aún cuando ignoran que ponen en riesgo su vida. Estos pequeños proceden de zonas de extrema pobreza en Cusco, Puno y Abancay, y esto ha subsistido ante el cómplice silencio de quienes saben que esto es un delito contemplado dentro de la trata de personas, porque son llevados con engaños y los prostituyen.

Detrás de esta actividad estarían consorcios, cuando el costo de una draga supera el medio millón de dólares y en Madre de Dios se ha detectado hasta 15 equipos de esta naturaleza, inclusive de propiedad de autoridades del lugar, revelando que la informalidad de la extracción del oro, además de limitar con la ilegalidad, propicia la corrupción.

Hay que poner coto a estos acontecimientos que atentan contra los derechos humanos. Lo detectado pone al descubierto una red que opera de manera ilícita y cuyo modus operandi se presta para el lavado de dinero. Además evidencia lo que está ocurriendo con los pobladores del interior del país, que siguen sumidos en el olvido, pese al crecimiento sostenido del PBI o las firmas de TLC con potencias económicas, pero que aún no han superado el escollo de la desigualdad y por ende de la pobreza.

Perú es el tercer destino mundial de la inversión minera y el año 2009 se invirtieron 2,771 millones de dólares en esta actividad. Según Energía y Minas, la cartera de proyectos del período 2010-2014 bordearía los 30 mil millones de dólares. Pese a ello sus estadísticas muestran una nación de contrastes, que mientras se erige en el modelo de América Latina dentro del proceso de recuperación de la crisis mundial, por otra parte, el 60 por ciento de su niñez vive en condición de pobreza y esta cifra del censo 2007, es representativa, puesto que el 37% de la población peruana está conformada por niños, niñas y adolescentes entre 0 y 17 años.

Existen grandes diferencias entre los distritos peruanos en la frontera con Brasil, sin servicios básicos, con analfabetismo y desempleo, niñez desnutrida, salud deficiente. Mientras las localidades brasileñas tienen mejores condiciones de vida: campañas educativas y sanitarias gratuitas, apoyan su agricultura y ganadería, luz, agua y desagüe. La Amazonia alberga riquezas naturales, el canon minero debe ser motor de desarrollo. Se requiere regular legal y técnicamente la extracción minera, proteger el medio ambiente e implementar proyectos integrales de desarrollo económico que fomenten el empleo en estas comunidades.