Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Niños expuestos al humo de segunda mano tienen el doble de probabilidades de tener caries

26 octubre, 2015
El humo de segunda mano en la infancia podría dañar los dientes de los niños. nlm.nih.gov. 23/10/15. La exposición aumentó el riesgo de caries, según unos investigadores.¿Quiere que su bebé llegue a ser un niño con una sonrisa sin caries? No fume cerca de él o ella.Los niños expuestos al humo de segunda mano a los 4 meses de edad podrían estar en riesgo de presentar caries cuando tienen 3 años, según unos investigadores japoneses.Esos niños tenían aproximadamente el doble de probabilidades de tener caries que los niños cuyos padres no fumaban. El consumo de tabaco de la madre durante el embarazo no fue un factor, añadieron los investigadores.Ver noticia con referencia al artículo original, en inglés
Niños expuestos al humo de segunda mano tienen el doble de probabilidades de tener caries
Dentición decidua completa.
Imagen de noticias HealthDay"El humo de segunda mano es uno de los problemas de salud pública importantes que todavía no se ha resuelto", dijo el investigador principal, el Dr. Koji Kawakami, catedrático de farmacoepidemiología y gestión de la investigación clínica en la Universidad de Kioto.
La exposición al humo de segunda mano es común, y afecta a 4 de cada 10 niños alrededor del mundo, dijo.
"En nuestro estudio, más de la mitad de los niños tenían familiares que fumaban, y la mayoría de las veces los fumadores eran los padres", dijo Kawakami.
Hizo hincapié en que este estudio solamente muestra una asociación entre la exposición al humo de segunda mano y las caries, y no que la exposición al humo sea la causa del deterioro dental.
Aun así, los hallazgos respaldan que se hagan más esfuerzos por reducir el humo de segunda mano, señaló.
"Por ejemplo, la educación sobre el daño del humo de segunda mano aumentaría si los dentistas fueran conscientes del riesgo de caries que provoca, y del hecho de que los pacientes fumen tabaco", dijo Kawakami.
El informe aparece en la edición del 21 de octubre de la revista BMJ.
El Dr. Jonathan Shenkin, profesor clínico asociado de políticas de salud, investigación de servicios de salud y odontología pediátrica en la Universidad de Boston, y vocero de la Asociación Dental Americana (American Dental Association), comentó que las evidencias de un vínculo entre la exposición al humo de segunda mano y un riesgo más alto de caries se han acumulado en la última década.
"Al igual que en la población de este estudio, la exposición al humo de segunda mano sigue siendo un problema en EE. UU., lo que amerita que se realice más investigación", comentó.
Para hacer este estudio, los investigadores recogieron datos de casi 77,000 niños nacidos entre 2004 y 2010. Se examinó a los niños al nacer, a los 4, 9 y 18 meses y a los 3 años de edad.
Además, sus madres rellenaron formularios sobre el hábito de fumar en casa, junto con la exposición de sus hijos al humo de segunda mano, sus hábitos dietéticos y su atención dental.
Aproximadamente el 55 por ciento de los padres fumaban y casi el 7 por ciento de los niños eran expuestos al humo de segunda mano, hallaron los investigadores.
En total, se detectaron casi 13,000 casos de caries.
La Dr. Rosie Roldan, directora del centro de odontología pediátrica del Hospital Pediátrico Nicklaus de Miami, comentó que el humo del tabaco podría cambiar la saliva y otras sustancias bioquímicas necesarias para limpiar y proteger los dientes.
"El humo de segunda mano pone a los niños en riesgo de enfermedades cardiacas, dificultades respiratorias, y posiblemente de tener caries", añadió.

Artículo por HealthDay, traducido por Hola DoctorFUENTES: Koji Kawakami, M.D., Ph.D., professor and chairman, department of pharmacoepidemiology and clinical research management, Kyoto University, Japan; Jonathan Shenkin, D.D.S., clinical associate professor, health policy, health services research and pediatric dentistry, Boston University, and spokesman, American Dental Association; Rosie Roldan, M.D., director, pediatric dental center, Nicklaus Children’s Hospital, Miami;Oct. 21, 2015, BMJ
HealthDay