Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Minieditorial: En Argentina, la matanza de cóndores nunca se acaba

27 enero, 2018
En el artículo subido hace seis años, titulado: Cebos tóxicos, amenaza para la conservación de la vida silvestre y la salud humana en Argentina, se mencionaba que "El uso ilegal de cebos tóxicos, no solo se encuentra prohibido por Ley, sino que su utilización es punible de sanciones. Sin embargo, esta peligrosa práctica sigue cobrando víctimas y alterando el delicado equilibrio ecológico en nuestro país, convirtiéndose en una amenaza para la conservación de la vida silvestre y la salud humana." También se afirmaba que algunos pobladores rurales utilizan esos cebos tóxicos para intentar acabar con pumas y zorros. 
Minieditorial: En Argentina, la matanza de cóndores nunca se acaba
Cóndor planeando
(Sertox)
No solo colocan veneno en los animales que encuentran muertos, sino que a veces incluso sacrifican algún ejemplar de su rebaño para envenenarlo y lo dejan tirado, a la espera que “caiga” algún predador. Con esa práctica ilegal no solo se altera la conservación de grandes carnívoros, sino que toda una cadena de carroñeros,  que se alimentan de animales muertos, resultan víctimas del veneno y, de esta forma, desaparecen beneficiosas especies que libran los campos de posibles focos de infección. 
Este tema nos llevó a escribir "Envenenamiento deliberado de animales mediante cebos tóxicos" (2008) donde desarrollamos con mayor detalle este grave problema legal, ético y ambiental que pone en grave riesgo la supervivencia de especies emblemáticas de nuestro país y  tan importantes  para el ecosistema andino como el cóndor (Vultur gryphus, leer más en WP).Estas son aves longevas que alcanzan la madurez sexual a los 5 o 6 años de edad. Sus nidos están ubicados  generalmente en formaciones rocosas inaccesibles a gran altura, entre los 1000 y 5000 metros de altura. Su tasa de reproducción es muy baja ya que ponen un huevo cada dos años.
Nuestro portal tiene muchas noticias sobre  envenenamiento de cóndores en nuestro país. Muy pocas con final feliz, como:  Recuperada de una intoxicación la hembra de cóndor Yana ñawi será liberada en el cielo jachalllero; otras con final incierto (Cafayate, Salta: hembra juvenil de cóndor con intoxicación indirecta es derivada a Buenos Aires); la mayoría terminadas en muerte (Recordando a Mallky, un vultur gryphus envenenado, como Namucurá ,sin la suerte de Yana ñawi), cuando no en matanzas masivas (Mueren 19 cóndores en Rinconada, Jujuy, aparentemente envenenados). 
Sin embargo la matanza de 34 ejemplares en Mendoza, en enero de este año, supera todo lo malo antes visto (Mueren 34 cóndores en Los Molles, Mendoza, aparentemente envenenados). En este caso se comprobó que el carbofurán fue el plaguicida utilizado a propósito para enevenenar a estos animales (también mataron a un puma). (Leer: Se habría empleado carbofuran para el envenenamiento de los cóndores y otros animales en Mendoza). Este procedimiento ya había sido advertido en Mendoza, unos meses antes ( Denuncian intoxicaciones indirectas de cóndores con carbofuran en Mendoza).  El carbofurán es también otro protagonista frecuente de tristes noticias en nuestro portal (Ver).  De hecho, este mes también lamentamos una intoxicación letal en Alvear, de un nene de 2 años con furadán usado como cebo en galletitas. También subimos un artículo sobre  una investigadora que estudia el caso de las aves envenenadas en vías de extinción que advirtió que el uso de carbofurano es una práctica muy común entre productores ganaderos del país.
No sirve de consuelo saber que la irracionalidad no conoce de fronteras (Investigan probable intoxicación de veinte cóndores en los andes chilenos y Un final feliz para los cóndores intoxicados en Chile: liberados en su habitat).
Si en Argentina no se toman las medidas necesarias para terminar con esta calamidad, dejaremos de tener que publicar estas noticias, sólo cuando estas admirables aves se hayan extinguido.