Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Mayor riesgo de psicosis mientras más tiempo se consume cannabis

1 marzo, 2010
Cuantos más años se fumen ‘porros’ más riesgo de desarrollar psicosis. elmundo.es. 01/03/10. Las probabilidades se duplican entre quienes consumen durante seis años o más. Es el primer estudio que analiza esta relación también en hermanos.  ¿A qué edad fumaste el primer ‘porro’? Si han pasado ya seis años y sigues consumiendo cannabis es importante que conozcas los datos de una nueva investigación australiana que constata una relación entre su consumo prolongado y un mayor riesgo de desarrollar de psicosis. Éste no es el primer trabajo que asocia el uso de esta droga con el trastorno psiquiátrico, pero sí es el "único que ha sido llevado a cabo con la participación de parejas de hermanos", insisten los autores, dirigidos por John McGrath, del Instituto del Cerebro de la Universidad de Queensland (Australia). 
 Mayor  riesgo de psicosis mientras más tiempo se consume cannabis
Armando un porro
Y con un número tan elevado de sujetos: Concretamente, 3.801 chicos y chicas nacidos entre 1981 y 1984 y a los que los científicos realizaron un seguimiento cuando tenían 5, 14 y 21 años. Precisamente, a esta última edad, se les preguntó tanto por la frecuencia del consumo a lo largo del último mes (nunca, cada día, varias veces al día…) como por la edad de inicio en el mismo.
Consumo durante tres, cuatro o más añosAsí se formaron cuatro grupos. El compuesto por los que nunca habían fumado cannabis y un segundo con los que lo habían tomado durante menos de tres años. En el tercero estaban los que habían fumado a lo largo de cuatro o cinco; y en el último, los consumidores de más seis años.
Asimismo, los científicos evaluaron la presencia de psicosis o síntomas psicóticos (alucinaciones) en todos ellos, tal y como recoge el último ‘Archives of General Psychiatry’. "Hemos tenido en cuenta posibles factores que pueden alterar los resultados como la existencia o no de enfermedad mental de los padres o el consumo de drogas", comentan los autores.
Los datos revelan que un 17% confesó haber consumido ‘porros’ durante tres años, un 16% a lo largo de cinco y hasta un 14% durante seis años o más. En cuanto a los casos de enfermedad mental, 65 recibieron el diagnóstico de psicosis afectiva, como la esquizofrenia, y 233 puntuaron positivamente en al menos uno de los ítems de la entrevista diagnóstica o en alucinaciones.
"Comparados con los que nunca habían consumido cannabis, aquéllos que lo habían tomado durante seis años o más (los que comenzaron a fumar ‘porros’ a los 15 años o antes) tenían dos veces más riesgo de sufrir psicosis. Los autores realizaron otro análisis teniendo en cuenta un subgrupo de hermanos (228 parejas). "La asociación entre cannabis y el trastorno neuropsiquiátrico persistió pese a tener en cuenta otras variables como los factores genéticos y ambientales", agregan los investigadores.
José Zarco, responsable del Grupo de Intervención en Drogas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), aclara a ELMUNDO.es "que el estudio es muy interesante porque utiliza una herramienta que demuestra su capacidad para predecir el desarrollo de psicosis en chicos que toman cannabis. En él se confirma lo que ya sabemos: el consumo mantenido de esta droga se relaciona con episodios psicóticos. El cannabis actúa como desencadenante además de participar en la génesis de la enfermedad".
En las consultasEste especialista defiende que es importante que los profesionales asesoren a sus pacientes sobre los riesgos del consumo de cannabis. "Como son jóvenes y sanos hay que aprovechar cuando vienen a consulta por un traumatismo o una gripe y preguntarles por el consumo de drogas y hablar de ello".
Por este motivo, "y durante las décimas Jornadas de Actualización en Medicina de Familia del mes pasado hicimos unos talleres para que los médicos sepan cómo abordar este tema en sus consultas", aclara.
Los investigadores australianos van más allá y defienden que sus resultados "a parte de las implicaciones político sanitaria, esperamos que sirvan para que se lleven a cabo más trabajo con modelos animales que ayuden a establecer los mecanismos que asocian el uso de cannabis y la psicosis".