Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Más de 150 muertos después de haber consumido alcohol adulterado en el noreste de India

25 febrero, 2019
Al menos 130 personas mueren tras consumir alcohol de contrabando en India. bbcmundo. 24/02/19. Al menos 130 personas han muerto y más de 200 están recibiendo tratamiento hospitalario después de haber consumido alcohol de contrabando en el noreste de India, según afirmaron las autoridades de ese país.Leer relacionado: Muertes por bebidas adulteradas con metanol en India
Más de 150 muertos después de haber consumido alcohol adulterado en el noreste de India
Muchos usos
(Sertox)
Un pacienteHa habido víctimas en tres estados diferentes de India.Un centenar de personas fallecieron en los estados colindantes de Uttar Pradesh y Uttarakhand esta semana y otras 35 muertes fueron reportadas en el estado de Assam este domingo.
Una decena de personas fueron detenidas, según aseguró un miembro de la policía.
Entre las víctimas hay muchas trabajadoras de plantaciones de té.
Este no es el primer episodio de este tipo que se da en India, pero sí el saldo mortal más alto desde 2011,cuando más de 170 personas murieron en el estado de Bengala Occidental.
Esta vez las primeras víctimas fallecieron el jueves, según el administrador del distrito de Golaghat, en Assam, Dhiren Hazarika.
Pushkar Singh, superintendente de la policía de esa localidad, le dijo a la BBC que su institución había encontrado la casa en la que el alcohol había sido preparado y que había recuperado un litro y medio de esta sustancia.
DesconcertadosLos médicos de los hospitales en los que las víctimas están siendo atendidas quedaron desconcertados por los ingredientes usados para alterar el alcohol y que han causado fallos en los órganos de los pacientes. Un experto de la ciudad de Guwahati está siendo trasladado para analizar estos componentes.Mujer de un trabajador que consumió el alcoholMuchos de quienes consumieron el alcohol adulterado trabajaban en plantaciones de té, como el marido de esta mujer."La gente llegó al hospital con vómitos fuertes, un dolor extremo en el pecho y sin aliento", le dijo a la agencia de noticias AFP el doctor Ratul Bordoloi, director adjunto del departamento de salud de Golaghat.
Un trabajador que estaba siendo tratado en el Hospital de Golaghat le dijo a la BBC que había estado el jueves en una plantación de té cuando se compró el alcohol.
"Yo había comprado medio litro de vino y me lo bebí antes de comer", afirmó. "Al principio, todo estaba normal pero después de un rato me empezó a doler la cabeza. El dolor se hizo tan fuerte que no podía comer ni dormir".
El hombre estuvo sin descanso hasta la mañana, cuando le empezó a doler el pecho. Su esposa lo llevó al hospital de la plantación de té y luego fue enviado al hospital distrital.
Las muertes por consumo de alcohol elaborado fuera de la ley, mucho más barato que el de marca, son algo común en áreas rurales de India.
Para darle más fuerza a la bebida, los contrabandistas suelen añadirle metanol, una forma de alcohol altamente tóxica que a veces se emplea como anticongelante.
El consumo de metanol, incluso en pequeñas cantidades, puede causar ceguera, daño al hígado y muerte.
_________________________________________________________________________________________________________________________________Leer también: Mueren más de 150 personas por el consumo de alcohol adulterado en India. larazon.es. 24/02/19. India amanece con el aumento del número de muertos por intoxicación causada por consumo de esta bebida ilegal en el norte del Estado indio de Assam.
Más de 150 personas habrían perdido la vida desde el pasado jueves tras una celebración en una plantación de té en el distrito de Golaghat, la cual se acompañó con la ingesta del “licor de campo”, nombre por el que los locales de la zona se refieren a las bebidas adulteradas, según explicó el subcomisionado de la administración del distrito, Dhiren Hazarika, a la agencia de noticias EFE.
Las víctimas, procedentes todas ellas de esa plantación de té, murieron debido a que bebieron una infusión de metanol. “Aún tenemos más de 170 personas ingresadas en hospitales con pacientes nuevos provenientes de áreas cercanas. Algunos desarrollaron complicaciones dos días después de consumir el licor”, dijo el ministro de Salud de Assam, Himanta Biswa Sarma, a la agencia Reuters, que Reuters, que señala que por el momento las autoridades han detenido a 16 personas en relación con el caso. "Los estamos interrogando y pronto descubriremos la fuente y las personas involucradas en el suministro de ese licor tóxico", dijo Mukesh Agarwal, jefe de la Policía marcando así que la principal prioridad ahora es encontrar a los culpables y determinar el origen de la tragedia.
La zona donde se produjeron los hechos se encuentran unas diez destilerías que producen este tipo de licores, por lo que las autoridades barajan la posibilidad de que la sustancia que causó la muerte sea de origen local. Sin embargo, aún no son claros los motivos del envenenamiento y aparte de que el componente tóxico se haya añadido durante la preparación del licor, existen otras hipótesis. "Trajeron el licor en contenedores, pero quizá los contenedores habían sido utilizados antes para transportar insecticidas de la plantación, lo que quizá provocó que se volviera venenoso. La autopsia nos dirá qué sucedió", concluyó Hazarika.
Esta tragedia se produce dos semanas después de otra situación similar con la ingesta del mismo alcohol en dos estados del norte de India, Uttarakhand y Uttar Prades, en la que perecieron 100 personas.
Las muertes por intoxicación son habituales en el país. En 1992, unas 200 personas perdieron la vida en el estado de Odisha y otras 180 en Bengala Occidental en 2011, todas ellas por el consumo de esta clase de licor. Sin embargo, la de Assam ha sido la más mortífera de todas. Este fenómeno es más frecuente en las zonas rurales, donde los principales consumidores son los campesinos con salarios tan humildes que no les alcanza para permitirse la compra de licores certificados.
El territorio rural de India supone el 66,8% del territorio, con una economía basada en el cultivo de trigo, algodón y té. Según datos de la Fundación Vicente Ferrer, la mayoría de los habitantes de esta zona viven en condiciones de precariedad, sin luz y con una permanente contaminación del agua y del aire.