Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Los escorpiones están con nosotros

15 enero, 2004

Dr. Juan Carlos Piola (1)

(1) Servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños, Rosario
Los escorpiones están con nosotros
Detalle de la cola inoculadora de veneno del Tityus Trivitatus
(Sertox)
En esta época del año una de las consultas más frecuentes a nuestro servicio está relacionada con el hallazgo de ejemplares de escorpiones y con los riesgos que puede tener la picadura ocasionada por los mismos. Para prevenir un riesgo primero hay que conocerlo, por ello consideramos útil difundir esta información.

¿Cómo son?

¿Cómo son?Los escorpiones comparten con las arañas y víboras el triste privilegio de producir un temor muy superior al peligro real que representan. Son animales muy antiguos y sus antepasados fueron los primeros en dejar el agua para vivir en tierra seca, hace más de 400 millones de años. No se han estudiado debidamente todas las razones de la supervivencia de los alacranes sin embargo se sabe que es poco menos que prodigiosa y han superado el paso de miles de siglos casi sin cambios evolutivos.
Existen muchas leyendas sin fundamento sobre los escorpiones, por ejemplo, que los hijos se alimentan de la madre (a veces lo inverso puede ocurrir) o que cuando están en peligro se suicidan usando su propio veneno.
Los escorpiones o alacranes (este último nombre, de origen árabe, es muy utilizado en España) son artrópodos (con apéndices articulados) que pertenecen al grupo de los arácnidos. La totalidad de los ejemplares recolectados en la ciudad de Rosario e identificados en el Sertox corresponden a Tityus trivittatus. Estos miden 5 a 6 cm., tienen color marrón amarillento, con dos bandas longitudinales más claras en el dorso (o tres líneas longitudinales de color marrón oscuro), los pedipalpos son delgados (rasgo diferencial importante), tienen una pequeña uña (apófisis subaculear) en el aparato ponzoñoso debajo del aguijón, que le da la apariencia de poseer dos aguijones.

¿Dónde viven? ¿y sus hábitos?

¿Dónde viven? ¿y sus hábitos?
Un Tityus agazapado
(Sertox)
Su hábitat es urbano, se alimenta con una gran variedad de animales, que prefieren vivos, como arañas, cucarachas, otros escorpiones, moscas, abejas, etc. Al igual que las arañas, los escorpiones no mastican ni comen alimentos sólidos. El veneno descompone los tejidos y el estómago succiona directamente ese líquido. Pueden vivir varios meses en ayuno. Son de hábito predominantemente nocturno. Se los suele encontrar en patios pero también en el interior del hogar, en baños y otras dependencias y no es necesario que existan escombros, maderas o ruinas como clásicamente se mencionaba. Consideramos que son ejemplares urbanos y no como se decía antes adaptados al ámbito urbano.
La vida de los escorpiones es estimada entre 2 y 5 años. Son animales solitarios que carecen por completo de vida familiar o asociaciones pasajeras.

¿Y los escorpiones de Rosario?

Estos animales son habitantes endémicos de la zona. Su presencia en el área en algunos casos antecedió al hombre y en otras lo acompañó. Los escorpiones capaces de producir envenenamiento en humanos pertenecen a la familia Buthidae y en Rosario están representados por los ya mencionados Tityus trivittatus.
Se menciona incremento en el hallazgo de ejemplares que se explica en parte porque el crecimiento urbano ofrece múltiples lugares de colonización (entrepisos, cañerías, redes, cámaras subterráneas de desagües, teléfonos, electricidad), ilimitada oferta alimentaria (cucarachas y otros insectos) y restricción de predadores naturales (gallinas, etc.)

Peligrosidad…

Está descripto que la peligrosidad del veneno depende de varios factores siendo el principal la especie. También influye la edad y/o el tamaño del escorpión, la época del año, cantidad de veneno inyectado, lugar de la picadura y características de la víctima. Estas características quizás podrían explicar las diferencias observadas en distintas zonas de Argentina y la mayor peligrosidad de los escorpiones de Rosario actualmente con respecto a épocas anteriores.

Algunos datos estadísticos locales

Los episodios no intencionales provocados por animales ponzoñosos más frecuentes en nuestro medio son las picaduras por escorpiones. En el Sertox, hemos registrado 451 episodios entre 1990 y 2002, con ligero predominio femenino y de niños de 0 a 9 años y más de 2000 consultas por asesoramiento sobre el tema.
En los accidentes ocurridos en Rosario, las zonas del cuerpo más afectadas son las manos y pies (al aplastar inadvertidamente un ejemplar o al colocarse un calzado donde se encontraba el mismo), aunque hemos observado en otras regiones del cuerpo.
Según nuestros registros, la existencia de accidentes por escorpiones en Rosario ha aumentado en forma estadísticamente significativa en los últimos años. Si bien la mayoría de los episodios se registra en los meses cálidos, uno de los cambios percibidos es la existencia de accidentes en meses de junio y julio a partir de 1998 (hecho que no registramos nunca desde 1977) que podría explicarse por los inviernos templados (ENSO El Niño) y porque el clima de Rosario actualmente es subtropical húmedo.
También hemos percibido un cambio en los cuadros clínicos registrados, al haberse presentado en los últimos años episodios de mayor gravedad que requirieron empleo de suero en varios de los pacientes afectados. Incluso durante el año 2002 se registró en nuestra ciudad el primer caso letal provocado por escorpiones y durante 2003 hemos tenido varios episodios de gravedad.

¿Cómo combatirlos?

Excepto en caso de alta infestación o cuando se hace limpieza de cámaras subterráneas, donde atendiendo a la tasa reproductiva de estos artrópodos se puede realizar una intervención química, se aconsejan en la zona como control sólo medidas preventivas que tiendan a disminuir la probabilidad de contacto escorpión-humano, como el colocar tela metálica en las rejillas del baño, tapar los orificios de bañeras y piletas, etc. También en los lugares donde se han encontrado ejemplares, evitar el calzarse descuidadamente o tomar objetos donde pudieran hallarse los mismos.

¿Que hacer ante una picadura?

¿Que hacer ante una picadura?

Es conveniente siempre comunicarse telefónicamente con un Servicio de Toxicología o consultar personalmente en un Centro de Salud. Hasta hace un tiempo los síntomas referidos por los pacientes eran sólo locales con dolor, ardor o parestesias en el lugar de la picadura, a veces muy intenso y afligente. En los últimos tiempos cada vez es más frecuente la aparición de síntomas generales como vómitos, aumento de la transpiración, cambios del sensorio (somnolencia), sígnos y síntomas cardiovasculares, etc., especialmente en niños. Por ello, en nuestra respuesta ante este tipo de episodio comenzamos a incluir la alarma ante aparición de síntomas generales importantes y/o la necesidad de observación en un servicio médico especialmente en niños pequeños.

Nuestro consejo final: A pesar de los cambios comentados en este artículo, la mayoría de las veces las picaduras de escorpión en nuestro medio son de escaso riesgo. No obstante hay que estar atento a la aparición de síntomas generales, especialmente en niños, y en ese caso trasladar urgentemente al paciente a un centro asistencial para su eventual tratamiento con antitoxina escorpiónica.

Grafico de los índices para los casos de escorpionismo ( ) y total de intoxicados en el período 1990/02 y con el agregado de las tendencias respectivas, tomando como base el año 1990. Sertox.

Vínculos para ampliar la información

Tityus trivittatus en http://www.efn.uncor.edu/dep/divbioeco/DivAni1/luis/sc/medico.html

Estudio Epidemiológico sobre Accidentes por Escorpiones. Sertox-Rosario. 1990-1999. Resumen Poster

Vínculos interesantes para ampliar la información
Incluye imágenes: http://caibco.ucv.ve/caibco/ESCORPIO/Escorpio.htm
¿Hay escorpiones en el Uruguay? http://entomologia.fcien.edu.uy/escorpiones.htm