Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

La pipeta, otra vez…

18 agosto, 2007
¿Pica la cabeza? Con la pipeta antipulgas, no. rosario3.com, 17/08/07. Algunos padres tratan la pediculosis de sus hijos con el mismo artículo con el que tratan a su perros. Los profesionalse advierten que esta extraña solución podría intoxicar a los chicos.Vinagre, mayonesa o huevos. ¿O por qué no probar con esos productos contra la pediculosis que venden en la farmacia? No, parece que la nueva tendencia contra los piojos es, nada más y nada menos, que comprar en alguna veterinaria la pipeta antipulgas, ese pomito pequeño que se aplica en la parte atrás de la cabeza de los animalitos.
Ver noticia relacionada.
El uso de pulguicidas para atacar la pediculosis entre los más chicos puso en alerta a los médicos del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, quienes advirtieron que mucha gente recurre al uso de pipetas pulguicidas para exterminar a los piojos, poniendo en serio peligro la salud de sus hijos.

De acuerdo a un artículo publicado en el diario La Nación, el titular del área Claudio Mate alertó que "esta idea equivocada está circulando de boca en boca y puede ocasionar graves consecuencias en los chicos". En Buenos Aires se han registrado gran cantidad de casos

En Rosario el médico toxicólogo Juan Carlos Piola, al frente del Servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños (Sertox), admitió que ha recibido consultas al respecto. “Hemos tenido casos reiterados de gente que utiliza plaguicidas para terminar con los piojos y en algunos se produjo la muerte del niño. Son casos en los que es peor el remedio que la enfermedad”, planteó.

Si bien Piola sostuvo que no está estudiada la toxicidad en humanos de la pipeta antiplugas, “no se le puede poner a un niño un producto para perros que incluso dice que es sólo para uso de mascotas”, manifestó en diálogo con Radio 2.

“La pediculosis es una endemia por la cual la mayoría de la gente no consulta al médico y entonces recurren a remedios caseros”, analizó el profesional.