Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español
  • Inglés

Intoxicación por ingestión de Dracaena spp. en un chivo (Capra hircus)

7 febrero, 2004

MV Guillermo Pérez Jimeno (Veterinaria Alberdi).

Agrelo 1835. S2005OPW. Rosario. ARGENTINA. Teléfono: +54 – 0341 4556993. e-mail: [email protected]

Datos del Paciente

Especie: Capra hircus.
Nombre vernáculo: Cabra.
Sexo: Macho.
Edad: 17 meses.
Peso estimado: 70Kg.
Color: Beige.

Historia Clínica

En fecha 16 de marzo de 2003 se nos consulta por un chivo, macho que según dichos del propietario: "estaba bien a la mañana antes del medio día, a las 16:30hs, cuando regresó al hogar lo encuentra parado y rígido, no se acuesta, y tiene un movimiento extraño en la oreja derecha".
El paciente es mantenido como mascota en el domicilio desde cabrito.
Hace 5 días notan que está comiendo de una planta que más tarde se identificará como una Dracaena spp..
El paciente ha ingerido tanto hojas como frutos de la planta en apariencia en cantidades importantes.
En la anamnesis no aparece ningún otra información que sea compatible con la sintomatología que presenta, la que es claramente neurológica.
Se observan tics de diversa intensidad en oreja, ojo y miembro anterior derecho, camina rígido y hacia atrás. También se puede observar midriasis sin respuesta a los estímulos lumínicos.
Se instauró un tratamiento sintomático a base de corticoide, diurético, antitóxico hepático y antibiótico.
En los días sucesivos la sintomatología varia de intensidad, a veces pareciendo disminuir y otras acentuándose.
Se realiza un cateterismo de la vena radial y se administra solución de dextrosa al 5% y diazepán, ya que presenta movimientos convulsivos. Se mantiene el tratamiento sintomático ya instaurado.
Al tercer día cae en decúbito lateral y desde entonces no se observa mejoría. Se agrega a la sintomatología previamente descripta ptialismo.
En todo momento el paciente defeca y orina normalmente.
Desde el quinto día se observan erosiones de los miembros y cara del lado derecho por el contacto contra el piso, a pesar que se han tomado las precauciones debidas.
Se debe recordar que estamos hablando de un rumiante por lo que no se lo puede mantener más que sobre el lado derecho cuando está en decúbito lateral.
Al sexto día se decide la eutanasia, ya que se considera que el paciente está sufriendo y no se observa mejoría, además han aparecido signos compatibles con una neumonía, seguramente por el decúbito prolongado.

Discusión

En el SERTOX (Servicio de Toxicología del Sanatorio de Niños de Rosario) se nos informó que las Dracaenas son tóxicas para perros y gatos, pero no se nos pudo informar sobre que clase de principios activos presentan, sintomatología ni tratamiento posible.
La búsqueda de información en la Internet no fue de gran utilidad. Sólo se logró información en el sitio de PURINA Pet Care, bajo el título: "Adaptación del hogar para su cachorro" y en "mascotanet.com", bajo el título "Las plantas ornamentales potencialmente tóxicas para las mascotas" por el MVZ José Ricardo Gaitán Saad, pero éste nombra a una Dracaena que no es la misma que ingirió el paciente, y la sintomatología descripta no coincidió en absoluto con la observada.
Por lo expuesto es que se aconseja mantener extremo cuidado con las mascotas en caso de tener plantas de dicho género en el hogar.

Direcciones de intenet consultadas