Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Impacto del efecto invernadero será probablemente grave, generalizado e irreversible

8 agosto, 2018
El efecto dominó que puede convertir a la Tierra en un invernadero de forma irreversible. Por Matt McGrath. bbcmundo. 07/08/18. Puede parecer el título de una película de ciencia ficción de bajo presupuesto, pero para los científicos que estudian el planeta Tierra, el "efecto invernadero" es un concepto mortalmente serio.Leer relacionado,  ONU: impacto del calentamiento global es probablemente ‘grave, generalizado e irreversible’
Impacto del efecto invernadero será probablemente grave, generalizado e irreversible
Muy seco…
(SerTox)
Ciudad soleadaCada año, los bosques, los océanos y los suelos de la Tierra absorben alrededor de 4.500 millones de toneladas de carbono. Pero esto puede cambiar si el planeta llega a cierta temperatura.
Los investigadores creen que no estamos lejos de cruzar un umbral, en los siglos venideros, que conducirá a temperaturas calientes y un altísimo nivel del mar.
Incluso si los países logran cumplir con sus metas de reducción de CO2, todavía podríamos avanzar hacia ese "camino irreversible".
Un reciente estudio muestra qué podría suceder si las temperaturas globales aumentan 2 ºC.
Un equipo internacional de investigadores del clima, escribiendo en la revista Asuntos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS, de sus siglas en inglés), de Estados Unidos, dice que el calentamiento esperado en las próximas décadas podría convertir algunas de las fuerzas de la naturaleza -que nos protegen en la actualidad- en nuestras enemigas.
Cada año, los bosques, los océanos y los suelos de la Tierra absorben alrededor de 4.500 millones de toneladas de carbono que, de otro modo, terminarían en nuestra atmósfera y aumentarían las temperaturas.
Niño observando una barca en un cuerpo de agua seco.Los expertos dicen que si la temperatura de la Tierra aumenta 2 ºC, el propio planeta tomará por sí mismo cartas en el asunto.
Pero a medida que se experimenta el calentamiento global, estos sumideros de carbono podrían convertirse en fuentes de carbono y empeorar de manera significativa los problemas del cambio climático.
Entonces, ya sea el permafrost -la capa del suelo permanentemente congelado, como la tundra- en las latitudes septentrionales -que ahora contiene millones de toneladas de gases que se calientan-, o la selva amazónica, el temor es que cuanto más nos acercamos a los dos grados de calentamiento por encima de los niveles preindustriales, mayores son las posibilidades de que nuestros hoy aliados acaben arrojando más carbono del que absorben en la actualidad.
En 2015, los gobiernos del mundo se comprometieron a mantener los aumentos de temperatura muy por debajo de los dos grados y a esforzarse por conservarlos por debajo de 1,5. Según los autores, si su análisis es correcto, los planes actuales para reducir las emisiones de carbono pueden no ser suficientes.
"Cuando alcancemos los dos grados de calentamiento, podemos estar en un punto donde le entregamos el mecanismo de control al mismo planeta Tierra", dijo a la BBC el profesor Johan Rockström, coautor del informe y perteneciente al Centro de Resiliencia de Estocolmo.
"Nosotros somos los que tenemos el control ahora, pero una vez que pasamos los dos grados, vemos que el sistema de la Tierra pasa de ser un amigo a un enemigo. Entregamos por completo nuestro destino a un sistema del planeta, que comienza a perder el equilibrio".

Hielo ártico.El derretimiento del hielo en el Ártico reducirá la cantidad de luz solar que se refleja en el espacio.
En la actualidad, las temperaturas globales han aumentado cerca de un grado por encima de los niveles preindustriales y están aumentando alrededor de 0,17 ºC por década.
En su nuevo estudio, los autores analizaron diez sistemas naturales, que denominan "procesos de retroalimentación".
En este momento, estos ayudan a la humanidad a evitar los peores impactos del carbono y los aumentos de temperatura. Entre ellos se cuentan los bosques, el hielo marino del Ártico e hidratos de metano en el fondo del océano.
La preocupación es que si uno de estos sistemas se inclina y comienza a empujar grandes cantidades de CO2 a la atmósfera, el resto podría seguirlo, como una fila de fichas de dominó.
¿Cómo es exactamente el "efecto invernadero"?En resumen, no es bueno.
InundaciónLas inundaciones y la erosión costera pueden ser un problema importante en un mundo más caliente.
De acuerdo con el informe de los investigadores, entrar a un período en la Tierra de "efecto invernadero" significa registrar una temperatura global más alta que en cualquier momento en los últimos 1,2 millones de años.
El clima podría estabilizarse con 4-5 grados centígrados de calentamiento por encima de la era preindustrial. Gracias al derretimiento de las capas de hielo, los mares podrían estar entre 10 y 60 metros más altos que ahora.
En esencia, esto significaría que algunas partes de la Tierra se volverían inhabitables.
Los impactos serían "masivos, a veces abruptos y, sin dudarlo, disruptivos", dicen los autores.
La única ventaja, si se puede llamar así, es que los peores impactos pueden no sentirse durante un siglo o dos. La desventaja es que, una vez que comience, no podríamos hacer nada al respecto.

Escaladores subiendo el Mont-Blanc en su lado francés.Las autoridades francesas le recomendaron a los escaladores evitar subir a la cima del Mont-Blanc este agosto. La ola de calor que sufre el país hace que sea más fácil el desprendimiento de rocas de la montaña.
¿Las olas de calor de 2018 son evidencia del "efecto invernadero"?Los autores dicen que los eventos climáticos extremos que estamos viendo en este momento se pueden asociar de inmediato con el riesgo de pasar los dos grados centígrados.
Sin embargo, argumentan que puede ser evidencia de que la Tierra es más sensible al calentamiento de lo que se pensaba en el pasado.
"Uno debe aprender de estos eventos extremos y tomarlos como evidencia de que deberíamos ser aún más cautelosos", dijo el profesor Rockström.
"[La ola de calor] puede respaldar la conclusión de que si esto puede suceder en una medida, entonces al menos no deberíamos sorprendernos o desestimar las conclusiones de que las cosas pueden suceder de manera más abrupta de lo pensado".
¿Sabíamos de esto antes?Lo que estos autores están diciendo es que, hasta ahora, hemos subestimado el poder y la sensibilidad de los sistemas de la naturaleza.
La gente ha estado pensando que el cambio climático sería una emergencia mundial para todos si las temperaturas subían entre 3 y 4 grados centígrados a fines de este siglo.
Pero este documento argumenta que más allá de los dos grados, hay un riesgo significativo de convertir los sistemas naturales -que actualmente ayudan a mantener bajas las temperaturas- en fuentes masivas de carbono que nos pondrían en un "camino irreversible", hacia un mundo que está 4 o 5 grados más cálido que antes de la revolución industrial.

Campos de maíz en Alemania.El estudio también muestra que, como comunidad global, podemos gestionar nuestra relación con los sistemas naturales para influir en las futuras condiciones del planeta, y usarlos para nuestro beneficio.

¿Hay alguna buena noticia?Sorprendentemente, ¡sí!
Podemos evitar el escenario del efecto invernadero, pero requerirá un reajuste fundamental de nuestra relación con el planeta.
"El clima y otros cambios globales nos muestran que los seres humanos estamos impactando el sistema de la Tierra a nivel mundial. Esto significa que nosotros, como comunidad global, también podemos gestionar nuestra relación con el sistema para influir en las futuras condiciones del planeta.
"Este estudio identifica algunas de las herramientas que se pueden usar para hacerlo", dice la coautora Katherine Richardson, de la Universidad de Copenhague.
Así que no solo vamos a tener que dejar de quemar combustibles fósiles a mediados de este siglo. También vamos a tener que estar muy ocupados plantando árboles, protegiendo los bosques, trabajando en cómo bloquear los rayos del Sol y desarrollando máquinas para sacar carbono fuera del aire.

Instrumento para retirar carbono del aire.Según los autores, será necesario eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera con herramientas como este modelo de una compañía canadiense.

Los autores dicen que se requiere una reorientación total de los valores humanos, la equidad, el comportamiento y las tecnologías. Todos debemos convertirnos en administradores de la Tierra.
¿Qué dicen otros científicos?Algunos dicen que los autores de este documento son demasiado extremistas. Muchos otros dicen que sus conclusiones son sólidas.
"Como resultado de los impactos de los humanos en el clima, el nuevo documento argumenta que hemos superado cualquier posibilidad de que la Tierra se enfríe ‘por sí sola’", dijo el doctor Phil Williamson, de la Universidad de East Anglia, Reino Unido.
"Juntos, al final del siglo, estos efectos podrían agregar medio grado centígrado adicional al calentamiento del que somos responsables directos, cruzando así los umbrales y los puntos de inflexión que parecen ocurrir alrededor de los dos grados centígrados, llevando al planeta a cambios irreversibles a futuro, como el efecto invernadero".
Otros consideran que está fuera de lugar la fe que los autores tienen en la humanidady su capacidad para comprender la naturaleza real del problema.
"Dada la evidencia de la historia humana, esto parece una esperanza ingenua", dijo el profesor Chris Rapley, del University College de Londres.
"En un momento en que se ve un aumento generalizado del populismo de derecha, con su rechazo de los mensajes de aquellos que perciben como ‘élites cosmopolitas’ y la negación específica de que el cambio climático es un problema, hay cero probabilidades de que se dé la combinación de factores necesarios para permitir a la humanidad conducir al planeta a un ‘estado intermedio’".

______________________________________________________________________________________________________________________________
Científicos alertan de que el planeta se acerca al punto de no retorno. abc.es. 08/08/28. Una investigación ha sugerido que diez fenómenos de retroalimentanción provocarán un efecto dominó a partir del aumento de las temperaturas provocado por el hombre. Esto llevaría a un calentamiento global de 4 a 5ºC y a un planeta incapaz de alimentar a la gran mayoría de la población actual.
Un estudio que se acaba de publicar en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) ha concluido que, incluso si se cumplieran los compromisos de los acuerdos de París, de limitar el calentamiento hasta los 2º C de ascenso, el clima corre el riesgo de llegar a un punto de no retorno al que han llamado estado de «Tierra invernadero». La existencia de fenómenos de retroalimentación conducirían a un aumento de la temperatura global que sería de 4 a 5ºC, lo que iría acompañado a una subida del nivel del mar de 10 a 60 metros. En consecuencia, el planeta vería reducida su capacidad de cobijar al humano, hasta una población de solo 1.000 millones de habitantes.
«Las emisiones humanas de gases de efecto invernadero no son el único condicionante de la temperatura de la Tierra», ha dicho en un comunicado Will Steffen, primer autor del estudio e investigador en la Universidad Nacional Australiana. «Nuestro estudio sugiere que un aumento de temperaturas de 2ºC inducido por el hombre podría disparar otros procesos, por medio de un fenómeno de retroalimentación positiva, que llevarían a un calentamiento más grave, incluso si dejamos de emitir gases de efecto invernadero».
Esto implica que, por primera vez, unos investigadores han alertado de que el umbral de 2ºC acordado en París es un punto de no retorno, tal como ha dicho Martin Siegert, investigador en el Imperial College (Reino Unido) no implicado en este estudio.
¿Por qué podría ocurrir algo así? ¿No debería ser el calentamiento proporcional a la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera? No, porque el calentamiento activa procesos naturales que aumenten por su cuenta las temperaturas.
Retroalimentación positiva¿Por qué? Por ejemplo, un esquiador puede caminar por la ladera de una montaña nevada y provocar pequeños desprendimientos de nieve a medida que lo hace. Pero si llega un momento en que desprende un bloque de hielo más grande, puede crear una pequeña bola de nieve que caerá por la ladera. Poco a poco, esta crecerá un poco más, sin que importe ya lo que haga el esquiador. Al cabo de unos momentos, la bola podrá haber generado una auténtica avalancha.
Del mismo modo, puede ocurrir que el calentamiento de las temperaturas reduzca la cobertura de hielo en el Ártico. Pero, a medida que esto pasa, y sale a la luz la tierra bajo el hielo, resulta que disminuye el albedo del continente, es decir, que se debilita la acción de espejo del hielo blanco. Esto puede aumentar el efecto «calentador» de la radiación solar y acelerar el deshielo. Lo cual, a su vez, disminuye el albedo cada vez más rápidamente, y acelera más y más el calentamiento.
Fallos en la maquinaria planetariaEn esta ocasión, los autores han repasado diez procesos naturales de retroalimentación positiva capaces de disparar la subida de las temperaturas a partir de cierto umbral: La fusión del permafrost, la pérdida de clatratos de metano en el suelo oceánico, el debilitamiento de los sumideros de carbono terrestres y océanicos, el aumento de la actividad respiratoria de las bacterias oceánicas, la disminución de precipitaciones en el Amazonas, la reducción de la cobertura de nieve en el hemisferio norte, la pérdida del hielo de verano en el Ártico, o la reducción de las cortezas heladas en el Ártico y en el Antártico.Consecuencias de una marea roja inusualmente larga en la costa de Florida. Este tipo de fenómenos naturales se ven afectados por el clima y la meteorologíaConsecuencias de una marea roja inusualmente larga en la costa de Florida. Este tipo de fenómenos naturales se ven afectados por el clima y la meteorología – AFP
«En nuestro estudio, señalamos elementos de la maquinaria planetaria que, una vez pasado cierto nivel de presión, podrían cambiar uno a uno de una forma fundamental, muy rápida y quizás irreversible», ha dicho Joachim Schellnhuber, uno de los coautores. «Esta cascada de eventos podría llevar al sistema planetario a un nuevo completamente nuevo de funcionar».
Uno en el que la capacidad de carga del planeta, la cantidad total de humanos a la que puede alimentar, caiga hasta una población de 1.000 millones de habitantes.
Cambiar la filosofía para evitarlo¿Cómo impedirlo? «Evitar este escenario requiere redirigir la acción del ser humano de la explotación del planeta hacia la gestión del sistema Tierra», ha sentenciado Steffen. Según él, es urgente acelerar la transición hacia una economía libre de emisiones. Aparte de eso, han propuesto potenciar otros procesos, como la captura de CO2 en bosques, suelos y cultivos, a través de nuevas estrategias de gestión, conservar la biodiversidad y recurrir a nuevas tecnologías para bombear gases de efecto invernadero al subsuelo.
Sin embargo, los propios investigadores han señalado cuál es el punto débil de su propuesta. Todas sus medidas, han dicho, requieren que se produzcan cambios sociales.Fotografía tomada en la ciudad de Nankín, el pasado 6 de agosto. Los autores han recomendado abandonar la economía de las emisionesFotografía tomada en la ciudad de Nankín, el pasado 6 de agosto. Los autores han recomendado abandonar la economía de las emisiones – AFP«El clima y otros cambios globales que están ocurriendo nos muestran que los humanos tenemos la capacidad de afectar al sistema Tierra de forma global», ha dicho Katherine Richardson, coautora e investigadora en la Universidad de Copenhague (Dinamarca). «Esto significa que nosotros, como comunidad global, podemos decidir cuál es nuestra relación con el sistema Tierra para influir en las condiciones que tendrá el planeta en el futuro. Este estudio identifica algunas de las herramientas que podemos usar para lograrlo».
Para llegar a estas conclusiones, los autores han repasado investigaciones que han estudiado este tipo de fenómenos de retroalimentación positiva en el clima terrestre. Además, han extrapolado las conclusiones de reconstrucciones que se han hecho del clima pasado partiendo del registro geológico.
En la actualidad, las temperaturas globales medias solo son un grado mayores a las de la época pre-industrial y, por término medio, ascienden unos 0,17 ºC por década. Pero, de acuerdo con los sostenido por estos autores, la probabilidad de que haya efectos de retroalimentación positiva aumentan año a año.
«Estos procesos pueden ser como una fila de fichas de dominó», ha dicho Johan Rockström, coautor del estudio e investigador en el Instituto de Investigación del Impacto del Clima en Potsdam, Alemania. «Será difícil o imposible detener toda la hilera y evitar que se caiga. Habrá lugares de la Tierra que se harán inhabitables si el escenario de "Tierra invernadero" se hace realidad».

Fotografía tomada en una playa de Dakar en 2015. Junto al calentamiento global, el hombre también produce otros importantes efectos sobre todo el planetaFotografía tomada en una playa de Dakar en 2015. Junto al calentamiento global, el hombre también produce otros importantes efectos sobre todo el planeta – AFP
Los efectos de retroalimentación en el climaLos autores del estudio han repasado investigaciones de otros científicos que han señalado cómo un calentamiento moderado, causado por el hombre, puede disparar ciertos procesos naturales que aumentan por su cuenta las temperaturas, siguiendo el patrón de los procesos de retroalimentación positiva.
-Sumideros debilitados: los océanos y bosques terrestres han absorbido más de la mitad de la polución de CO2 humana en las últimas décadas. Pero hay estudios que alertan de que los bosques están retrocediendo y que los océanos están dando señales de saturación, lo que indicaría que estos sumideros estarían más cerca de alcanzar su límite y dejar de absorber tales cantidades de gases.
-Permafrost: el suelo permanentemente helado de altas latitudes, como el situado en Siberia, Canadá y norte de Europa, tiene atrapado en su interior una gran cantidad de metano y CO2. La fusión que se está observando en este suelo ahora libera pequeñas cantidades de gases de efecto invernadero, pero investigaciones alertan de que podrían aumentar pasado cierto umbral, de forma que este proceso se acelerase a sí mismo.
-Clatratos de metano: acumulan metano en forma de hidratos en el fondo de los océanos. Son vulnerables al calentamiento de la Tierra, aunque se desconoce a partir de qué temperatura liberarían el gas metano y acelerarían el calentamiento global.
-Regresión de los bosques: un calentamiento de 3ºC llevaría a la pérdida del 40 por ciento de la superficie de los bosques del Amazonas. Las plagas de insectos y los incendios acelerarían este proceso, y liberarían miles de millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, incrementando a su vez el calentamiento todavía más.
-El albedo de la nieve: la desaparición del hielo polar, especialmente en el Ártico, implica que la radiación solar calienta directamente el océano situado bajo él. Mientras que la nieve tiene un alto albedo, y refleja gran parte de la radiación, el agua es más oscura y absorbe más calor. En el Ártico, se calcula que puede aumentar la cantidad de calor absorbido en un 80 por ciento. Se cree que a mediados de este siglo el hielo desaparecerá en el Ártico durante los meses de verano.
-Efecto dominó impredecible: los autores han alertado de que todos estos procesos, y muchos más, están interconectados. «El riesgo de que haya un efecto cascada con un aumento de temperatura global de 2ºC es significativo, y se podría incrementar mucho a partir de ese punto», ha dicho Joachim Schellnhuber, uno de los coautores del estudio. Todo esto conduciría a un planeta Tierra marcado por unas dinámica climática totalmente distinta a la actual.

Ver video