Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Gran potencial de la rutina como un remedio auxiliar en la terapia contra la picadura de la jararaca

13 diciembre, 2018
Científicos de Brasil descubren suero contra picadura de serpiente, a partir de cítricos y vegetales. sinembargo.mx. 12/12/18. La rutina es un flavonoide, un tipo de molécula que sirve de pigmento a diversos vegetales y frutas que poseen colores fuertes y tiene altos poderes antioxidantes y antinflamatorios.
Gran potencial de la rutina como un remedio auxiliar en la terapia contra la picadura de la jararaca
Bothrops jararaca
Una investigación del Instituto Butantan de Sao Paulo descubrió que la molécula rutina, común en frutas cítricas y vegetales, puede servir como suero antiofídico para tratar el veneno de la jararaca, una serpiente muy común Brasil, según informó el propio instituto.
En un experimento realizado con ratones, un grupo de científicos descubrió que la rutina protegió a los animales de la inflamación derivada del veneno de la jararaca, responsable del 70 por ciento de las picaduras de serpiente del estado de Sao Paulo.
La rutina es un flavonoide, un tipo de molécula que sirve de pigmento a diversos vegetales y frutas que poseen colores fuertes y tiene altos poderes antioxidantes y antinflamatorios.
Se encuentra en frutas cítricas como uvas, manzana, caqui, higo, fresa, zarza, cereza y frambuesa y también en vegetales como pimiento y pimienta; el trigo sarraceno y los tés negro y verde también son ricos en rutina.
El veneno de la serpiente jararaca puede desencadenar en sangrado e inhibir las capacidades del cuerpo de detenerlo y la terapia antiveneno actual es limitada para tratar todo el abanico de complicaciones que pueden ocurrir después de la picadura.
En caso de envenenamiento, se pueden bloquear los vasos sanguíneos, formar coágulos y provocar necrosis.
“Pensamos que sería posible usar la rutina para evitar la expresión del factor tisular en los casos de envenenamiento, reduciendo así complicaciones secundarias como la coagulación sanguínea”, declaró el científico Marcelo Larami Santoro, responsable por la investigación junto a Ana Teresa Azevedo Sachetto y Jaqueline Gomes Rosa.
En el experimento se utilizaron 72 ratones divididos en grupos: el primero de control, el segundo en que se inyectó el veneno de jararaca, el tercero en el que se inyectó una solución salina con rutina y en el cuarto grupo se inyectó al mismo tiempo el veneno y la misma solución con la rutina.
“En el grupo de animales en los que se inyectó veneno y rutina, verificamos que la rutina redujo el trastorno de la coagulación, protegiendo así el organismo de los ratones de las acciones de coagulación del envenenamiento”, dijo Santoro, aunque también especificó que serán necesarios nuevos estudios para concretar la eficacia de la molécula.
“La investigación sugiere que la rutina tiene gran potencial como un remedio auxiliar en conjunto con la terapia antiveneno para tratar la picadura de la serpiente, particularmente en países donde la disponibilidad de antiveneno es escasa”, añadió Santoro.