Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Explican la receta para reducir los niveles de arsénico inorgánico del arroz

4 noviembre, 2020
Cómo cocinar el arroz para eliminar el arsénico tóxico conservando sus nutrientes. Por Margarita Lázaro. huffingtonpost.es. 03/11/2020. Investigadores de Reino Unido publican la receta para acabar con este elemento peligroso para la salud. Bol de arroz blanco
Bol de arroz blanco No sólo se trata de reducir los niveles de arsénico inorgánico del arroz, se trata también de que este alimento conserve a la vez todos sus nutrientes. Pues bien, la ciencia acaba de descubrir cuál es el mejor método para conseguirlo. Un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido, ha dado con la receta para acabar con este elemento peligroso para la salud. Para ello analizaron los resultados obtenidos tras preparar arroz de cuatro formas distintas, todas implicaban cocinarlo a través del método de absorción (con agua y sal). Lo hicieron con arroz sin lavar, arroz lavado, arroz remojado o arroz sancochado (cocido a medias). Tras estudiar los cuatro métodos, descubrieron que el de sancochado con absorción (PBA) reduce la mayor parte del arsénico del arroz, al tiempo que el cereal conserva sus nutrientes. “Con nuestro nuevo método podemos reducir significativamente la exposición al arsénico mientras reducimos la pérdida de nutrientes clave”, zanja el científico Manoj Menon en un artículo publicado en la revista Science of The Total Environment vía Science Alert. En el artículo explican la receta que hay que seguir para eliminar el 54% de arsénico inorgánico del arroz integral y el 73% en el arroz blanco. 1. Hervir agua (cuatro tazas de agua fresca por cada taza de arroz crudo). 2. Agregar el arroz y hervir durante 5 minutos. 3. Desechar el agua, de modo que se elimina gran parte del arsénico que contenía el arroz. 4. Agregar agua fresca (dos tazas por cada taza de arroz). 5. Tapar el arroz con una tapa y cocinar a fuego lento hasta que se haga. El arroz, especialmente el integral, es un alimento rico en hidratos de carbono de absorción lenta, lo que permite que los niveles de azúcar en la sangre se mantengan estables durante más tiempo. Además es rico en vitaminas, como la niacina, la vitamina D, la tiamina y la riboflavina, y en minerales, entre los que se destacan el magnesio, el fósforo y el selenio. A esto hay que añadir que el arroz integral es una buena fuente de fibra y por lo tanto, mejora la digestión.