Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Evaluación sistemática de sustancias y su toxicidad, en fluidos residuales de fractura hidráulica

10 enero, 2016
La toxicidad de los fluidos usados en el fracking y la de su agua residual. noticiasdelaciencia.com. 08/01/16. En un análisis de más de 1.000 sustancias en fluidos empleados para operaciones de fracturación hidráulica (fracking) o liberados por estas, unos investigadores han comprobado que muchas de ellas se han visto relacionadas con problemas de salud de índole reproductora y del desarrollo, y la mayoría tiene una toxicidad indeterminada debido a que la información disponible es insuficiente.Ver noticia con referencia al artículo original, en inglés
Evaluación sistemática de sustancias y su toxicidad, en fluidos residuales de fractura hidráulica
Esquema de fracturación hidraúlica
[Img #33018]La nueva investigación revela la presencia de toxinas en los fluidos del fracking y en sus aguas residuales. (Ilustración: Pat Lynch / Yale University)El hallazgo es obra del equipo de Nicole Deziel, de la Universidad Yale en New Haven, Connecticut, Estados Unidos. Se necesitan urgentemente más estudios epidemiológicos y de exposición para evaluar las amenazas potenciales para la salud humana de las sustancias encontradas en los fluidos del fracking y en las aguas residuales creadas por este proceso, tal como recomiendan los autores del estudio. El equipo de investigación utilizó datos disponibles sobre 1.021 sustancias utilizadas en el fracking, un proceso que sirve para extraer petróleo y gas natural de las profundidades del subsuelo mediante la utilización de una mezcla de fluidos de fracturación hidráulica que puede contener cientos de sustancias. El proceso crea cantidades notables de aguas residuales y fractura el lecho de roca, planteando una amenaza potencial tanto para el agua superficial como para los acuíferos del subsuelo que suministran agua potable, tal como argumentan los investigadores.
Si bien carecían de información definitiva sobre la toxicidad de la mayoría de las sustancias, los miembros del equipo analizaron 240 y concluyeron que 157 de ellas, incluyendo sustancias como el arsénico, el benceno, el cadmio, el plomo, el formaldehído, el cloro y el mercurio, aparecen asociadas a una toxicidad significativa, tanto para el desarrollo como para la reproducción. En algunos estudios anteriores, se observaron asociaciones entre la proximidad de los lugares en los que se practica el fracking y la aparición de problemas de desarrollo y de reproducción, pero no se investigó a sustancias específicas. Esta evaluación reciente podría ayudar al diseño de futuros estudios, al poner de manifiesto qué sustancias podrían tener la mayor probabilidad de tener un impacto negativo sobre la salud.