Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Estrategia de prevención de mordeduras de serpientes en Angola

7 noviembre, 2016
Angola posee suero experimental para mordeduras de serpientes. prensa-latina.cu. 07/11/16.  Angola posee hoy un suero experimental llamado Murino para tratar a víctimas de mordeduras de serpientes que ocurren con mayor frecuencia en Asia, India, Brasil y Venezuela, pues se registran pocos datos de África y Oriente Medio.Medios periodísticos indican que el remedio se concibió como resultado de un trabajo de investigación científica de la Facultad de Medicina de la Universidad Lueji a’Nkonde, en la provincia de Malanje, en colaboración con el Instituto Butantan (Brasil) y el Laboratorio de Toxicología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Oporto (Portugal).
Estrategia de prevención de mordeduras de serpientes en Angola
Bitis gabonica
(Sertox)
La pesquisa que dio lugar a la creación de Murino fue desarrollada por un equipo de 10 científicos, dirigidos por la doctora angoleña Paula Oliveira.
Junto al grupo también trabajaron dos investigadores del Instituto Butantan y uno del departamento de Toxicología de la Facultad de Farmacia de Oporto.
El suero experimental se presenta en la Feria de la Innovación, ideas y nuevos productos de Nuremberg (Alemania), uno de los tres estudios nacionales, tras ganar una medalla de oro en el certamen de la Universidad de Lueji a’Nkonde en la última edición, con la ‘Estrategia de prevención de mordeduras de serpientes en Angola’.
Las otras dos indagaciones que se presentan en Nuremberg son: ‘Programa de prevención, preparación y respuesta rápida a emergencias químicas en Angola’, firmado por el Centro de Investigación de Medicamentos y Toxicología (Cimetox); y ‘Caracterización bioquímica de los venenos de serpiente en Angola’, cuyos autores son los mismos que desarrollaron Murino.
La mordedura de reptil resulta ser uno de los accidentes más comunes que ocurren en el medio campestre angoleño.
Dentelladas de serpientes del género Crótalus (Cascabel) y Micrurus (Corales o Naca Naca) son las más peligrosas porque su veneno puede comprometer al sistema nervioso y por ende a los músculos de la respiración.
Fuentes sanitarias aseguran que cerca de cinco millones de personas son mordidas por serpientes cada año en el mundo y de estas 125 mil mueren y 400 mil sufren amputaciones o daños irreversibles que les generan algún tipo de discapacidad.
Muchas de las víctimas son niños y la mayoría vive en áreas rurales donde resulta a veces difícil recibir atención médica o pagar el antídoto.