Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

España: el calentamiento favoreció a las orugas procesionarias que colonizan zonas más altas

16 marzo, 2015
El aumento de temperaturas propicia la extensión de las orugas procesionarias. 20minutos.es. 16/03/15. 
  • Durante los últimos cuarenta años, este insecto se ha visto favorecido por el calentamiento, colonizando cada vez zonas más altas de España. 
  • Expertos en control de plagas han advertido sobre el riesgo "serio" que pueden suponer estas larvas para las personas y animales.
El incremento de las temperaturas medias están favoreciendo que las orugas procesionarias colonicen zonas cada vez más altas de España, una situación que también afecta a otros países del entorno, han explicado técnicos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama). Leer relacionado: Advierten sobre proliferación masiva de orugas procesionarias en áreas urbanas de España
España: el calentamiento favoreció a  las orugas procesionarias que colonizan  zonas más altas
Bolsas de seda de la procesionaria del pino
(SerTox)
Nido con orugas de la procesionaria del pino.(© Wikimedia Commons)
Según estas fuentes, el avance de la oruga procesionaria en los últimos cuarenta años se ha visto favorecido gracias al calentamiento, ya que se trata de un insecto que huye de los niveles elevados de humedad. 
De hecho, las larvas aparecen durante el primer cuatrimestre del año, entre enero y abril, a medida que las temperaturas medias empiezan a subir tras el invierno. 
Expertos veterinarios y empresas de control de plagas han coincidido además en advertir sobre el riesgo "serio" que pueden suponer estas larvas para las personas y animales.
 La inhalación de los finos pelos de la oruga, donde oculta su veneno, puede producir desde urticarias hasta reacciones alérgicas, especialmente en los niños ya que según la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (Anecpla), Milagros Fernández, "ellos son los más vulnerables". 
La oruga suele presentarse siempre en forma de procesión (ligadas unas a otras) y ubicarse cerca de los pinos donde instalan los "bolsones" en los que se desarrolla la larva y son precisamente esas procesiones lo que "resulta muy llamativo para los pequeños, que tienden a tocarlas para entender lo que son".
 En cuanto a los bolsones, Fernández ha precisado que "son también muy visibles" por su color blanco y porque pueden alcanzar dimensiones de alrededor de 20 centímetros. 
Predominan "después del invierno, justo cuando empiezan a subir las temperaturas, aunque siempre depende de la zona de España" ya que en comunidades autónomas como Andalucía suelen aparecer en enero mientras que en el caso de Madrid las primeras se han presentado a finales de febrero. 
Los animales son especialmente vulnerables Los problemas de las orugas no se limitan a la urticaria en las personas pues, según ha añadido el veterinario Jose Luis Blázquez, perros y gatos son especialmente vulnerables: "a veces se las comen y se tragan todo el tóxico que contiene el insecto, con lo que llegan a sufrir una necrosis en la garganta y en la lengua".
Blázquez, que trabaja en el hospital veterinario Openvet, ha lamentado que "en muchos casos los animales pueden fallecer por el contacto con estas orugas", por lo que hay que "intentar darse cuenta a tiempo" para evitar el roce de las mascotas con estos insectos.
 Si los pelillos de las orugas entran en contacto con las mucosas o con los ojos de los animales, los síntomas suelen ser picores, urticarias y sensación de quemazón" y si la tocan "suelen comenzar a babear y a rascarse la zona de la boca". 
Además, "en algunas ocasiones la piel se daña y produce ampollas". Ante este riesgo, el principal consejo es acudir cuanto antes a la clínica veterinaria y, si no es posible, "lavar la zona con agua para diluir el tóxico". 
Árboles dañadosLos árboles que albergan las larvas de oruga procesionaria también suelen resultar dañados por su presencia ya que "durante esta fase el insecto necesita alimentarse de las acículas de los pinos para crecer".
Las larvas, precisa el Magrama, "no llegan a matar el árbol, pero las defoliaciones que producen pueden ser a veces muy aparentes".
 Entre las armas para acabar con estos insectos figura su eliminación a través de medios físicos o químicos del bolsón o bien su perforación directa ya que, al someterse a una climatología adversa, las larvas mueren. 
También se utilizan las trampas de feromonas para el monitoreo y control de las poblaciones de estas orugas.
___________________________________________________________________________________________________
Leer relacionado: Guerra biológica a la procesionaria.Por Ignacio Lillo. diariosur.es. 16/03/15. 
  • La lucha contra esta plaga, con alta incidencia en Málaga, emplea armas que van desde las feromonas hasta las bacterias
  • Las condiciones meteorológicas del invierno han aumentado su presencia y han adelantado dos semanas la fase más peligrosa
Un técnico fumiga un pino afectado por la plaga.Un técnico fumiga un pino afectado por la plaga. / SURLa procesionaria es una plaga que causa problemas en las urbanizaciones de Málaga donde el pino es la especie vegetal predominante, como ocurre en Cerrado de Calderón, Pinares de San Antón y otras. No es excepcional, aunque este año, por las condiciones meteorológicas, se ha producido un nivel de infestación mayor que otros, y se ha adelantado casi medio mes el final del quinto estado larvario, «la típica hilera de gusanos peludos buscando un lugar de enterramiento», explica José Antonio Gómez, ingeniero técnico forestal. «Los fríos invernales anómalos en estas latitudes más cálidas han favorecido su apetito y su premura por enterrarse para que las orugas se conviertan en crisálida». Y es precisamente en ese desfile donde surgen los problemas, especialmente graves en el caso de niños y mascotas, que se pueden acercar y tocarlas.
La lucha contra este problema ambiental tiene múltiples vertientes, y aunque debe ser administrado por profesionales, hay algunas claves que a los afectados les interesa conocer. Para Gómez, la clave del éxito reside en la vigilancia constante de los primeros síntomas, junto con un tratamiento inmediato y regular a posteriori por parte de una empresa especializada. «El tratamiento y solución de este tipo de plagas no distingue de barrios ricos o pobres, se trata de priorizar los tratamientos en las zonas más afectadas y evitar su propagación. Y según he podido observar personalmente la situación en Cerrado de Calderón se hace prioritaria y se está actuando».
Una vez localizado el problema, hay que abordarlo con un programa de «lucha Integrada»: «Hay que combatir la plaga desde distintos frentes, y no sólo con la guerra química, masiva y agresiva que se ha utilizado durante décadas». Se juega cada vez más en el campo de la lucha biológica y del manejo del hábitat, frente a la utilización sistemática y unilateral de ciertos productos químicos de amplio espectro y nocivos para la salud humana y el medio ambiente.
Desde esta óptica, el ingeniero recomienda, en casos de niveles bajos de infestación, la eliminación por profesionales de los bolsones manualmente, que se debe realizar a primera o última hora del día, para después quemarlos. También se puede aplicar un tratamiento químico directo de los nidos que estén al alcance.
Trampas de feromonas
Otra técnica en auge es la colocación de trampas de feromona sexual (sintética) de la hembra de la procesionaria, que atrae a los machos y quedan atrapados. De este modo no se producirá la fecundación. Estas medidas son efectivas desde comienzos de julio a principios de noviembre, y es necesario vigilar y reemplazar periódicamente las trampas.
En caso de niveles medios o altos de ataque, lo más efectivo es un tratamiento químico por medio de IGR (inhibidor de crecimiento de insectos) que impide la muda a la siguiente fase larvaria y se evitan futuras reinfestaciones. «Debido a su baja toxicidad está especialmente indicado para lugares sensibles, como hospitales, sitios donde se almacenan o manipulan alimentos, así como en viviendas privadas y lugares públicos». Se aplica a alta presión o con cañón nebulizador. En el caso concreto de la procesionaria se emplea el Diflubenzurón. Otra opción es el tratamiento químico por medio de ‘Bacillus thuringiensis’, una bacteria que ataca a las orugas.
Los tratamientos químicos convencionales emplean piretroides, y los principios activos más utilizados son Alfacipermetrin, Cipermetrin o Deltametrin. Hay que aplicarlos durante los meses que van de agosto a octubre, durante la primera y segunda fase larvaria, siempre por empresas autorizadas y personal cualificado.
Hay otras fórmulas más ecológicas de evitar su propagación. Se trata de la introducción en el hábitat de predadores naturales de estas plagas, los trabajos forestales y los parásitos de los huevos y larvas. Entre los primeros se encuentran las hormigas rojas y aves como los herrerillos, los carboneros, las abubillas, los críalos, las urracas y los cuervos. También los clareos selectivos de los pinares disminuyen la competencia y aumentan el vigor de los árboles ante ataques de plagas secundarias que aprovechan el debilitamiento de los pinos que se ven atacados por la procesionaria.

____________________________________________________________________________________________________
Leer también relacionado: Cómo reaccionar ante la procesionaria. mascotas.hola.com. 17/03/15. Ahora que estamos a mitad de mes, queremos recordaros, tanto en estos días restantes como en el mes de abril, que tenemos que tener especial cuidado porque entramos en época de la oruga procesionaria del pino.PROCESIONARIADesde el mes de febrero hasta, aproximadamente, el mes de abril éstas bajan desde los pinos en forma de procesión buscando un lugar donde poder enterrarse para empezar a tejer su capullo y romperlo en julio, del que saldrán convertidas en mariposa.
A simple vista resultan muy fáciles de ver (cabeza y piel de color negro y costado gris), pero al mismo tiempo son muy atractivas para nuestros ingenuos y curiosos perros, de tal modo que aquellos que las huelen o chupan pueden sufrir graves problemas como, por ejemplo, llegar a perder la lengua o sufrir un shock alérgico mortal como consecuencia de la descarga del veneno que poseen sus pelos urticantes.
Debemos llevar muchísimo cuidado, ya que ellos no son conscientes del peligro. Ahora bien, esta circunstancia no implica dejar de sacar a pasear a nuestros perros, simplemente, conlleva tener más precauciones de lo normal.
Los síntomas que manifiestan los perros afectados suelen ser:
– picores en la lengua
– saliva en abundancia
– vómitos
– inflamación de la lengua, la boca, el esófago y el estómago
– inflamación de la cara y los párpados
Consejos veterinarios:puppy-183629_1280Son muchos los veterinarios que nos recomiendan evitar las zonas de pinos durante estos meses.
Como primeros auxilios, se puede realizar un lavado de la zona afectada. Deberemos hacerlo con suero fisiológico y de forma muy cuidadosa para así impedir que se libere más toxina como consecuencia de la rotura de los pelos clavados.
Pero, sobre todo, recordaros que una rápida actuación veterinaria es fundamental paraevitar complicaciones, por lo que en caso de picadura lo más importante es no alarmarse y acudir a urgencias veterinarias lo antes posible.
 
Y tú, ¿has tenido algún susto a consecuencia de la procesionaria?