Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

España: buscan causas tóxicas para explicar la muerte fulminante de tres miembros de una familia

17 diciembre, 2013
¿Qué tóxico causa vómitos y puede matar en 12 horas?.Por Jaime Prats. elpais.com. 17/12/13. 
  • Los especialistas no creen que la familia de Sevilla haya fallecido por comida en mal estado
  • En 2001 hubo un caso similar en El Vendrell y nunca se supo qué sucedió
España: buscan causas tóxicas para explicar la muerte fulminante de tres miembros de una familia
Nomeacuerdo
“He visto gastroenteritis graves, como consecuencia de la ingesta de alimentos en mal estado; pero muertes, nunca” comenta Benjamin Climent, de la unidad de toxicología médica del hospital General de Valencia. Este mismo juicio lo comparten otros especialistas consultados por este diario. Como también comparten la cautela al opinar qué pudo causar la muerte de los tres miembros de la familia de Alcalá de Guadaira (Sevilla) fallecidos el domingo tras un episodio de vómitos y náuseas horas después de la cena.
Santiago Nogué, responsable de toxicología del hospital Cínic de Barcelona coincide con su colega. Considera prácticamente imposible que haya habido una intoxicación alimentaria. “Cuando la comida está en muy mal estado no se ingiere, y aún así, no puede matar fulminantemente a nadie”. Nogué ni siquiera cree que haya podido darse una infección bacteriana por salmonelosis o cepas peligrosas de Escherichia coli —como las que causaron fallecidos en Alemania en 2011—, que pueden provocar síntomas similares: es “de alta improbabilidad” que maten en 12 horas. ¿Y botulismo? “Es infrecuente, suele darse con envases caseros, y produce parálisis muscular, un síntoma que no se ha notificado”, según Climent.
Otra posibilidad podría ser el consumo de alimentos contaminados por algún producto tóxico como plaguicidas, raticidas, insecticidas o fungicidas. En este caso, los síntomas sí serían similares. “El fosfuro de aluminio o el cianuro, presente en estos compuestos, son capaces de matar rápido, en 10 horas tras un cuadro digestivo”, apunta Nogué. Sin embargo, su acceso no es sencillo: suelen estar limitadas a un uso industrial o agrícola. “Es difícil que casualmente contaminen un alimento”, señala el toxicólogo del Clínic.
Nogué apunta a una tercera opción: la intoxicación por gas. Por ejemplo, una mala combustión de una calefacción de butano o gas natural: “El exceso de monóxido de carbono puede generar síntomas digestivos”.
Dos laboratorios buscan el tóxico que, supuestamente, está detrás de las tres muertes de Alcalá. Si finalmente no dieran con él, no sería la primera vez. En 2001 falleció un matrimonio y su hijo de El Vendrell (Tarragona) tras un proceso de gastroenteritis. Las autoridades sanitarias no pudieron ir más allá de apuntar que los decesos se debieron a intoxicaciones “de origen desconocido”.

______________________________________________________________________________________
Leer también: La familia de Alcalá de Guadaíra murió por ingerir "algún tipo de alimento o una sustancia tóxica". Por Juan Miguel Baquero. eldiario.es. 16/12/13.  
  • La familia que falleció intoxicada en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) lo hizo por ingerir “algún tipo de alimento o de sustancia tóxica” mezclada con la comida, según la consejera de Salud.
  • La única superviviente, una menor de 13 años, no comió lo mismo que el resto de la familia.
  • El caso de Alcalá es "de gran gravedad desde el punto de vista tóxico, algo que no suele ocurrir"
  • Continúa la alerta sanitaria hasta que las autopsias no determinen la causa exacta de las muertes y se ha inmovilizado una partida alimentaria, aunque la Junta de Andalucía hace un llamamiento “de tranquilidad porque no hay riesgo para la población”.
A falta del resultado definitivo que determinen las autopsias, los indicios sobre la muerte de tres miembros de una misma familia en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) apuntan a una infección toxicoalimentaria.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            “O es de algún tipo de alimento o de alguna sustancia tóxica que se haya mezclado” con la comida, ha indicado la consejera de Salud, Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio. “Ha sido un caso de una gran gravedad desde el punto de vista tóxico, algo que no suele ocurrir”, precisa.

La alerta sanitaria seguirá activada, según la titular regional de Salud, hasta que lo determine el Juzgado de Instrucción Número 2 de la localidad y concluyan los análisis microbiológicos y toxicológicos. Los tres fallecidos tomaron aquella noche pescado y la menor de 13 años, que evoluciona de manera favorable y no presentaba los mismos síntomas, otros alimentos. Esto ha llevado a inmovilizar, además del posible foco en la propia vivienda, donde se han tomado muestras, otra partida alimentaria en un negocio local.
Se investiga qué causó la muerte por investigación toxicológica
En todo caso, la propia consejera ha enfatizado que no existe constancia de riesgo tóxico o alimentario para la población “según los indicios de los que se dispone hasta el momento”, a lo que suma que el suceso “ocurrió el sábado y estamos a lunes y no ha aparecido ninguna sintomatología más”, apunta Sánchez Rubio. La investigación se centra ahora, precisa, en averiguar qué agente causó las muertes súbitas por infección toxicológica aguda.
“Desde el punto de vista de la salud pública”, ha informado la consejera, “se está trabajando con el juzgado en conocer las causas” y ha descartado, asimismo, que haya existido negligencia médica en la atención a la familia “porque se ha tratado como una intoxicación alimentaria”.
“La familia requirió a los servicios de emergencias dos veces –a  las 2:55 horas de la madrugada del viernes y a las 9:09 de la mañana del sábado– y se les aplicó el protocolo que está establecido en estas situaciones”, precisa. Según Sánchez Rubio, ahora se investiga “comida, productos químicos, gas, agua… todo y con todo detalle” hasta dar con el foco que ha provocado las tres muertes.
La menor aún ingresada no presentó los mismos síntomas que el resto de su familia
En cuanto a la menor ingresada, los síntomas que presentaba “en ningún caso fueron tan fuertes como los del resto de la familia”. Ahora recibe atención psicológica. La propia familia de los fallecidos ha desmentido además que estos vivieran de la indigencia y recogieran comida de la basura. Descartan así, por tanto, que el origen infeccioso pudiese estar en alimentos caducados.
Desde la consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se ha informado también que la familia fue perceptora del salario social durante dos años, en 2010 y 2011, y que el progenitor lo había vuelto a demandar en octubre porque en marzo del próximo año finalizaba la ayuda de 426 euros que recibía de la Renta Activa de Inserción. Sánchez Rubio ha reiterado que el Gobierno andaluz “está comprometido con estas situaciones y las personas que están sufriendo las duras consecuencias de la crisis” y que, por ello, en el presupuesto de 2014 se ha fijado un refuerzo del 29,5% para el Ingreso Mínimo de Solidaridad.
La Junta estudia, del mismo modo, “otro tipo de medidas, en función de las disponibilidades presupuestarias, que puedan incrementar la cobertura de las necesidades básicas de estas familias”. Se prorroga también el Decreto de Exclusión Social, establecido este año y que ha concedido salarios a un total de 55.577 beneficiarios partiendo, informa la consejera, de un presupuesto inicial de 70 millones de euros que se ha aumentado “en los tres últimos meses en otros 30 millones, con lo que se ha duplicado lo el salario social de todo el año”.
______________________________________________________________________________________
Leer relacionado: Tragedia de Alcalá de Guadaíra: La investigación apunta a un tóxico ajeno a la comida en las muertes de Sevilla. lavozdegalicia.es. 17/12/13. Ni estaban en la indigencia, ni recogían alimentos de la basura, según familiares. 
La muerte fulminante de tres miembros de una familia sin apenas recursos económicos horas después de cenar, el pasado viernes, en su domicilio en Alcalá de Guadaíra conmocionó el país por la hipótesis inicial que apuntaba a que los fallecimientos se podían haber producido por la ingesta de pescado en mal estado recogido de contenedores de basura. Pero esta idea fue ayer descartada por la consejera de Sanidad andaluza, María José Sánchez Rubio, que reveló que los primeros datos de la investigación apuntan a un agente tóxico detectado en el domicilio de la familia como la causa que originó la tragedia.«Atravesaban una situación difícil, pero no como para tener que recurrir a los contenedores», afirmó categórica Sánchez Rubio, quien confirmó que la familia tenía en su casa alimentos en buen estado y adquiridos en establecimientos. Un extremo al que también se refirió el portavoz de la familia, Miguel Ángel López, para recordar que los alimentos fueron comprados en tiendas de la localidad ante la llegada de la Navidad. También señaló que el padre había prometido a sus hijas -una de ellas muerta y la otra hospitalizada- sus regalos de Reyes.A pesar de ello, nadie pone en duda que los Cayo Bautista atravesaban por una situación económica crítica desde que el padre, fontanero de profesión con empleados a su cargo, se quedó en paro hace dos años. Hasta ese momento eran una familia de clase media a la que las cosas les iban relativamente bien, pero la crisis les cambió la vida. Ya no podían pagar los gastos del piso, que estaba embargado, ni de una furgoneta que utilizaban en sus desplazamientos. La familia solo recibía 426 euros de la Renta Activa de Inserción, aunque esta ayuda se terminaba a comienzos del próximo año, de ahí que hubieran solicitado el salario básico que concede la administración regional andaluza.Parada cardiorrespiratoriaEl informe preliminar de la autopsia certifica que las muertes se produjeron por parada cardiorrespiratoria, aunque no identifica qué la causó. Las primeras investigaciones apuntan a una posible toxiinfección de la que se ha librado la hija menor del matrimonio, de 13 años, y que permanece ingresada en un hospital sevillano. La joven fue la única que no comió pescado, la noche del viernes.Las pruebas microbiológicas y toxicológicas tardarán aún al menos unos días, según confirmó la consejera andaluza de Salud, María José Sánchez Rubio, quien quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la población asegurando que la alerta sanitaria se mantendrá vigente hasta que acabe la investigación. También informó de que no se han dado más casos, ni siquiera leves, por lo que todo se centra en el domicilio de los Caño Bautista y en algún producto que pudieran estar mezclado con los alimentos.Asimismo, quiso salir al paso de las criticas por la actuación de los servicios sanitarios de urgencias, que han motivado incluso una denuncia ante la Fiscalía por parte de la organización Defensor del Paciente al entender que se perdieron horas que «podrían haber sido fundamentales para salvarles la vida» a las víctimas. Sánchez Rubio detalló que tras la primera comunicación solo la menor fallecida presentaba síntomas, por lo que recomendaron que si no mejoraban volvieran a llamar. Así lo hicieron ya en la mañana del sábado, pero al entrar en el domicilio los servicios de emergencias encontraron a la chica de 14 años en parada cardiorrespiratoria, y al padre y la madre, de 61 y 50 años, muy graves, por lo que decidieron trasladarlos a todos al hospital, donde fallecieron.
______________________________________________________________________________________
Leer también: Las muertes por intoxicación alimentaria son excepcionales. elmundo.es. 16/12/13.
  • Se especula sobre un tipo de bacteria denominada ‘Clostridium botulinum’
  • También podría haber sido algún aditivo añadido de forma accidental en algún alimento
El caso de la muerte de tres miembros de una misma familia en Sevilla se mantiene bajo secreto de sumario. Poco se sabe aparte de que los padres (de 50 y 61 años) y una de las dos hijas (de 14 años) murieron el sábado pasado tras un cuadro de intoxicación alimentaria que acabó con sus vidas en apenas unas horas y mantiene ingresada a la segunda de las niñas, de 13 años. En un principio se hablaba de comida caducada o de algún elemento químico contenido en alguno de los alimentos que ingirieron en la cena del viernes, cuando empezaron los síntomas (diarreas, náuseas y vómitos). Pero, de momento, todo son hipótesis y especulaciones. Aún se esperan los resultados de las autopsias.
¿Qué tipo de alimentos podrían causar una reacción tan grave y tan inminente? Como explica María Casadevall, de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN), "aquellos que tienen una bacteria concreta, Clostridium botulinum, capaz de fabricar una toxina que puede causar la muerte de personas en pocas horas". Cabe señalar, agrega, que esta bacteria "sólo puede crecer en condiciones muy concretas, asociadas a latas de conservas industriales (golpeadas, perforadas…), conservas o embutido de fabricación doméstica". Basta con que entre oxígeno para que se produzca el crecimiento de la bacteria. "Existe más riesgo de que ocurra en casa, por eso hay que ser muy estrictos con las conservas domésticas". Primero, calentar el recipiente a 100 grados durante unos 15 minutos. Después, introducir el alimento, cerrarlo muy bien y calentarlo al baño maría otros 15 minutos, al menos".
En este tipo de intoxicación "aparecen náuseas, vómitos, cansancio, vértigo y acabaría provocando una parálisis respiratoria que terminaría con la muerte del individuo", señala Casadevall. "Esta toxina disminuye la capacidad ventilatoria con mucha rapidez y afecta al sistema simpático y parasimpático".
Podría haber sido el caso de la familia de Sevilla. Pero también podría haber sido salmonelosis o el exceso de algún aditivo añadido de forma accidental en algún alimento. En cuanto a las fechas de caducidad, subraya la experta, "sólo son un concepto de calidad alimentaria y nivel nutritivo, pero no marcan un daño así, tan grave y tan rápido".
Lo cierto, asegura Casadevall, es que, aunque las intoxicaciones alimentarias con cuadros leves (náuseas, vómitos, cefaleas) son relativamente frecuentes (unas 8.000 al año -unas 5.000 por salmonella-), "las muertes por intoxicación alimentaria son excepcionales".
Otro de los alimentos que pueden desencadenar esta situación tan inmediata son las setas. "Una intoxicación con setas venenosas puede producir la muerte en pocas horas", agrega la especialista.
Además de la bacteria Clostridium botulinum, "hay otras que también pueden causar la muerte. Se encuentran, sobre todo, en la carne y el pescado crudo. El consumo de estos alimentos sin cocinar aumenta, por lo tanto, el riesgo de intoxicación alimentaria grave", argumenta Casadevall.
No obstante, el efecto siempre depende del estado de salud del consumidor. "Hay perfiles que tienen más riesgo, como los niños, las embarazadas, las personas mayores y los individuos con el sistema inmune deprimido".
Mucho se está especulando sobre el nivel soioeconómico de la familia de Sevilla y sobre sus posibilidades de acceso a la comida. Aunque aún no hay información clara al respecto, una cosa sí remarca la especialista y es que "si una persona no se alimenta correctamente, su sistema inmunitario estará en malas condiciones y opone menor resistencia a los microorganismos que puedan causar intoxicación".
__________________________________________________________________________________Leer y ver video: Dos laboratorios buscan tóxicos en los análisis de la familia fallecida.canalsur.es.17/12/13. Alcalá de Guadaíra vive su último día de luto por el fallecimiento de los tres miembros de una familia. Los resultados de los análisis microbiológicos y toxicológicos que están realizando dos laboratorios de Sevilla y Madrid serán determinantes para saber qué es lo que acabó con la vida de estas personas. La teoría de la intoxicación alimentaria pierde cada vez más fuerza. Ahora se trata de averiguar cómo llegaron las sustancias tóxicas a la comida.Este lunes han sido enterrados en la más estricta intimidad. Otra hija de la pareja, de 13 años, está ingresada en el hospital  aunque se recupera y ya ha pasado a planta. Aún se desconocen las causas exactas de los fallecimientos y el caso permanece bajo secreto de sumario.
La familia fallecida por intoxicación en Alcalá de Guadaíra tenía en su casa alimentos en buenas condiciones y que habían sido comprados en tiendas, según ha confirmado en conferencia de prensa la consejera andaluza de Salud, María José Sánchez Rubio.
La familia atravesaba una "situación difícil pero no como para tener que recurrir a los contenedores" de basura, según ha explicado la consejera, quien ha asegurado que aún no han concluido ni los análisis microbiológicos ni los toxicológicos de todas las muestras halladas en el domicilio. 
En cualquier caso, todas esas conclusiones están limitadas por el secreto judicial, al igual que si se ha inmovilizado alguna partida alimentaria fuera del domicilio familiar, lo que la consejera no ha confirmado ni rechazado. Sí ha asegurado que, pese a que la alerta sanitaria sigue activada, el foco se limita al domicilio familiar y que tras las horas pasadas desde la madrugada del sábado se descarta otro episodio. 
Todas las investigaciones se centran en averiguar qué "cosa muy potente, que da lugar a la muerte de tres personas" en pocas horas, según la consejera, quien ha apuntado la posibilidad de que el origen de la intoxicación haya sido "un alimento o un producto mezclado con un alimento". 
En la madrugada del sábado, la primera llamada efectuada desde el domicilio familiar fue a las 02.55 horas, cuando, a requerimiento de los afectados, un equipo de emergencias integrado por un médico, un enfermero y un conductor, les atendió por un cuadro de náuseas y vómitos propio de una "toxifección alimentaria" y les aconsejó que volvieran a llamarles si no mejoraban. 
Así lo hicieron a las 09.09 de la mañana del sábado, cuando otro equipo de emergencias encontró a la chica de 14 años en parada cardiorrespiratoria, y al padre y la madre, de 61 y 50 años, muy graves, por lo que decidieron pedir otros equipo y trasladarlos a todos al hospital, donde la mujer murió a las cinco de la tarde y el padre a las seis. 
Sánchez, que también es consejera de Asuntos Sociales, ha confirmado que la familia tuvo acceso al salario social puntualmente en el 2010 y el 2011 y que el padre lo había demandado de nuevo en octubre, ya que en marzo le finalizaba la ayuda de 426 euros de la Renta Activa de Inserción.
Buscan una toxinaLa investigación no descarta una sustancia tóxica ajena a la comida que pudiera haber causado la muerte a las tres personas de una misma familia. Los análisis que tendrían que confirmarlo podrían tardar varias semanas. Lo que sí conocemos es un avance de la autopsia, que certifica que las muertes se producían por parada cardiorespiratoria y que no encontraba ninguna sustancia sospechosa de haber provocado los fallecimientos. Así que la vista está puesta en Toxicología.
Se están analizando las vísceras de las tres víctimas mortales. Los resultados de las pruebas de laboratorios podrían tardar en realizarse varias semanas, porque algunas de ellas son muy complejas.
En un primer momento se barajó la hipótesis de la intoxicación alimentaria, dado que la otra hija del matrimonio, que ya ha pasado a planta, era la única que no presentaba ningún síntoma y además la única que el pasado viernes no cenó lo mismo que el resto de la familia. Esta chica se tomó un bocadillo de jamón y sus padres y su hermana comieron pescado –que, de momento, es el nexo de unión entre los tres fallecimientos.