Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

En un hospital de la CABA* combaten las hormigas con cebos de compuestos tóxicos no volátiles

19 junio, 2014
Controlan con método inocuo a hormigas en un hospital pediátrico de Buenos Aires. Por Bruno Geller. agenciacyta.org.ar. 18/06/14.Mediante cebos alimentarios, investigadores del CONICET evitaron exponer a los pacientes a los posibles efectos de los pesticidas.La exposición a pesticidas puede ser perjudicial para la salud de los pacientes, especialmente chicos y neonatos. Por eso, investigadores del CONICET desarrollaron una estrategia no tóxica para humanos con la que ya lograron controlar especies de hormigas en un hospital pediátrico de Buenos Aires.Leer relacionado: Original método biológico para controlar hormigas en Cuba* Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutierrez, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Dato de Elda Cargnel, vía FB
En un hospital de la CABA* combaten las hormigas con cebos de compuestos tóxicos no volátiles
Hormigas comiendo manzana
(SerTox)
Los cebos contienen compuestos tóxicos no volátiles que son bien aceptados por las hormigas, pero que luego las mata, explicó a la Agencia CyTA la doctora Roxana Josens, investigadora del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE), que depende del CONICET y la UBA.
La fórmula y el protocolo de aplicación desarrollado por los científicos superaron a los cebos comerciales que anteriormente no tuvieron éxito.
Los venenos que se emplean para combatir hormigas deben tener una acción retardada, dando tiempo a éstas transporten hacia el nido la mayor cantidad del cebo posible. Así puede ser distribuido entre los miembros de la colonia, en lo posible alcanzando a las reinas, indicó Josens.
Para implementar una estrategia racional, los científicos realizaron en forma previa una evaluación de las especies de hormigas presentes en el predio del hospital, su abundancia, sus preferencias alimentarias y la llamada “dominancia comportamental”, esto es, quién termina dominando una fuente de alimento.
“Así, pudimos tener una efectividad del 100% en el control de las especies más asociadas a los edificios, donde anteriormente los cebos comerciales no tuvieron éxito”, afirmó.  Las especies más conflictivas fueron en primer lugar Nylanderia fulva, y luego dos especies del género Brachymyrmex, de tamaño muy pequeño.
A partir de esa experiencia y de la demanda de asesoramiento para personal de control de plagas y consultas del tema, los autores del trabajo abrieron un canal para brindar servicios de control de hormigas hospitalarias a través de la unidad Oferta Tecnológica del CONICET, que vincula requerimientos de la sociedad que puedan ser atendidos por el sistema científico nacional.

La doctora Roxana Josens evaluando el desarrollo de un cebo para evitar que diferentes especies tengan acceso a un hospital pediátrico de Buenos Aires.

Créditos: Gentileza de la Dra. Roxana Josens

Las hormigas transportan el compuesto que las elimina a su nido y lo distribuyen entre los miembros de la colonia.

Créditos: Gentileza de la Dra. Roxana Josens