Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

El Senasa emitió una alerta por la presencia de Achatina fúlica en Misiones

30 diciembre, 2020
Encontraron caracoles africanos gigantes en Argentina peligrosos para las personas. pagina12.com.ar. 30/12/2020. Es una especie invasora y el Senasa emitió una alerta. Fueron hallados en Misiones. También implican un riesgo para el ecosistema nativo y la agricultura. En Misiones detectaron la presencia de caracoles africanos gigantes y son peligrosos. En Misiones detectaron la presencia de caracoles africanos gigantes y son peligrosos.  Leer noticias previas relacionadas: 1) El caracol gigante africano (achatina fulica) también se encuentra en Corrientes (2013); 2) Un operativo del Senasa en Corrientes contra el caracol gigante africano (achatina fulica) (2014); 3) Cientos de ejemplares caracoles africanos (Achatina fulica) preocupan a Puerto Iguazú, Misiones (2015); 4) Medidas en Corrientes contra el caracol gigante Achatina Fulica (2019); 5) Medidas en Misiones contra el caracol gigante Achatina Fulica (2019). Un ciudadano de la ciudad de Eldorado, en Misiones, encontró en el km 9 de la calle San Luis un caracol gigante de origen africano. Profesionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) emitieron una alerta tras detectar la presencia de más ejemplares de esa especie invasora. El Achatina fúlica es considerado como una de las 100 plagas agrícolas más perjudiciales del mundo por su capacidad de reproducción. Puede ocasionar daños sobre la agricultura y la fauna de caracoles nativos, además de ser portador de distintas enfermedades. Su baba constituye una amenaza para las personas, por lo que se recomienda no tocarlos. De acuerdo con los especialistas, la primera aparición de este caracol africano ocurrió en la misma provincia, en Puerto Iguazú, en diciembre de 2010. Hubo otro caso en 2013 en Corrientes. Años más tarde, en 2019, se reportó su presencia en el municipio misionero de Wanda. Tanto en Misiones como en Corrientes están los principales focos de la plaga del país. “Desde el punto de vista del medio ambiente también son muy nocivos porque debido a su velocidad de reproducción y su falta de predadores naturales pueden constituirse en una plaga en muy poco tiempo. Y como tienen un crecimiento muy rápido y comen cualquier cosa pueden constituirse en un peligro para los cultivos”, explicó Emilio Rey, del Senasa. Tras la útima denuncia, los técnicos del organismo capturaron 15 ejemplares de este molusco terrestre con el objetivo de prevenir su dispersión, según informaron en el sitio oficial del Estado Nacional. Además recorrieron el área bajo sospecha, encuestando a los habitantes e informando acerca de la plaga y los peligros potenciales que representa. Entregaron folletería con información técnica y recomendaciones a tener en cuenta. Las actividades de monitoreo continúan en la zona y los especialistas del organismo sanitario ejecutarán un plan para contener la plaga, entre otras acciones oficiales. Este tipo de actividades implementadas por el Senasa tienen como objetivo salvaguardar la sanidad vegetal, resguardar la salud pública y proteger al ambiente de esta especie. En caso de avistamiento de un caracol relativamente grande, se debe realizar la denuncia a los siguientes números: 0800-999-2386 o 03751-422331. También se puede enviar un correo a [email protected]