Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

El misterio del efecto teratógeno de la talidomida resuelto

13 marzo, 2010
Científicos descubren 50 años después por qué la talidomida causó graves malformaciones. abc.es. 12/03/10, Un equipo de científicos japoneses achaca el mal estado de los bebés a que el fármaco que se recetaba a embarazadas inhibía la actividad enzimática de una proteína importante para el desarrollo de las extremidades.Científicos japoneses han descubierto por qué la talidomida causó graves malformaciones a miles de bebés hace más de medio siglo, lo que permitirá fabricar derivados más seguros del medicamento, que hoy se prescribe a enfermos con mieloma múltiple y lepra. Utilizando peces cebra y pollos, Takumi Ito, Hiroshi Handa y sus colegas del Tokyo Institute of Technology descubrieron que la talidomida inhibe la actividad enzimática de la proteína cereblon, que es importante para el desarrollo de las extremidades. Su investigación se publica en la última edición de la revista "Science". Ver noticia previa relacionada: Para explicar el efecto teratógeno de la talidomida
El misterio del efecto teratógeno de la talidomida resuelto
Niño con focomelia
En las décadas de 1950 y 1960 la talidomida se vendía como sedante en más de 40 países y era recetada a mujeres embarazadas para combatir la náusea matutina, hasta que se descubrieron sus graves efectos sobre los fetos.El suministro de talidomida entre la tercera y octava semanas de gestación causó múltiples malformaciones cardíacas, auditivas, gastrointestinales y en las extremidades a más de 10.000 niños, muchos de los cuales nacieron sin piernas o sin brazos.Sin embargo, el medicamento se utiliza hoy cada vez más, aunque bajo estrictos controles, para tratar a enfermos de lepra y de mieloma múltiple, una forma de cáncer de la médula ósea. El mecanismo de acción del fármaco había sido un misterio hasta ahora."Nuestro estudio contribuirá a desarrollar derivados más seguros de la talidomida o medicamentos alternativos", declaró a Efe Handa. Los embriones de peces cebra y de pollos fueron tratados con talidomida y sufrieron deformaciones en sus extremidades, pero éstas pudieron ser evitadas parcialmente mediante una terapia genética que consistió en la expresión de una forma mutante de cereblon que no se unía con la talidomida.