Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

El carbofurano mató a las trece águilas calvas encontradas en Maryland en 2016

22 junio, 2018
Encuentran trece águilas calvas muertas en Maryland; aparentemente fueron envenenadas. aztecaamerica.com. 21/06/18. Las trece águilas calvas que fueron encontradas muertas en una granja en Maryland en febrero de 2016, fueron envenenadas por un plaguicida mortal, según un informe publicado el miércoles.Una necropsia del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos reveló que las aves habían ingerido carbofuran, químico que fue prohibido en 2009 por ser letal para la vida silvestre, incluso en pequeñas cantidades.Ver la noticia, en inglés
El carbofurano mató a las trece águilas calvas encontradas  en Maryland en 2016
Ejemplar adulto de águila calva

Los investigadores creen que las águilas se alimentaron de un mapache al que se le pudo haber dado el veneno deliberadamente, según el agente especial del Servicio de Pesca y Vida Silvestre, John LaCorte.
La Corte dijo que incluso si las águilas no fueron atacadas, alguien ilegalmente usó carbofuran y comenzó una epidemia de envenenamiento de vida silvestre en la costa este, según un informe compartido con el Washington Post .
Las primeras cuatro águilas muertas fueron encontradas por Robert Edgell, de 89 años, en su granja de 100 acres a las afueras de Federalsburg en febrero de 2016. Los oficiales encontraron otras nueve y un esqueleto de mapache cerca.
Muchas tenían las alas abiertas, cuerpos intactos y las garras apretadas. Varios ejemplares eran demasiado jóvenes para tener las cabezas blancas distintivas de su especie. 
"Me quedé estupefacto", dijo Edgell, un soldado estatal retirado. "Usualmente ves una o dos volando sobre el lugar, pero ver 13 en esa área y todas los muertas… En todos mis años, no había visto nada como esto".
Los investigadores aún no han identificado a nadie sospechoso de envenenar al mapache del que se alimentaron las águilas. La Corte no cree que Edgell haya usado el veneno en su propiedad, y sugirió que el cadáver del mapache podría haber sido arrastrado allí por una de las águilas antes de que las demás se dieran un festín con él.
El águila calva es un símbolo del gobierno federal y aparece en el sello presidencial y en la moneda estadounidense. El ave está federalmente protegida y la multa máxima por dañarla es de 100,000 dólares y hasta un año de prisión.
La vocera de la Policía de Recursos Naturales de Maryland, Candy Thomson, dijo que las trece aves representan el mayor número de muertes de águilas calvas de Maryland en 30 años.