Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

El caracol gigante africano (achatina fulica) también se encuentra en Corrientes

7 noviembre, 2013
Alarma por presencia de caracol gigante tóxico en Corrientes. eltribuno.info. 06/11/13.  Este ejemplar es una de las especies más dañinas y tóxicas del mundo, apareció en una vivienda de la ciudad de Corrientes. El Ministerio de la Producción provincial emitió un alerta sanitario y productivo.La aparición de ejemplares de caracol gigante africano, una de las especies más dañinas y tóxicas del mundo, en una vivienda del barrio Yapeyú, de la ciudad de Corrientes, causó alarma en la población y motivó que el Ministerio de la Producción provincial emitiera un alerta sanitario y productivo.Ver noticias previas relacionadas con este caracol en: Florida (EEUU); Ecuador y Paraguay
El caracol gigante africano (achatina fulica) también se encuentra en Corrientes
Achatina fulica a granel
La especie, cuyo nombre científico es Achatina fúlica, que puede llegar a medir hasta 30 centímetros de largo, es sumamente tóxica para humanos y animales, puede llegar a causar ceguera en niños, y causar graves daños a la flora nativa y cultivos.El Ministerio de Producción de Corrientes recomendó evitar tocar a los ejemplares y especialmente el contacto de su baba con los ojos del animal encontrado en una zona acomodada de la capital correntina.También se prescribe cuidar la higiene de las frutas y verduras que pueden haber estado en contacto con estos moluscos, lavándolas con agua potable.El caracol, originario de países zonas tropicales y subtropicales de África oriental, es considerada una de las cien especies invasoras más dañinas del mundo y está reconocida a nivel mundial como plaga que afecta la biodiversidad, la salud pública y la productividad agrícola.A pesar de ser adoptado como mascota, en varios países es una especie prohibida, como en España y Estados Unidos.La baba del animal puede causar diversas afecciones como meningoencefalitis eosinofílica y angiostrongiliasis abdominal en humanos, transmitida por la Angiostrongylus cantonensis, lombriz que parasita los pulmones de las ratas.A pesar de su peligrosidad, por intermedio del tráfico de mascotas, el caracol gigante llegó a colonizar y causar perjuicios en lugares remotos como islas del Pacífico y Sudamérica.Esta semana, las autoridades de la ciudad colombiana de Barranqulla emitieron un alerta naranja por la presencia del gigantesco molusco terrestre.
Leer también relacionado: Caracoles tóxicos fueron liberados de restós brasileños.corrienteshoy.com. 07/11/13. 
Desde el Centro Nacional de Parasitología y Enfermedades Tropicales deslizaron a CorrientesHoy que la llegada de los enormes moluscos puede obedecer a que durante la década del 80 `empresarios gastronómicos del país vecino soltaron estos animales que iban a ser utilizados en el menú. “No se tomo conciencia del daño que podrían provocar al ecosistema nativo y hoy lo estamos pagando en Corrientes” aseguraron.
Según el titular de la institución, Carlos Borda los polémicos moluscos habrían sido traídos en los años 80` por empresarios gastronómicos del sur de Brasil, para comercializar su carne, muy apreciada en África y Asia.
“Fueron traídos al nuevo mundo como plato exótico y por un fracaso comercial, los dueños se desprendieron de cientos de animales, tirándolos en zonas rurales. Con el clima subtropical y la espesa vegetación estos caracoles en poco mas de un año de duplicaron y actualmente son una plaga en el país vecinos” recordó Borda. 
Borda aseguró que los caracoles monstruosos podrían haber llegado también adheridos a automóviles o colectivos provenientes del país vecino o bien, traídos para ser utilizados como mascotas.
A la zona norte de Brasil (San Pablo, Río de Janeiro, Belo Horizonte) el caracol llegó – entre otras cosas – por el desconocimiento de personas que los llevaron como mascotas ya que su caparazón es muy vistoso y fuera de lo normal. Muchos los dejaron en sus jardines y los moluscos escaparon. 
“Hay que tomar en cuenta que es ilegal traer especies foráneas por que las consecuencias que pueden traer para el medio ambiente son impredecibles” culminó.