Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

EEUU: errores de dosificación de medicamentos por padres debido a las unidades de medida usadas

15 julio, 2014
Causa errores y confusión uso de cucharada como dosis de medicamento. Por Luz Carmen Meraz. esmas.com. 14/07/14. ¿Cucharadas o cucharaditas? Errores de dosificación de medicamentos para niños son comunes cuando los padres se encuentran con diversos términos utilizados de forma indistinta por médicos y en la etiqueta de los medicamentos. Los errores de medicación son comunes, sobre todo las confusiones en términos de medición como mililitro, cucharadita o cucharada, los cuales son muy utilizados en el tratamiento de niños y que podrían ser extremadamente peligrosos.Leer noticia con referencia al artículo original, en inglés.
EEUU: errores de dosificación de medicamentos por padres debido a las unidades de medida usadas
Jarabe
(Sertox)
Confusión de los padres es provocada por médicos y farmacéuticas
De acuerdo con un artículo en la revista Pediatrics, la mala dosificación de los padres a los niños generada por la confusión que provoca el uso indiscriminado de estas medidas por médicos y en las etiquetas que utilizan las farmacéuticas en medicamentos, contribuye  a más de 10 mil llamadas al año al centro de intoxicaciones. Y es que, según el sondeo, los padres o cuidadores no pueden recordar dosis prescrita de sus hijos o no saber cómo medir la dosis correcta.
En el estudio, los investigadores dieron seguimiento a casi 300 padres, la mayoría hispanos, de dos servicios de urgencias pediátricas de Nueva York. Se recogieron información de revisión de expedientes, entrevistas telefónicas y observaciones directas a padres cuyos hijos fueron prescritos con jarabe líquido oral, sobre todo antibiótico, durante 14 días o más. Los padres también llevaron a los investigadores sus herramientas de medición para demostrar las dosis que habían administrado a los niños. Así, los analistas encontraron que casi el 50 por ciento de los padres mide incorrectamente la dosis que le fue recetada por el médico.

Utilizar cucharada hace más probable el error
Los padres que utilizan cucharadita o cucharada de unidades para describir la dosis de su hijo de la medicina líquida o jarabe, tenían el doble de probabilidades de cometer un error en la medición de la dosis prevista, en comparación con los padres que utilizan unidades de mililitros solamente.
Los padres que describieron su dosis usando cucharaditas o cucharadas eran más propensos a usar una cuchara de cocina con la dosis, en lugar de un instrumento estandarizado como una exposición oral de la jeringa, gotero o taza. Incluso aquellos que utilizan instrumentos estandarizados todavía estaban más propensos a cometer un error de dosificación si informaban dosis de su niño usando cucharadita o cucharada de unidades.
Las dosis incorrectas incluyeron cantidades por exceso, lo que puede ser extremadamente peligroso. Una dosis menor de la indicada puede llevar a infecciones resistentes a los antibióticos, mientras que las sobredosis pueden provocar otros males o efectos secundarios que pueden poner la vida en peligro. El estudio no incluye información sobre ningún efecto secundario negativo por errores en la dosificación.
Pocos médicos indican dosis en mililitros
Entre otros datos se encontró que menos de la mitad de las recetas indicaban dosis en mililitros. Pero en los casos que así fue, la etiqueta con frecuencia indicaba la dosis en cucharaditas. Los padres asumen con frecuencia que eso significa cualquier cuchara parecida, dijeron los autores.
Autores y organizaciones como la American Academy of Pediatrics, el Centers for Disease Control and Prevention y  the Institute for Safe Medication Practices sugieren que la adopción de un solo mililitro como unidad de medida podría reducir la confusión y  los errores de medicación, en especial para los padres con bajo nivel de alfabetización de la salud o habilidad limitada del idioma inglés.
"Es necesario llegar a los farmacéuticos y otros profesionales de la salud para promover el uso uniforme de dosis en mililitros en las recetas y etiquetas de medicamentos", dijeron los autores.
Si le tienes que dar jarabe o medicamento líquido a tu niño toma en cuenta lo siguiente:
    •  La mayoría de los jarabes tienen fórmulas basadas en el peso de los niños y se pueden dar por cucharaditas (pequeñas, no soperas).
    •  Una cucharadita estándar  tiene cinco mililitros y una cucharada  15 milímetros. Sin embargo, en los hogares, las cucharaditas o cucharadas vienen en todas formas y tamaños, y tienen un volumen variable de líquido.
    •  Lo más recomendable sería que los médicos prescribieran la dosis en mililitros y que los padres o cuidadores la suministren con una jeringa oral.
    •  Es fácil de administrar medicamentos líquidos por vía oral utilizando una jeringa o goteros; hay menos posibilidades de derrame medicamento en comparación con el uso de una cuchara.