Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Dicen que las medusas parecen hechas para el siglo XXI

16 julio, 2019
Las medusas invaden los océanos, amenazados de gelificación. Por Martine Valo. lemonde.fr. 16/07/19. Al no temer el calentamiento global ni la contaminación por fertilizantes, estas criaturas, que aparecieron hace más de 500 millones de años, parecen "hechas para el siglo XXI". 
Dicen que las medusas parecen hechas para el siglo XXI
Un agua viva en la arena
(Sertox)
« Linuche unguiculata », une espèce de méduse particulièrement pullulante.*Nuestros enemigos  las medusas* (2/6).   La ventaja con las medusas es que, a diferencia de otros animales marinos, su futuro está asegurado.  No hay que preocuparse por ellas.  El calentamiento climático?  No les importa.  La acidificación del océano tampoco: no tienen caparazón.  ¿Fertilizantes agrícolas, agotamiento de oxígeno en estuarios? Se adaptan.  ¿La multiplicación de construcciones offshore?  Un activo para su reproducción: fijarse en el concreto es muy conveniente para las medusas jóvenes que aún están en la etapa de pólipo.  Sin embargo, su soporte favorito parece ser el plástico … En otras palabras, no sufre escasez.  La explosión del transporte marítimo también es un factor porque, como otros plancton gelatinosos, viaja bien en el agua de lastre.
LOS ESTUDIOS HAN DEMOSTRADO QUE SIRVEN POR LO MENOS A UN BUEN CENTENAR DE ESPECIES DE PECES, ASÍ COMO A PÁJAROS DE MAR, TAMBIÉN AMENAZADOS POR LA SOBREPESCA.
 Pero la verdadera bendición, para ellas es esta manera que los humanos tienen que pescar cada vez más profundo, más profundo, demasiado, no dejando suficientes peces adultos para reponer las poblaciones diezmadas.  Los científicos alguna vez pensaron que las medusas, que aún no se conocen bien, eran alimento para el atún, el pez luna, la baula y algunos grandes carnívoros.  Los estudios han demostrado que en realidad alimentan al menos a un centenar de especies de peces, así como aves marinas, también diezmadas por la pesca excesiva.Ahora, la sobreesca está librando a las criaturas urticantes tanto de sus depredadores naturales como de competidores que se alimentan de la misma presa.  El declive de los peces pequeños les permite acceder al zooplancton; prosperan a gusto y, una vez en una posición fuerte, se comen los huevos y las larvas de los peces restantes, lo que les deja pocas posibilidades de volver a ocupar el lugar en la cadena trófica.
Traducción: Ana Digón