Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Desde EEUU tres artículos sobre cigarrillos electrónicos

20 abril, 2015
1) Alrededor de 1 de cada 10 chicos prueba cigarrillos electrónicos. Por Robert Preidt. nlm.nih.gov. 17/04/15. Pero menos del 2 por ciento de los adolescentes se convierte en un usuario regular, según encontró un estudio. Si bien muchos adolescentes prueban los cigarrillos electrónicos, pocos se convierten en usuarios regulares, de acuerdo con un nuevo estudio. El estudio incluyó a más de 10,000 niños de Gales a quienes se preguntó sobre su consumo de cigarrillos electrónicos. Alrededor de 1,600 de los niños se encontraban entre los 10 y los 11 años de edad. Más de 9,000 se encontraban entre los 11 y los 16 años de edad.Leer relacionado:  Parece que el consumo de cigarrillos electrónicos engancha todavía más que los clásicos
Desde EEUU tres artículos sobre cigarrillos electrónicos
Cigarrillo electrónico en uso
Imagen de noticias HealthDay
El estudio reveló que casi 6 por ciento del grupo más joven había probado los cigarrillos electrónicos, mientras que poco más del 12 por ciento de los niños más grandes lo había hecho. El porcentaje de jóvenes que había probado un cigarrillo electrónico al menos una vez era más alto que el porcentaje que había probado los cigarrillos de tabaco en todos los grupos de edades, excepto entre los de 15 a 16 años, de acuerdo con los resultados.
La proporción de adolescentes que había probado cigarrillos electrónicos pero nunca había fumado cigarrillos de tabaco creció del 5 por ciento en los niños más jóvenes a 8 por ciento entre las edades de 15 a 16 años.
Sin embargo, solo el 1.5 por ciento de quienes tenían entre 11 y 16 años dijo haber usado cigarrillos electrónicos regularmente (al menos una vez al mes).
Comparados con los no fumadores, la probabilidad de un uso regular de cigarrillo electrónico era 100 veces más alta entre quienes eran fumadores semanales de cigarrillos. El estudio también encontró que el uso de cigarrillos electrónicos era 50 veces más alto entre quienes fumaban marihuana. Los autores del estudio indicaron que estos resultados sugieren que los adolescentes no parecen estar usando cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar.
Los hallazgos implican que "los cigarrillos electrónicos difícilmente hacen una contribución directa importante a la adicción adolescente a la nicotina por el momento", escribieron Graham Moore de la Universidad Cardiff en Gales, y sus colegas.
El estudio fue publicado en línea el 15 de abril en BMJ Open.

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTE: BMJ Open, comunicado de prensa, 15 de abril de 2015
HealthDay

____________________________________________________________________________________________________
2) Los cigarrillos electrónicos podrían no ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, según estudio. Por Robert Preidt. nlm.nih.gov. 17/04/15. Investigación encontró que los dispositivos de hecho parecen disminuir las tasas de cesación. Mientras que algunos partidarios del "vapeo" alegan que los fumadores que prueban cigarrillos electrónicos pueden usarlos como un puente para dejar de fumar, un nuevo estudio encontró que la realidad podría ser exactamente lo contrario.Imagen de noticias HealthDayEl estudio, publicado el 16 de abril en la revista American Journal of Public Health, encontró que los fumadores que usaron cigarrillos electrónicos tenían menos probabilidades de dejar los cigarrillos normales que quienes no utilizaron los dispositivos.
El equipo encabezado por el Dr. Wael Al-Delaimy, jefe de la división de salud pública mundial en la Escuela de Medicina de la Universidad de California, San Diego, siguió a 1,000 fumadores de California durante un año.
Los investigadores encontraron que los fumadores que dijeron haber usado alguna vez un cigarrillo electrónico tenían alrededor de la mitad de probabilidades de disminuir su consumo de cigarrillo y eran 59 por ciento menos propensos a dejar de fumar, en comparación con quienes nunca usaron los cigarrillos electrónicos.
"Basándonos en la idea de que los fumadores usan cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, planteamos la hipótesis de que los fumadores que usaron estos productos tendrían más éxito al intentar dejarlo", dijo Al-Delaimy. "Pero la investigación reveló lo contrario".
Dos expertos antitabaco dijeron que el estudio proyecta dudas sobre la noción de los cigarrillos electrónicos como una ayuda para dejar de fumar.
"Estos resultados confirman el daño potencial que los cigarrillos electrónicos le causan a los fumadores, en cuanto a que no solo podrían llevar a seguir fumando sino que además podrían desalentarse o retrasar los intentos de dejar de fumar", dijo Patricia Folan, directora del Centro para el Control del Tabaco en el sistema de salud North Shore-LIJ en Great Neck, N.Y.
Ella cree que "la brecha de conocimiento sobre los cigarrillos electrónicos está siendo llenada en gran parte por la publicidad de la industria de los cigarrillos electrónicos en lugar de información científica".
Pero un representante de la industria no estuvo de acuerdo con el nuevo estudio.
"Preguntarle a los fumadores si han usado un producto alguna vez, y después atribuir de alguna manera a ese uso su éxito o fracaso subsecuente para dejar de fumar meses o años después, es deshonesto y poco ético", dijo Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana de Vapeo.
Él dijo que para mantener la "credibilidad", los investigadores deberían "haber también buscado información sobre la relación entre haber usado alguna vez productos de terapia para el reemplazo de la nicotina como la goma de mascar y el parche, y la capacidad de una persona para dejar de fumar".
El doctor Harlan Weinberg es el director médico de medicina pulmonar y cuidado crítico en el Hospital Northern Westchester en Mount Kisco, N.Y. Él cree que es necesario investigar más sobre el asunto.
"Actualmente no existen lineamientos aceptados para el uso de cigarrillos electrónicos en cuanto a la eficacia para dejar el cigarrillo o como una herramienta de cesación", señaló. "Su rápido uso entre la población general y como un fenómeno social requiere una evaluación más cuidadosa sobre su seguridad y efectividad".
Al-Delaimy, autor del estudio, estuvo de acuerdo. "Necesitamos más estudios para responder por qué [los fumadores que usan cigarrillos electrónicos] no pueden dejarlo", dijo. "Una hipótesis es que los fumadores están recibiendo un incremento en la dosis de nicotina al usar cigarrillos electrónicos".
Durante los dos últimos años un número de grupos médicos líderes, incluyendo la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society), la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology) y la Asociación Médica Americana (American Medical Association), han pedido un incremento en la regulación de la venta y publicidad de los cigarrillos electrónicos, citando preocupaciones médicas.

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTES: Harlan Weinberg, M.D., director médico, Medicina Pulmonar y Cuidado Crítico, Hospital Northern Westchester, Mount Kisco, N.Y.; Patricia Folan, D.N.P., director, Centro para el Control del Tabaco, North Shore-LIJ Health System, Great Neck, N.Y.; Gregory Conley, presidente, Asociación Americana de Vapeo,; Universidad de California, San Diego, comunicado de prensa, 16 de abril de 2015
HealthDay
____________________________________________________________________________________________________
3) Uso de cigarrillos electrónicos entre adolescentes estadounidenses se triplicó en un año. nlm.nih.gov. 17/04/15. Autoridades federales de salud indicaron que los productos basados en nicotina representan un riesgo mayor para la salud de los niños.  Los cigarrillos electrónicos están en auge entre los adolescentes estadounidenses, con cerca de 2.5 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria eligiendo "vapear" en lugar de fumar cigarrillos tradicionales o consumir otros productos de tabaco, reportaron el jueves los oficiales federales de salubridad.
El uso de cigarrillos electrónicos entre alumnos de secundaria y preparatoria se triplico de 2013 a 2014, haciendo de estos dispositivos de suministro de nicotina el producto de tabaco más popular que usan actualmente los adolescentes estadounidenses, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Tabaquismo en los Jóvenes 2014 realizada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (Centers for Disease Control and Prevention, o CDC).
Esta es la primera vez que los cigarrillos electrónicos han superado en popularidad entre los adolescentes a todos los demás productos del tabaco, una tendencia que el director del CDC Tom Frieden llamó "profundamente alarmante".
"Estamos observando un aumento notable. Es muy preocupante", dijo Frieden durante una conferencia de prensa. "Esto más que contrarresta el decremento en el consumo del cigarrillo que se había visto durante los últimos años".
No ha habido una disminución en el consumo general del tabaco entre los adolescentes, así que parece que los productos más nuevos como los cigarrillos electrónicos y los narguiles están desplazando a los productos tradicionales como los cigarrillos, puros y tabaco sin humo, reportó el CDC en la edición del 17 de abril del Morbidity and Mortality Weekly Report.
El gastó en mercadotecnia para los cigarrillos electrónicos se triplicó cada año entre el 2011 y el 2013, conforme las compañías tabacaleras compraron las empresas líderes dedicadas a la venta de cigarrillos electrónicos y movieron su atención a estos productos, dijo Frieden.
Él describió la mercadotecnia como "Mad Men llega a los cigarrillos electrónicos", con las empresas dedicadas a dar muestras gratuitas a los jóvenes y ofrecerles productos con sabores a fruta y a dulces.
"Es una página sacada del libro de jugadas que usaron con los cigarrillos en la década de 1950", dijo Frieden. "Necesitamos detenernos antes de que otra generación se enganche con la nicotina".
Los cigarrillos electrónicos son aparatos que funcionan con baterías que usan calor para transformar químicos líquidos en un vapor que es inhalado por el usuario. El líquido de los cigarrillos electrónicos a menudo contiene nicotina, así como muchos tipos de sabores distintos.
El CDC encontró que los índices generales del uso de cualquier producto de tabaco eran de 24.6 por ciento para los estudiantes de preparatoria y 7.7 por ciento para los estudiantes de secundaria en 2014. Eso significa 4.6 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria, y representa un aumento de 400,000 niños respecto al año anterior, dijo Frieden.
Las noticias del crecimiento de la popularidad de los cigarrillos electrónicos llegan en un momento en el que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration) está terminando las reglas que podrían colocar a los cigarrillos electrónicos y narguiles, pipas de agua, bajo su autoridad de control de tabaco.
Algunos estados han aprobado o están considerando leyes que establecen una edad mínima para comprar cigarrillos electrónicos o ampliar las leyes de zonas libres de humo para incluir los cigarrillos electrónicos. Ambas opciones pueden ayudar a prevenir el uso y la iniciación entre los jóvenes, dijo el comunicado de prensa de la CDC.
El reporte del Secretario de Salud del 2012 encontró que cerca del 90 por ciento de todos los fumadores probaron por primera vez los cigarrillos como adolescentes, y alrededor de tres de cada cuatro adolescentes continúan fumando al llegar a la adultez.
De acuerdo con la nueva encuesta de la CDC, el uso del cigarrillo electrónico entre los estudiantes de preparatoria aumentó de 4.5 por ciento en 2013 a 13.4 por ciento en 2014, incrementando de aproximadamente 660,000 a 2 millones de estudiantes.
Entre estudiantes de secundaria, el uso de cigarrillos electrónicos creció más del triple pasando de un 1.1 por ciento a un 3.9 por ciento en 2014, un incremento de aproximadamente 120,000 a 450,000 estudiantes.
Los narguiles también han aumentado en popularidad, según la CDC. El uso de narguile casi se duplicó entre adolescentes, pasando de casi 890,000 estudiantes de secundaria y preparatoria en el 2013 a cerca de 1.6 millones en 2014.
Los cigarrillos electrónicos y los narguiles pueden provocar adicción a la nicotina, y existe preocupación de que los niños que usan cigarrillos electrónicos se graduarán a cigarrillos tradicionales. Además, la nicotina puede causar daños graves en los cerebros en desarrollo de los adolescentes, dijo Frieden.
"Fumar cigarrillos durante la adolescencia se ha asociado con un deterioro cognitivo permanente, incluyendo la memoria y la atención", dijo.
El consumo de cigarrillo entre los estudiantes de preparatoria disminuyó de un 15.8 por ciento a un 9.2 por ciento entre 2011 y 2014, y el consumo de puro decreció de 11.6 por ciento a 8.2 por ciento.
El consumo de múltiples productos del tabaco era común. Casi la mitad de todos los estudiantes de secundaria y preparatoria que eran consumidores de tabaco usaban dos o más tipos de productos de tabaco.
En 2014, los productos de tabaco más usados por estudiantes de preparatoria fueron los cigarrillos electrónicos (13.4 por ciento), narguile (9.4 por ciento), cigarrillos (9.2 por ciento), tabaco sin humo (5.5 por ciento), sus (1.9 por ciento) y pipas (1.5 por ciento).
La Encuesta Nacional de Jóvenes y Tabaco es un cuestionario auto aplicado que se hace en las escuelas anualmente con estudiantes de secundaria y preparatoria tanto en escuelas públicas como privadas. La encuesta del 2014 incluyó una muestra representativa nacional de 22,000 estudiantes.

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTES: 16 de abril de 2015, conferencia de prensa, Tom Frieden, M.D., M.P.H., director, Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos; 17 de abril de 2015, Morbidity and Mortality Weekly Report, Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos
HealthDay