Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Descubren mecanismo de acción de la adicción a nuez de betel y podría existir ya un tratamiento

23 octubre, 2015
Investigador encuentra pistas clave sobre  la ‘nuez de betel’, una adicción que afecta a millones de personas en todo el mundo. sciencedaily.com. 21/10/15. Para cientos de millones de personas en todo el mundo, la masticación de la nuez de betel produce una rápida y barata estimulación pero también aumenta el riesgo de adicción y de cáncer oral. Ahora, las nuevas conclusiones del investigador de la Salud de la Universidad de Florida revelan cómo la substancia química psicoactiva de la nuez de betel  actúa en el cerebro y  un tratamiento para la adicción puede existir ya.Leer relacionado:  Los riesgos de consumir nuez de areca (Areca catechu)
Descubren mecanismo de acción de la adicción a nuez de betel y podría existir ya un tratamiento
Nuez de areca
(SerTox)
La nuez de betel, un fruto de la palma de areca, se produce y se utiliza en la India, partes de China y de Asia Sudoriental, incluyendo Indonesia y la mayor parte de las Islas del Pacífico. La masticación de la nuez de betel — una mezcla de la nuez de la palma de areca, con especias y cal apagada envueltas en hojas del betel  — ha sido una tradición cultural en esas regiones durante siglos. En pequeñas dosis, crea una sensación de  euforia y de alerta. El uso Prolongado puede crear adicción y la Organización Mundial de la Salud clasifica a la nuez de betel como agente carcinógeno.
La conclusión publicada en un artículo de PLOS ONe informa  que el ingrediente activo de la nuez, la arecolina, actúa en las mismas proteínas del receptor del cerebro,  nicotina. Esto abre la posibilidad de que los medicamentos de venta con receta  usados actualmente para tratar la dependencia a la nicotina podrían también ser efectivos contra la adicción a la nuez de betel, dijo Rogelio L. Papke, Ph.D., profesor en la Universidad del UF del departamento  de  Farmacología y Terapéutica.
“Al no saber porqué la gente se hacía adicta al betel, no había manera de poder ayudarles con la dependencia. Esto proporciona una nueva vía para tratar la adicción,”  dijo Papke.
Las implicaciones de aprender más sobre la naturaleza de la adicción a la nuez de betel son extensas: se presume que el número de usuarios regulares es entre 200 y  600 millones de personas, y la nuez de betel es el cuarto estimulante más-usado del mundo después de la cafeína, el alcohol y el tabaco.
La idea inicial de Papke de estudiar la actividad de la nuez de betel y de su ingrediente activo arecolinea había  comenzado con un escrito anterior. Papke, que ha sido autor de un libro acerca de la historia del revelado de las armas de fuego, estudiaba la espada de un cazador de cabezas de Borneo. Él se preguntaba si sus tallados psicodélicos fueron influenciados por el uso de la nuez de betel.
Papke fue al laboratorio, donde comenzó a estudiar el efecto de la arecolina sobre las moléculas de algunas proteínas determinadas en el cerebro. Las moléculas incluyeron los receptores nicotínicos que desempeñan papeles fundamentales en la adicción a la nicotina.
Para determinar si la arecolina actúa en el mismo receptor que causa la adicción, Papke utilizó las células ováricas de una rana inyectada con los genes humanos de modo que imiten los receptores nicotínicos encontrados en un cerebro humano. Después de aplicar el extracto de la nuez de areca, los resultados sugirieron que activó el mismo receptor que la nicotina, y sugirieron un modo que podría afectar el comportamiento de una persona.
“Se mostró una vía común para el mecanismo de dependencia al uso de la nuez de betel y el mecanismo de la dependencia para los fumadores de tabaco,”  dijo.
También se planteó otra pregunta intrigante: ¿Si las nueces de betel y la nicotina actúan en los mismos receptores del cerebro humano, podrían los fármacos usados actualmente para tratar la adicción a nicotina servir para tratar la adicción a la nuez de betel?  Pues quizás sí, se dijo Papke .
Los fármacos, vareniclina, que se vende bajo el nombre comercial de Chantix (en EEUU), y el cytisine, actua sobre los receptores que son responsables de crear la adicción a la nicotina. Esos mismos receptores parecen estar implicados en la adicción a la nuez de betel, mencionando la posibilidad que estos fármacos podrían ayudar a usuarios de la nuez de betel, según las conclusión de la investigación.
“Ésto es que hay incluso una vía potencial para tratar esta dependencia, que existe en probablemente cientos de millones de personas,”  dijo Papke la primera vez.
Después, Papke dijo que él quisiera encontrar a colaboradores para hacer una encuesta psicológica de los usuarios de la nuez de betel y para determinar cuanta gente requiere  ayuda para salir de la adicción. Él también quisiera que las conclusiones consiguieran más atención entre grupos con alcance internacional, tal como la Organización Mundial de la Salud. Con todo esto aumenta un enigma: Los Países con la mayoría de los usuarios de la nuez de betel no tienen recursos importantes para la investigación científica. Las Naciones con dinero para la investigación no tienen muchos usuarios de la nuez de betel.
“No es un problema que vaya a resultar fácil. Tenemos un descubrimiento y necesitamos explotar el potencial del descubrimiento para mejorar la condición humana,” él dijo.
Fuente:  sciencedaily.com. Traducción al castellano: SerTox