Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Cuando el remedio (lindano) es peor que la enfermedad (pediculosis)

13 diciembre, 2010
Defensor del Pueblo investiga el uso de tóxico en piojicidas. lavoz.com.ar. 13/12/10. Es el resultado de la presentación de un bioquímico de Colonia Caroya. El cordobés cuestionó que un producto químico prohibido para la utilización agrícola y ganadera esté permitido para los humanos. Fernando Manera, bioquímico de Colonia Caroya y actual jefe de Bromatología y Ambiente en ese municipio, logró que la Defensoría del Pueblo de la Nación intervenga sobre la venta de productos presuntamente tóxicos destinados a combatir la pediculosis. Sigue…
Cuando el remedio (lindano) es peor que la enfermedad (pediculosis)
Piojo
(MI Picollo)
Ocurre que dos de los medicamentos autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) contienen en su formulación lindano (isómero gama de hexaclorociclohexano), un producto químico cuyo uso está prohibido en la agricultura, la ganadería y también como insecticida hogareño.

Manera se refirió a la contradicción. “Doce leyes prohíben su uso en nuestro país sobre animales porque, al consumir las carnes, ese tóxico provoca una acción directa. Pero lo estamos poniendo en forma directa sobre la cabeza de humanos. Es un contrasentido muy serio”, aseguró.

Peligros. En la información que el profesional hizo llegar al defensor consta que el lindano es un producto tóxico que se acumula en tejido graso y persistente en el ambiente.

De hecho, en la compilación de informes que hizo la Defensoría, el Anmat coincidió en la peligrosidad del producto y señaló un caso de este año en el que un niño de 9 años resultó intoxicado en el tratamiento por “haber sido expuesto un tiempo considerablemente mayor que el recomendado en el prospecto”, se lee.

Aunque la Sociedad Argentina de Dermatología se refirió al lindano en términos menos severos, el defensor del Pueblo dirigió una recomendación a la Anmat para que adopte medidas para establecer si corresponde mantener autorizadas esas formulaciones.

“Puede producir vómitos, temblores y convulsiones cuando hay intoxicaciones, es decir, cuando se usa de manera exagerada”, explicó David Dib, jefe de Dermatología del Hospital Pediátrico de Córdoba.

El caroyense Manera es autor del libro Una amenaza invisible que trata sobre cómo estamos expuestos a compuestos químicos en alimentos, productos sanitarios, aire, agua y suelo.

Indicaciones médicas

Recomendaciones. Pediatras y dermatólogos coinciden en que lo mejor es utilizar métodos manuales: higiene y peine fino. Está totalmente prohibido el uso de querosén o insecticidas para el hogar.

Peine. No es necesario comprar un producto químico para combatir los piojos, con paciencia, sólo basta el peine fino.

Cómo proceder. Primero aplicar una mezcla de vinagre de alcohol tibio con crema de enjuague y dejar actuar entre cinco y 10 minutos. Luego, desenredar con un peine grueso y después pasar el peine fino metálico durante 20 minutos. Repetir la acción los domingos, martes y viernes. “Si se hace tres veces por semana, en un plazo de un mes a un mes y medio, no habrá más piojos. Luego, es suficiente hacerlo una vez a la semana por mes”, indicó David Dib, jefe de Dermatología del Hospital Pediátrico de Córdoba.

Químicos. En caso de decidirse a usar un piojicida, no comprar los que contienen lindano (hexaclorociclohexano). Es importante cumplir lo que dice el prospecto y no usarlos por más tiempo ni con más frecuencia de lo que se indica.

Tóxicos. Que sean productos de venta libre no significa que no sean tóxicos. “En definitiva, es un insecticida, que es un veneno. El cuerpo siempre asimila un porcentaje, aunque se aplique fuera del cuerpo”, aseguró Dib.

Prohibido. Si el niño que tiene piojos es un lactante, no se debe utilizar un producto químico. Consultar al médico.