Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Conociendo las plantas del entorno de jardines de infantes de Bahia Blanca

20 abril, 2010
En Bahía Blanca detectan plantas tóxicas en jardines de infantes. diariohoy.net. 19/04/10.Un relevamiento realizado por la Universidad del Sur descubrió que hay ejemplares que son habituales en la ciudad, pero que representan un peligro para niños y adultos.Más de cuatro de cada diez plantas que están en los jardines de infantes de la ciudad son tóxicas y representan un peligro para adultos y niños, por lo que deben ser al menos señalizadas y alejadas del contacto, según un estudio realizado por docentes y alumnos de la Universidad Nacional del Sur, en el marco de un programa del voluntariado institucional. Según lo publicado por el diario La Nueva Provincia en su sitio web, el proyecto "Conozcamos las plantas que nos rodean: detección de plantas tóxicas en jardines de infantes del distrito" comenzó en 2009 y continuará este año, aunque ya se relevó al 90% de los establecimientos.
Conociendo las plantas del entorno de jardines de infantes de Bahia Blanca
En el Jardín de Infantes..
Según explicaron las profesoras Viviana Cambi, Vanesa Pérez Cuadra y María de los Angeles Rueda, el estudio determinó que el 57% de las especies ornamentales encontradas es considerado inocuo, mientras que el 43% restante puede producir algún tipo de afección.

La directora del proyecto, Viviana Cambi, precisó que de ese 43%, un 14% está representado por especies que producen fitodermatitis (lesiones cutáneas generadas por contacto con alguna parte del vegetal y que no causan daños graves).

 Un 7% se conforma por las que afectan las vías respiratorias (reacciones alérgicas generadas por el polen, cuyos efectos dependen de la susceptibilidad del afectado) y un 6%, por las que contienen en sus tejidos cristales de oxalato de calcio, que pueden producir irritaciones en la piel o en las mucosas, dependiendo si fueron generadas por contacto o ingestión (las lesiones pueden ser de leves a graves).

"El 16% restante de las plantas tóxicas contiene diferentes compuestos en hojas, flores, frutos, etcétera, que al ser ingeridos liberan sus toxinas provocando daños más severos (irritaciones gástricas, alteraciones cardíacas y del sistema nervioso, malestar general)", explicó.

Las responsables del proyecto institucional, que tiene como objetivo identificar las especies tóxicas, alertar a padres y docentes sobre las precauciones y comenzar un trabajo de difusión pública para evitar intoxicaciones, expresaron que existe desconocimiento acerca de cuáles son las plantas peligrosas.

"No es un tema que se difunda ni en los viveros. Empezamos en los jardines, pero creemos que debe existir información más generalizada. Por ejemplo, hay especies muy comunes, como el laurel rosa, que suele ubicarse en paseos públicos y que pretendemos sea identificado para alertar sobre los riesgos que presenta y, de tal manera, no se siga colocando", destacó María de los Angeles Rueda.

Además, agregó que ni siquiera es un tema que esté presente entre las opciones de profesionales médicos cuando se detecta algún problema de intoxicación.

"Piensan en comidas o en picaduras, pero raramente sospechan de las plantas, a pesar de que, como muchas, están en paseos públicos y son tan o más comunes que las otras posibilidades".

En las encuestas realizadas a los directivos se pudo constatar que la mayoría de los jardines funciona en propiedades remodeladas y adaptadas, por lo que las especies ornamentales estaban ya en el inmueble. Advierte Rueda que no existe en general planificación de la parquización.

"Nuestra idea es colaborar, porque falta información oficial sobre el tema. Hay muchas especies que no deberían venderse sin alertar sobre los riesgos", señaló.

Los relevamientos ya alcanzaron a 85 establecimientos de educación inicial, estatales y privados, por lo que restan unos pocos más y luego se resumirá la información para ser presentada.

 "Aspiramos a trabajar en forma conjunta con el municipio y las entidades interesadas o viveros, para que las especies que ya están colocadas en espacios públicos sean identificadas y, a la vez, que se evite plantar nuevas", comentó.

Un grupo especializado

En el proyecto trabajan siete docentes pertenecientes a los departamentos de Agronomía y de Biología, Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional del Sur, y 12 alumnos que cursan la licenciatura en Ciencias Biológicas.

Las plantas ornamentales tóxicas son clasificadas según el criterio de Nelson, Shih & Balick publicado, en 2007, en el Handbook of Poisonous and Injurious Plants.

Luego de la visita y del procesado de la información respectiva, cada jardín de infantes recibe un informe escrito detallando todas las especies ornamentales encontradas, su grado de toxicidad, recomendaciones para la prevención de las intoxicaciones con vegetales, datos informativos generales que les resultan de interés y los de contacto del equipo de trabajo para cualquier consulta.

Características

Las plantas tóxicas presentan sustancias nocivas que producen efectos adversos en humanos, en el ganado y en animales silvestres, domésticos o de laboratorio.

La categorización de una planta como tóxica sólo puede realizarse cuando existen evidencias reales y concretas, basadas en investigaciones científicas.

En general, no producen efectos graves para la salud si la exposición al tóxico en cuestión es poco intensa o no es sostenida en el tiempo.

Sumado a esto, existen variaciones en las características de las especies vegetales debidas a los diferentes ambientes donde se cultivan y a las propias características genéticas del ejemplar, lo que hace que la peligrosidad del compuesto tóxico que presente varíe, de la misma forma en que es variable la susceptibilidad de humanos y animales a un determinado compuesto.

La mayoría de las intoxicaciones causadas por vegetales resulta de la ingestión de las mismas, como puede ser un mal uso terapéutico o un consumo involuntario, o del contacto cercano con la planta, como puede ser accidental en un espacio de recreación.

Otros casos de intoxicaciones pueden darse por exposiciones experimentales a las sustancias contenidas en los vegetales o por abusos voluntarios de las propiedades (alucinógenas, sedantes, estimulantes) de las plantas.