Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Con el glifosato sólo no alcanzaba, ahora aprueban transgénicos resistentes al 2,4-D en EEUU

23 septiembre, 2014
Se aprueban en EEUU los cultivos resistentes al 2,4D uno de los componentes del agente naranja. biodiversidadla.org. 22/09/14. El Departamento de EE.UU. (USDA) decidió esta semana liberalizar totalmente el maíz y la soja de Dow Chemical, resistente al herbicida 2,4-D. Esto significa un muy mal presedente para América Latina, donde Dow espera la aprobación de estos eventos transgénicos en algunos países como Brasil y Argentina. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) no ha aprobado aun al herbicida que debe aplicarse en estos cultivos, que es una mezcla de 2,4-D y glifosato.
Con el glifosato sólo no alcanzaba,  ahora aprueban transgénicos resistentes al 2,4-D en EEUU
Ácido 2,4-diclorofenoxiacético
(Sertox)
“Los cultivos resistentes a 2,4-D representan una amenaza monumental a nuestra nación en términos de sanidad agropecuaria, ambiental y humano. Con esta aprobación se vertirán millones de libras de herbicidas más tóxicos vertidos en nuestra tierra; es un resultado inaceptable “, dijo Andrew Kimbrell, director ejecutivo de Centro para la Seguridad Alimentaria.
El 2,4-D (ácido 2,4-diclorofenoxiacético), producido por Dow Chemical, era uno de los componente del “agente naranja”, el defoliante tóxico utilizado en Vietnam. El 2,4-D y otros herbicidas de su clase se han asociado de forma independiente con cánceres mortales del sistema inmunológico.
Dow Chemical desarrolló estos cultivos resistentes a 2,4-D, como una solución al surgimiento de super – malezas resistentes a glifosato generados por la primera generación de cultivos transgénicos de Monsanto, conocido como Roundup Ready.
Estos nuevos cultivos dispararán aún más la invasión de malezas resistentes tanto a glifosato y 2,4-D.
Ahora el USDA está analizando una petición de Monsanto para que se libere la soja y el algodón resistente al herbicida dicamba.
Esta aprobación podría tener repercusiones en América Latina donde Dow está esperando la aprobación de su maíz y soja resistente a 2,4 D.
Traducción: Elizabeth Bravo