Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Comer ajo reduce el riesgo de cáncer de pulmón según un estudio chino

7 agosto, 2013
El ajo crudo disminuye el riesgo de cáncer de pulmón para los fumadores y los no fumadores. Por John Ericson. medicaldaily.com. 07/08/13. El ajo crudo puede reducir la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón en un 44 por ciento, según un nuevo estudio. El ajo, si se consume crudo sólo dos veces por semana, puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, según una nueva investigación. Un estudio chino encontró recientemente que los adultos que consumen regularmente  ajo fueron significativamente menos propensos a desarrollar la enfermedad mortal, aunque fumaran.El estudio, que fue realizado por investigadores del Centro Provincial de Jiangsu para el Control y la Prevención de Enfermedades, comparó 1424 pacientes con cáncer de pulmón con 4.500 adultos sanos, de acuerdo con el Daily Mail.
Comer ajo reduce el riesgo de cáncer de pulmón según un estudio chino
Ajo
(Sertox)
Después de interrogar a los sujetos sobre el estilo de vida y sus opciones dietéticos, los investigadores encontraron una clara correlación entre el consumo de ajo crudo al menos dos veces a la semana y un menor riesgo de desarrollar este cáncer.
"La asociación protectora entre la ingestión de ajo crudo y el cáncer de pulmón ha seguido un patrón de dosis-respuesta, lo que sugiere que el ajo podría servir potencialmente como un agente quimiopreventivo del cáncer de pulmón", escribieron los investigadores, señalando que los adultos que habitualmente consumen el ajo tenían 44 por ciento menos de probabilidades de sufrir la enfermedad.
Incluso entre los fumadores habituales, que representan el 80 por ciento de todos los casos de cáncer de pulmón, el riesgo se redujo en un 30 por ciento.
El ajo crudo y la alicinaLa investigación anterior ha encontrado que el ajo crudo es un potente antioxidante capaz de reducir la inflamación, así como el daño causado por los radicales libres. Se piensa que el ingrediente químico activo es la alicina, que se libera cuando se cortan los dientes del ajo o cuando es aplastado. Además de reducir el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, la alicina también se cree que aumenta la defensa del organismo contra los resfriados comunes, superbacterias resistentes a los antibióticos y la malaria.
Los Institutos Nacionales de la Salud consideran también al ajo crudo como "posiblemente eficaz" contra la hipertensión, las picaduras de garrapatas, las infecciones por hongos, la aterosclerosis y los cánceres de colon, recto y estómago. Tradicionalmente, la hierba se ha utilizado para tratar condiciones tan diversas como la gota, las mordeduras de serpientes, y el estrés crónico.
Para aquellos sensibles al fuerte,  olor acre del ajo crudo, así como los que se preocupan de tener mal aliento, los funcionarios de salud sugieren que los suplementos de alicina sin olor. Sin embargo, advierten que este proceso también puede restringir la capacidad antioxidante de la sustancia química.
A pesar de sus aparentes beneficios para la salud, una dieta regular de ajo crudo vale la pena intentarlo. Eso sí, no se olvide de las mentas para el aliento.
Traducción de SerTox del original en inglés.