Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Cocaína: Observatorio Europeo de Drogas advierte que todos los indicadores se mueven al alza

8 junio, 2018
Bruselas alerta del aumento de la cocaína en el mercado europeo. Por Jaume Masdeu. lavanguardia.com. 08/06/18.  Barcelona es la ciudad de la UE con más trazas de la droga en sus aguas residuales. La cocaína ha encontrado nuevas vías de penetración en Europa, como el puerto de Amberes, por donde hacer llegar esta droga. 

El aumento de las plantaciones de coca y la producción del estimulante en América Latina ha provocado un incremento de su disponibilidad en Europa. Todos los indicadores se mueven al alza, tanto la cantidad de droga interceptada, como las trazas en aguas residuales, pasando por el número de personas que inician un tratamiento. Son los datos que presentó ayer en Bruselas el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicologías (EMCDDA) una agencia dependiente de la UE, que cada año presenta su informe sobre la producción, el consumo y los efectos de las drogas ilegales.
En total son unos 2,3 millones de jóvenes (15-34 años) los que han consumido cocaína durante el último año en la UE. Si ampliamos la franja a todos los adultos (15-64), los consumidores ya suman 3,5 millones de europeos. Si nos centramos en España, un 3% de jóvenes ha tomado cocaína el último año, lo que la coloca como el cuarto país con más consumo. Tanto en ámbito español como europeo, el consumo de cocaína se mantiene estable en líneas generales, pero ya con algunas señales de estar aumentado. Según comentó a La Vanguardia el director del observatorio, Alexis Goosdeel, a más disponibilidad de cocaína en el mercado, le seguirá más consumo, pero es lógico que este incremento tarde un tiempo en reflejarse en las estadísticas.
El informe analiza uno por uno los indicadores. Destaca como aumentan las partidas de cocaína decomisadas. En el 2016 se produjeron 98.000 incautaciones de esta droga, por 90.000 el año anterior, y mientras el precio de la cocaína se mantuvo estable, su pureza en la calle llegó a niveles de récord.Bruselas alerta del aumento de la cocaína en el mercado europeoEl puerto de Amberes, punto de entrada de cocaína en EuropaOtro dato interesante es el análisis de las aguas residuales de las ciudades europeas, que indica como entre el 2015 y el 2017 aumentaron en 26 de las 31 ciudades estudiadas. Y atención, la ciudad donde aparecieron más restos de cocaína fue Barcelona, seguida por Amsterdam y Bruselas. Los análisis también indican como el consumo de cocaína aumenta los fines de semana, y en el caso de Barcelona aparece un aumento también de los restos de otras drogas, como éxtasis y anfetaminas. En cambio, las ciudades analizadas del este de Europa muestran unos niveles mucho más bajos.
Según declaró en rueda de prensa Alexis Goosdeel, director de la Agencia Europea de Drogas, “ya estamos empezando a observar algunas novedades preocupantes, incluido un mayor número de personas que inician tratamiento por primera vez por problema relacionados con el consumo de cocaína”. En concreto, sus datos muestran que en dos años aumentó un 20% el número de personas que empezaron a recibir tratamiento relacionado con el consumo de cocaína, llegando en el 2016 a 30.300. Son aproximadamente la mitad de los que recibe tratamiento, unos 60.000, de los cuales son motivo de especial preocupación los 8.300 que lo siguen por consumir crack como droga principal.
¿Cuáles son las razones de este incremento de disponibilidad de cocaína? El director de la Agencia afirma “que Europa está sufriendo las consecuencias del aumento de la producción en América Latina”. Esta cocaína llega a Europa por canales tradicionales como la península Ibérica, aunque esta ruta está perdiendo importancia a favor de otros puntos de penetración más al norte. Son los grandes puertos de carga los que se utilizan como vía de entrada de la cocaína, de tal forma que en el 2016 se incautó más esta droga en Bélgica que en España. En concreto, en el país centroeuropeo se decomisaron 30 toneladas de cocaína, un 43% del total incautado en toda la Unión Europea.