Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Catástrofe medioambiental en China por un vertido masivo de cadmio en el río Longjiang

31 enero, 2012
Un derrame tóxico dejó sin agua a 4 millones de personas en China. lacalle-online.com. 31/01/12. El río Longjiang fue objeto de un masivo vertido de cadmio por parte de una de las factorías que trabajan con metales pesados a lo largo de su lecho. El derrame fue detectado 15 días atrás, pero el viernes saltó la alarma. Una nueva catástrofe medioambiental sacude China. Y otra vez, hay que buscar el culpable en una negligencia empresarial. 
El río Longjiang, en la sureña provincia de Guangxi, ha sido objeto de un masivo vertido de cadmio por parte de una de las factorías que trabajan con metales pesados a lo largo de su lecho. El derrame fue detectado 15 días atrás, pero fue a partir del viernes cuando saltó la alarma. Desde entonces, las autoridades han recomendado a los 3,7 millones de habitantes de Liuzhou, ciudad bañada por ese río, que no ingieran su agua en un tramo de 100 kilómetros. Decenas de trabajadores se pasaron el día de ayer abriendo sacos de cloruro de aluminio y vertiendo toneladas de ese polvo rojizo al río, con el objetivo de neutralizar las partículas de cadmio, un metal pesado altamente cancerígeno. En los niños, eleva el riesgo de fallos en los riñones y es por eso que los habitantes de Liuzhou se abalanzaron ayer a los supermercados a comprar agua embotellada, a pesar de que el gobierno local aseguró que las reservas subterráneas son seguras. “Hemos vertido neutralizadores en cinco presas a lo largo del río Longjiang con el objetivo de diluir entre el 70% y el 80% de las partículas contaminantes. El otro 20% contaminará el curso del río en Liuzhou”, indicó Xu Zhencheng, vicedirector del Instituto Medioambiental del Sur de China. El ministerio de Protección Medioambiental insistió ayer en que la situación “está bajo control”. El gobierno señaló a la compañía minera Guangxi Jinhe como presunta culpable. Las autoridades no confirmaron, sin embargo, cuántas toneladas de cadmio fueron arrojadas ilegalmente al río ni cuánto tiempo llevaba la compañía arruinando el ecosistema. La primera noticia del desastre apareció el 15 de enero, cuando los pescadores encontraron centenares de peces muertos en el río. Este incidente pone en evidencia la desidia de los empresarios chinos con el medioambiente y el caótico desarrollo de las industrias que trabajan con metales pesados en el país, factores que contribuyen a hacer de China el lugar más contaminado del planeta.
Leer relacionado: China: Siete detenidos en relación con vertido tóxico. bbcmundo. 31/01/12. Siete altos ejecutivos de industrias químicas fueron detenidos este martes en el sur de China en relación con un vertido que amenaza las reservas de agua de millones de personas. La contaminación en la región de Guangxi se compone de altos niveles de cadmio, un metal pesado cancerígeno usado en pilas y paneles solares.Funcionarios del gobierno dijeron que los niveles de cadmio en algunas zonas del río eran 25 veces más altos de lo permitido, y que el agua contaminada seguía fluyendo hacia la ciudad de Liuzhou.Soldados han vertido neutralizantes en el río en un intento por contrarrestar el efecto contaminante del cadmio.

Leer también: Detiene China a siete personas por grave contaminación de río.  sdpnoticias.com. 31/01/12. Siete personas fueron detenidas por la policía por verter sustancias tóxicas en un río de la sureña provincia de Guangxi, mientras las autoridades siguen sin poder controlar la contaminación de las aguas, informó hoy la prensa china.
Las siete personas detenidas el lunes por la policía son funcionarios de empresas petroquímicas y mineras que operan en la región de Zhuang de Guangxi, por su implicación en la contaminación del río Longjiang con cadmio.
El vertido por parte de la empresa minera Jinhe Mining, cuyos residuos provocaron niveles de cadmio 80 superiores a lo permitido, puso en peligro el suministro de agua en la región.
Como consecuencia, se generó pánico entre la población que se abalanzó sobre supermercados para comprar agua embotellada, según el diario China Daily de este martes.
El cadmio es un metal tóxico cuya ingestión puede provocar cáncer y daños en el sistema respiratorio y renal.
Las autoridades locales no han podido todavía neutralizar los altos niveles de cadmio, pese a verter casi tres mil toneladas de aluminio clorídico, un componente que neutraliza la toxicidad de los metales altamente contaminantes, explicó el diario.
Los últimos 30 años de desarrollo económico en China se han saldado con una degradación acelerada del medio ambiente, sobre todo agua y aire, y han convertido al país en el primer emisor mundial de CO2.
Según las cifras oficiales, unos 200 millones de chinos no tendrían acceso a agua potable a causa de la contaminación masiva de lagos y ríos, provocada sobre todo por los vertidos tóxicos de las empresas mineras, textiles y petroquímicas.