Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Brote con metanol mata a 8 personas en Perú

6 marzo, 2010
Aumentan a ocho los muertos por tomar alcohol industrial. larazon-com.pe. 04/03/10. Dos más están en coma al libar el licor en velorio de uno de los intoxicados fallecidos. Ocho personas murieron en el distrito de Carmen de la Legua – Reynoso, luego de ingerir bebidas preparadas a base de alcohol industrial en diversas cantinas de este distrito chalaco y otros dos hombres se encuentra en estado de coma luego de haber consumido licor mezclado con metanol. Los fallecidos fueron identificados como Sebastián López Lévano, Víctor Eusebio Ponce Meza, Luis Antonio Huarancca Huamán, Julio Salazar Rojas, Hernando Huamán Briceño y Eduardo Ramírez. Aún no se determina en qué locales del distrito chalaco fue que les vendieron la mortal bebida. En tanto, Carlos Sampén Alvarado se debate entre la vida y la muerte en un hospital del Callao. Este compró el licor en la cantina ‘La Cusqueña’, en la avenida Manco Cápac, y lo bebió en el velorio de uno de los fallecidos por el consumo de este mortal licor. Enseguida la Policía clausuró el local y la esposa del dueño se hizo la desentendida cuando se le cuestionó por vender ese tipo de productos. Al respecto, la directora ejecutiva del Hospital San José, Jenie Dextre Ubaldo, confirmó que el producto que consumieron los fallecidos era alcohol metílico, que se usa para trabajos industriales y no es apto para el consumo humano.[ Ver ]
Brote con metanol mata a 8 personas en Perú
Cementerio
(Sertox)
Comentario sobre la noticia en Reporte Epidemiológico de Córdoba Nº412, 09/03/10: No solamente el mal vendedor es el responsable. También lo es el consumidor irresponsable. En las áreas marginales de muchas ciudades del denominado “Tercer Mundo” se venden preparados (“tragos preparados”) elaborados en base a alcohol no apto para  consumo humano, los cuales son de costo muy reducido en comparación con los productos expendidos en licorerías y/o en establecimientos especializados. Estas cantinas o lugares de expendio por lo general carecen de licencia; y son el lugar de elección para que las personas de bajo recursos puedan consumir bebidas alcohólicas. A ello, agregarle la desidia de las autoridades en fiscalizar o poner en regla a estos lugares; y se tienen los ingredientes completos de esta trágica preparación que ya ha costado la vida a ocho personas. Entonces, tenemos un problema en el cual la responsabilidad es compartida. Es hora, por tanto, que las autoridades ejerzan su rol con seriedad; y que se hagan campañas educativas a los consumidores de bebidas alcohólicas, advirtiéndoles del riesgo que corren al comprar productos de dudosa procedencia.

Otra noticia relacionada: Consumir alcohol industrial es como beber lejía, advierte EsSalud