Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

Bebés resfriados: el mejor remedio es…no darles remedios

28 noviembre, 2014
La FDA aconseja evitar los medicamentos para el resfriado en los bebés.Por Robert Preidt. nlm.nih.gov. 27/11/14. Los fármacos conllevan riesgos graves, y la mayoría de bebés y niños pequeños se recuperan con descanso y una atención adicional. La mayoría de bebés y niños pequeños no necesitan medicamentos si tienen un resfriado, afirma la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Los medicamentos para el resfriado y la tos de venta libre no se deben administrar a los niños menores de dos años de edad porque podrían provocar efectos secundarios graves y potencialmente letales, advirtió la agencia.
Bebés resfriados: el mejor remedio es...no darles remedios
Paseando al bebé…
(Sertox)
Imagen de noticias HealthDayLos adultos estadounidenses sufren, en promedio, de unos tres resfriados al año, pero los niños los contraen con mayor frecuencia. Cuando los niños contraen un resfriado, quizá los padres deseen darles analgésicos, descongestionantes y otros fármacos, pero con frecuencia el mejor método es el descanso y la atención, señaló la FDA en un comunicado de prensa.
"Un resfriado es autolimitado, y los pacientes mejorarán solos en una semana o dos sin la necesidad de medicamentos. Los fármacos de venta libre pueden aliviar los síntomas de los niños más grandes, pero no cambian el progreso natural del resfriado ni hacen que desaparezca antes", comentó en el comunicado de prensa la Dra. Amy Taylor, funcionaria médica de la División de Salud Pediátrica y Materna de la FDA.
Los antibióticos son inútiles porque tratan las infecciones bacterianas, y lo usual es que los resfriados sean causados por virus.
La tos es un síntoma normal de un resfriado, y en realidad provee ciertos beneficios, anotó Taylor.
"La tos ayuda al cuerpo a eliminar el moco de las vías respiratorias y protege a los pulmones, de forma que no es deseable suprimir la tos del todo", señaló.
Los tratamientos no farmacológicos para aliviar la tos en los niños con resfriado incluyen proveerles bastantes líquidos, sobre todo bebidas calientes para aliviar la garganta.
Aunque la mayoría de los niños con resfriados no necesitan consultar al médico, Taylor aconsejó que los padres deben llamar al médico si observan cualquiera de estos síntomas:
Una fiebre en un bebé de dos meses o menos de edad, o una fiebre de 102 ºF (38.8 ºC) o más a cualquier edad.Señales de problemas para respirar, como un ensanchamiento de las fosas nasales con cada inspiración, respiración sibilante, respiración acelerada o que las costillas sobresalgan en cada respiración.Labios azulados, dolor de oído, no comer o beber, señales de deshidratación.Irritación o somnolencia excesivas, una tos que dure más de tres semanas, o que la afección empeore."Tiene que conocer a su hijo", dijo Taylor. "En los bebés pequeños, la fiebre es un problema importante, y se necesita consejo médico. Si le preocupan los síntomas de su hijo, a cualquier edad, llame al pediatra y pídale consejo".

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTE: U.S. Food and Drug Administration, news release, Nov. 17, 2014
____________________________________________________________________________________________________
Leer relacionado: ¿Está resfriado su bebé o niño pequeño? La mayoría no necesita medicinasfda.gov. 17/11/14.young girl in bed with cold and tissues (350x350)¿Qué pueden hacer los padres cuando sus bebés y sus niños pequeños tienen un resfriado o catarro? Todo depende de la edad del niño.Aunque la mayoría de los resfriados no presentan complicaciones serias en los niños, sí pueden preocupar bastante a quienes los cuidan y están entre los motivos principales para ir al médico. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no recomienda las medicinas de venta sin receta (OTC, por sus siglas en inglés) para tratar el resfriado y la tos en niños menores de 2 años. En los bebés y los niños menores de 2 años, estas medicinas pueden tener efectos graves y potencialmente mortales.
Así que, ¿qué debe hacer un padre preocupado? Éstos son algunos consejos de la FDA sobre cómo tratar el resfriado de su hijo de una manera segura.
Cómo aliviar los síntomas del resfriado
No hay una cura para el resfriado común, una infección viral no puede tratarse con antibióticos, reconoce la Dra. Amy M. Taylor, M.D., M.H.S., pediatra de la FDA.“Un resfriado es autolimitado y los pacientes mejorarán por sí solos en una o dos semanas, sin necesidad de tomar medicamentos. En los niños mayores, algunos medicamentos de venta sin receta pueden ayudar a aliviar los síntomas, pero no alterarán el curso natural del resfriado ni harán que desaparezca más rápido”, advierte la Dra. Taylor, una autoridad de la División de Salud Pediátrica y Maternal de la FDA.
La tos es un síntoma normal del resfriado y no siempre es mala. “La tos ayuda al cuerpo a eliminar las mucosidades de las vías respiratorias y a proteger los pulmones; así que uno no quiere suprimir todos los tosidos”, aclara la Dra. Taylor.
Los tratamientos no farmacológicos para la tos incluyen beber muchos líquidos, especialmente bebidas calientes para confortar la garganta.

Cuándo hay que llamar al médico
No todos los soplidos de la nariz o la tos ameritan una visita al consultorio del médico. En caso de duda, los padres deben llamar a su prestador de servicios de salud. “Llame a su pediatra a la primera señal de enfermedad siempre que un bebé de 3 meses de edad o menos se enferme”, recomienda la Dra. Taylor.Llame al médico si observa cualquiera de estos síntomas en cualquier niño:
  • Fiebre en un bebé de 2 meses de edad o menos
  • Una fiebre de 102o F (38.9 o C) o más a cualquier edad.
  • Señales de respiración dificultosa, incluyendo un ensanchamiento de las fosas nasales con cada respiración; respiración sibilante o acelerada; costillas marcadas con cada respiración.
  • Labios azules.
  • No quiere comer o beber, con señales de deshidratación.
  • Dolor de oído.
  • Irritabilidad o somnolencia excesivas.
  • Si la tos dura más de tres semanas.
  • Si la condición del niño empeora.
Estos síntomas pueden ser un indicio de que su hijo tiene algo más grave que un resfriado. “Uno tiene que conocer a su hijo”, afirma la Dra. Taylor. “En los niños pequeños, la fiebre es un motivo de preocupación importante y debe consultarse a un médico. Si le preocupan los síntomas de su hijo, a cualquier edad, llame a su pediatra para pedirle consejo”.
¿Y qué hay de la fiebre?
La fiebre ayuda al cuerpo a combatir una infección y no siempre necesita tratamiento. Pero si su hijo se siente incómodo a causa de la fiebre u otros síntomas de resfriado, existen alternativas a la medicina para la tos y el resfriado para ayudarlo a sentirse mejor. Entre otras, la Dra. Taylor menciona las siguientes medidas:
  • Utilizar un vaporizador o humidificador de nebulización limpia y fresca en un área pequeña cerca de la cama del niño puede ayudar a humedecer el aire, y a reducir la sequedad de garganta y de los conductos nasales.
  • Para los bebés con la nariz congestionada, use gotas o un aerosol de solución salina o agua con sal para humedecer los conductos nasales y aflojar la mucosidad. Luego limpie la nariz usando una perilla de succión.
  • Puede administrarse acetaminofén o ibuprofeno para reducir la fiebre y el dolor.Asegúrese de usar la dosis correcta. Recientemente, la FDA publicó nuevas recomendaciones de fabricación y etiquetado para los medicamentos con acetaminofén que se usan para el tratamiento del resfriado, la fiebre y el dolor de cabeza en los niños. La guía preliminar aconseja un uso más seguro de estos productos al reducir al mínimo el potencial de sufrir una sobredosis de acetaminofén a causa de errores de medicación o de una ingestión accidental. 

Cómo administrar la dosis correcta
Vemos que los padres a menudo pueden cometer errores con los medicamentos líquidos. Con frecuencia, se les dificulta medir correctamente los medicamentos líquidos porque no entienden lo que es un mililitro o pueden confundirse acerca de la diferencia entre una cucharadita y una cucharada”, explica la Dra. Taylor.¿Cómo pueden los padres asegurarse de estarles dando la dosis correcta a sus hijos? Siguiendo las instrucciones de la “etiqueta de Información farmacológica”. La FDA aconseja a los fabricantes de medicamentos que proporcionen un instrumento de dosificación, tal como una jeringa o un vasito, marcado con las medidas correctas. Úselo —y no una cuchara casera— para medir la medicación.
“Si tiene alguna pregunta o necesita orientación, pregúntele al farmacéutico”, agrega la Dra. Taylor. “Él o ella pueden decirle qué instrumento de dosificación utilizar, qué cantidad de medicamento administrar y con qué frecuencia”.
En los Estados Unidos, los adultos sufren en promedio tres resfriados al año, y los niños los padecen aun con más frecuencia. Los encargados de su cuidado pueden tener la tentación de darles analgésicos, descongestionantes y otros medicamentos para el resfriado a los niños. Pero a menudo lo mejor es combatir esta común enfermedad infantil con reposo y cuidados.
Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.