Logo Sertox

Portal latinoamericano de toxicología

  • Español

AGUAVIVA que mata

15 noviembre, 2007
Fallece un niño de seis años por la picadura letal de una medusa. Terra.Ciencia.es. 13/11/07.Un niño de seis años murió al sufrir una picadura de una especie letal de medusa cuando jugaba en la orilla de una playa del norte de Australia.El pequeño, tras verse envuelto por los tentáculos del animal, salió del agua gritando, cayó al suelo y perdió el conocimiento, y falleció poco después en una clínica cercana.
AGUAVIVA que mata
Una avispa de mar
Las autoridades advirtieron a la población acerca del peligro de la medusa, una especie conocida como la "avispa de mar", capaz de provocar la muerte en menos de una hora si el afectado no recibe atención médica inmediata.

La avispa de mar tiene un cuerpo traslúcido de color azul o verdoso en forma de cubo de unos 20 centímetros por costado.

Su veneno es letal

Se trata de la primera muerte por picadura de medusa en el Estado australiano del Territorio del Norte, donde el registro indica que estos invertebrados se han cobrado en el pasado la vida de hasta 30 personas.

Tras el suceso, el departamento de Sanidad local alertó de que los menores no deben bañarse sin estar acompañados en temporada de medusas, entre octubre y mayo.

La "avispa de mar" (‘chironex fleckeri’) tiene un cuerpo traslúcido de color azul o verdoso en forma de cubo de unos 20 centímetros por costado, y de cada uno de sus cuatro extremos crecen 15 tentáculos que pueden medir hasta tres metros de largo, según el Instituto de Ciencias del Mar de Australia.

Su veneno, considerado de los más letales del reino animal junto al de la cobra real, ha provocado más de 5.000 muertes en Australia y Filipinas en el último siglo y medio, aunque algunos animales son inmunes a la toxina, como las tortugas de mar, que se alimentan de ellas sin sufrir daño alguno.

Leer también: Científicos presentan un estudio sobre las medusas y BBC Mundo: Las medusas asesinas  8(Una invasión de medusas en la única granja de salmones de Irlanda del Norte, Reino Unido, mató a 100.000 peces la semana pasada).